De uñas falsas y lacas de secado rápido

uñas falsas baratas

Mi manicura desde que soy una mamá curvy se ha simplificado muchísimo. Antes tampoco es que fuera una experta en estos temas, pero tenía más variedad de lacas de uñas, de muchas marcas (algunas bastante caras) y no me importaba lo más mínimo tener que pasarme 3 horas como una inútil sin poder tocar nada a la espera de que el pintauñas se secase y no me quedasen marcas al empezar a rozar objetos. Pero esta afición por la manicura de vida relajada pasó a la historia después del parto. Mañana, me voy a ir a vivir la vida loca, sin niña, sin insecto palo y sin nadie, a Madrid, al Bloggers Day 16 de Madresfera. Y entre otras cositas que ando preparando voy a dedicarme un ratito a las manos en plan low cost y con uñas falsas. ¡Ole y ole! Soy todo glamour y no tengo intimidad ninguna. La primera vez que me arreglé las manos de esta forma fue con unas uñas de porcelana para la fiesta de graduación de la universidad. Yo quería algo discreto pero acabado con manicura francesa y que disimulase las uñas estropeadas y estriadas que tengo de forma natural (a causa de un tipo extraño de psoriasis que sólo me afecta en esta zona del cuerpo y no en la piel). La experta en uñas no entendía por discreto lo mismo que yo, y allí me sobresalía porcelana por todos lados, hasta el punto de que cambiar de marcha en el coche me resultaba una odisea. Hice una inversión de 60 euros que me duró casi un mes completo, y eso que por entonces trabajaba en verano como cajera y reponedora en un supermercado y les daba golpes y un trote tremendo. Así es que puedo confirmar que las uñas de porcelana son muy, pero que muy resistentes. Aunque la inversión inicial es grande, luego hay que hacerles mantenimiento, total, que cuando se fueron cayendo de una en una me olvidé de ellas.

uñas falsas uñas postizas fing'rs

El siguiente episodio con uñas falsa en mi vida fue el día de mi boda. Hace 5 años, la porcelana tenía una dura competencia con las uñas de gel, que de precio venían a ser más o menos igual. Pero estando de paseo en una perfumería descubrí este kit de uñas Finger’s, y por 11 euros, me llevé el pack de 24 a casa, y me entretuve en recortarlas y ponérmelas el día antes de la boda. No confiaba mucho en los resultados: ese pegamento sencillo, ser yo la que hiciera de esteticista y tener que recortarlas porque me parecían muy largas para parecer una novia formal, me hicieron ir al altar con el temor en el cuerpo. Pero oye ¡una semana completa me duraron sin empezar a caerse! Al viaje de novios me fui con uñas de repuesto y el pegamento en el neceser, pero para una ocasión puntual me pareció el invento del siglo. No sé cómo serán otras marcas, pero Finger’s tiene cantidad de modelos, tonos, decoraciones, etc. para uñas y el aspecto es muy natural, si quieres, y muy atrevido, si eres más osada. Y esta técnica de uñas falsas es la que voy a repetir mañana mismo Vamos, que esta tarde empiezo a colocármelas y alguna que otra fotito me haré. Y si tenéis la oportunidad ¡compradlas por internet! Porque a mí en la perfumería me ha costado 13,90 eurs el pack de 24 uñas y el mismo kit de 100 uñas Smart Girl de Fing’rs en Amazon cuesta sólo 1 euro más! Esto me pasa por no ser previsora.

lacas de secado rápido astor

Pero lo normal es que me haga una manicura exprés gracias a las lacas de uñas de secado rápido. Esas que prometen resultados ideales en 45 segundos o en 1 minuto como máximo. Oye ¡y lo cumplen! La primera vez que las probé fue justo en el hospital, porque para el parto recomiendan ir con las uñas sin pintar y yo a eso no estoy acostumbrada, así es que a la mañana siguiente estrené una laca de uñas en un tono rosa muy discreto de Astor y ¡sorpresa! En 45 segundos estaba sequísima de verdad! Dependiendo del tono elegido con dos capas siempre queda mejor que con una, pero en cualquier caso, con ese tiempo de espera hasta las mamás curvy que no disponemos de segundos extras por el ajetreo diario con los niños, podremos aspirar a tener unas manos arregladas y vistosas.

top coat poshé

Hace unos meses y después de la apertura de este blog, María de Mivi Nail Art, me descubrió que no es necesario utilizar siempre lacas de secado rápido ya que existe una cosa maravillosa que se llama top coat (ella me recomendó el Posché) que es una especie pintauñas transparente que se aplica un minuto después de haber puesto cualquier esmalte de uñas y él solito obra el milagro. Te lo deja seco y fijado al instante. ¿Cómo he podido vivir yo tantos años sin conocer esto? El top coat Poshé en Amazon cuesta unos 8 euros.

Vosotras ¿le dais importancia al aspecto de las manos o lo pasáis por alto? ¿Qué pensáis de las uñas falsas y del resto de apaños de embellecimiento rápido?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

4 comentarios:

  1. Ais el poshe, bendito poshe!! Jajaja
    Te recomiendo que pruebes los esmaltes de Deborah Milano, Essie, China Glaze u OPI, su tiempo de secado es tremendo, te lo aseguro! Son más caros, pero merecen la pena.
    De uñas postizas no soy, de niña me compré alguna por monear, pero ya está. Tengo unas uñas hermosas de tamaño incluso si las corto a ras jeje.

    • ¡Aghhh! No conozco ninguna de esas marcas. Pero me las apunto todas que siempre das muy buenos consejos. Pues si te cuento lo que me pasó al final: me esperé al ultimo momento para ponerme las uñas y el pegamento estaba seco del todo. No salía más que una mísera gotita reseca por mucho que apretase. A la tercera uña me vi incapaz de seguir y a las 12 de la noche (me tenía que levantar a las 4 de la mañana) tuve que recurrir a pintarme de rojo mis uñas normales. ¡Qué desastre!

  2. Yo…. yo ya sabes, ¿verdad? Soy de las que se lo pasa por alto. Llevo sin pintarme las uñas…. algo así como eones, la verdad. Creo que lo hice unas 10 veces en mi adolescencia y por jugar. Alguna vez con mi prima, un día de aburrimiento en la clínica veterinaria con la ATV (que me veía demasiado zarrapastrosil aunque creo que ya empieza a entender que mi estilo es único e inimitable :p).

    Un abrazo 🙂

    • ¡Jaja! Hasta mi niña ha levado ya una uña pintada, porque cuando me vea a mí con el “pintar, pintar de mamá” como lo llama ella, quiere probar. Lo mío es una cuestión estética de verdad, porque en su estado natural mis uñas son muy poco vistosas. Puedo desentenderme de otros cuidados, pero mis cremas y mis uñas son de atención obligada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.