Vaqueros súper slim y baratos plus size

vaqueros súper slim y baratos gorda

Definitivamente, en mi vida de gorda ya ha pasado a la historia el cuento de que con ropa anchita todas nos tenemos que ver mejor. Lo he dicho otras veces: hay combinaciones súper ajustadas con las que me siento estupendamente, ropa ancha con la que también, y otros modelos de ambos estilos que me sientan peor imposible. Lo que sí me ha enamorado en los últimos meses han sido los vaqueros súper slim y baratos plus size. Hasta hace nada, pensaba que mi modelo favorito de pantalones eran los jeans ajustados al muslo y un poco sueltos (incluso levemente acampanados) de la rodilla hacia abajo. Lo malo es que este corte sólo lo encontraba de mi talla cuando estaban de rabiosa actualidad, por lo que igual me pasaba 10 años sin volverlos a ver en las tiendas. Y de pronto, empezaron a proliferar los vaqueros súper slim. Al principio, me daba impresión verlos hasta en las muchachas delgadas: esas apreturas, no podían ser ni cómodas. ¿Cómo podían moverse? ¿Se los metían con calzador? ¿Tenían circulación sanguínea bajo esas prendas? Más allá de que se me marcaran mucho mis propias carnes, es que a ojo no me parecían prácticos. Aunque como no hacía feo… ¡decidí probar! Y ahora no hay lugar en mi armario para otros estilos que no sea este. Bueno, los antiguos con otros cortes los conservo, claro, pero los que entran nuevos, o son vaqueros súper slim y baratos o no se vienen a casa. Os cuento algunos de los modelos que más me han entusiasmado.

vaqueros súper slim y baratos de talla grande kiabi

Kiabi. Fueron los primeros de este estilo que descubrí, a 19 euros comprados on line y sin problemas de talla ni de ningún tipo. Os lo conté entre mis adquisiciones de esta última temporada otoño-invierno, y estuve esperando a las rebajas para poder saquear el almacén on line de Kiabi. Pero ¡oh, sorpresa! Resulta que al ser un producto que sólo está disponible para la venta a través de internet, no tenían ni un céntimo de descuento. Así es que me lié la manta a la cabeza, maldije la espera, porque para eso me los podía haber comprado antes, y me traje a casa otros dos exactamente iguales, pero en color negro y vaquero más oscuro. Sientan genial, no me sobran de largo, se ajustan muy bien y en la cintura tienen un elástico regulable para las que somos panzonas (aunque yo lo llevo al mínimo, todo un honor, oye).

vaqueros súper slim y baratos plus size ms mode

MS Mode. ¡Me chiflan! Tienen precios muy baratos y otros algo más caros, pero estos últimos tienen detalles como perlas incrustadas que los hacen tan bonitos que sólo por eso ya merece la pena pagar la diferencia. ¡Si no tienes niños! Porque me pongo yo una bonisitez de estas para irme con ellos y me lo desgracian de dos manotazos. MS Mode tiene una guía estupenda para elegir tu talla sin posibilidad de cometer errores, y entre vaqueros jeggings y treggings la variedad de pantalones apretados hasta la talla 54 es enorme. Son muy modernos, así es que con ellos podemos olvidarnos por completo de las discriminaciones a las gordas para impedirnos ir a la moda. ¡Gracias por existir!

vaqueros súper slim y baratos de talla grande c&a

C&A. La colección plus size suele ser un poco escasa ¡con lo gigantesca que es la normal! Pero bueno, en caso de mucha necesidad y de poco presupuesto, siempre me dejo caer por la web de C&A porque a veces he encontrado chollos como estos. Eso sí, para mí que el tallaje de los pantalones es algo más pequeño que el de las partes superiores, porque no puedo bajar de la 50 mientras que en tops y demás puedo llevar una 48 perfectamente. Algunos, como el primero, son súper básicos, pero por 18 euros ¡poco más podemos pedirles! Otros que llegan a los 40 también tienen adornos como este de flores bordadas. Lo mejor es que C&A apuesta por el algodón y el algodón orgánico y por 25 euros podemos encontrar vaqueros súper slim baratos y plus size además de con buena calidad y respetuosos con la piel.

vaqueros súper slim y baratos plus size forever21

Forever21. Una mijita macarras para mi gusto pero ¡que no se diga que no tenemos variedad para estos curvy cuerpos! Desde poco menos de 20 euros y un máximo de 36, en Forever21 podemos ir todo lo apretadas y al aire que queramos, porque tienen una afición por los vaqueros rotos, fuera de lo normal. Pero muy rotos, que no sé yo si esto sirve de abrigo para invierno o sólo tienen una finalidad en primavera y verano. La verdad es que son ultra modernos, muy transgresores, y creo que de utilidad para las curvies más jóvenes y a la última. Como madre, a mí es que esto de comprar cosas que ya parecen haber sido usadas demasiado no me va (me hago mayor, claro), pero a quien le guste, ya veréis que hay variedad, si bien a partir de la talla 50 (la 18 americana que ponen en Forever21) el catálogo empieza a escasear.

¿Vosotras habéis encontrado los vaqueros que más os gustan? Es que prácticamente no tengo otro tipo de pantalones en el armario.

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.