Trucos de moda para mujeres de tallas grandes

Trucos de moda para mujeres de tallas grandes

Mi personal shopper siempre ha tratado de orientarme acerca de los estilismos y cortes que resultan más favorecedores para mi curvy cuerpo, escotes, estampados, colores, complementos… Claro que una gorda puede vestirse de la cabeza a los pies como le dé la gana, con un saco cerrado o con un bikini minúsculo, que en estando ella satisfecha con su aspecto, el resto del universo ya no tiene nada más que opinar. Pero como muchacha entrada en carnes reconozco que yo no me veo igual de bien con toda la ropa. No sólo porque con algunas prendas me da la sensación de que peso 20 kilos menos (y sin exagerar ¡eh! Que hay cada corte que disimula una barbaridad) y con otras 20 kilos más, sino porque más allá del tamaño que parezca o no que tengo, hay colores que me hacen parecer medio moribunda, complementos difíciles de lucir y zapatos imposibles de calzar. No es que sea nada experta en el tema, pero en mis años de gorda de pro, me han quedado claros estos 10 trucos de moda para mujeres de tallas grandes.

1. Sí al escote en V. Si sois curvy y con mucho pecho, yo opto por no esconderlo todo y sacar a relucir el canalillo. El escote en V creo que mola mucho, es sexy, puedes insinuar o directamente enseñar, vamos, que todo son ventajas con él. Además de que hace que la ropa parezca más moderna y desenfadada.

2. No al escote redondo. Da igual el frío que haga y lo puritanas que seáis, Si hay mucho pecho escondido debajo de este tipo de escote vais a parecer unas monjitas. Además de que personalmente, me hace la zona del pecho visualmente más ancha, como si tuviera aún más peso del que tengo de forma natural en esa zona.

3. Tacones. Los tacones estilizan. Cuanto más altos, más lo hacen y también más dura será la caída. Yo no soporto andar con tacones finos y estilosos, y me da igual si la pierna se me ve más o menos recorteja y gorda. Donde se pongan unas bailarinas o un tacón algo ancho y cómodo que se quite lo demás. Por muy estilizada que te deje el tacón la pierna, si vas andando como una gallina clueca, balanceando tu sobrepeso al borde de la caída sobre cualquier par de zapatos, la cosa no va a quedar con glamour. La comodidad lo hace todo bonito siempre.

4. Corte imperio. Es un enorme dilema ponerte un vestido o una camiseta con corte imperio cuando estás gorda. Generalmente te verás estupenda: pecho ajustado y resto de tela en caída libre, sin pegarse al cuerpo, sin marcar michelines, pero ¡todo el mundo creerá que estás embarazada! Lo sé porque lo he vivido en primera persona. Aún así, me gusta usarlo con moderación. Si el hecho de que te confundan con una embarazada eterna te supone un trauma grave, huye del corte imperio.

5. Ajustado pero con un límite. Aunque tradicionalmente a las gordas se nos haya vestido con prendas holgadas, yo me veo mejor con ropa algo ajustada y no tan bailona, ni oversize. Pero con un límite. Una cosa es llevar algo de tu talla con un corte ajustado y que marque algo la forma de tu cuerpo, y otra ir de lycra de la cabeza a los pies sin espacio para que fluya ni el aire. A la que le guste ¡libre es de lucirse! Pero personalmente creo que queda más mono un término intermedio entre las apreturas y el exceso de tela.

6. La minifalda. Yo no me veo con minifalda, y menos desde que soy madre y tengo que salir corriendo detrás de la niña, agachándome a recogerla del suelo y a recolectar todo lo que tira. Pero antes, que tampoco tenía estas complicaciones de madre, me seguía sin gustar. No por enseñar más o menos carne en las piernas, sino por esa falta de comodidad y el verme impedida para tener libertad de movimientos. La falda corta estiliza y alarga la pierna, y ser curvy no implica tener unas piernas feas que haya que tapar, así es que cada una que tome una decisión libremente.

7. Los pantalones stretch. ¡Son el mejor invento que he conocido en mucho tiempo! Los pantalones holgados no noto que me hagan mejor figura y sin embargo, estos tan apretaditos, elásticos y cómodos me encanta el resultado que dan. Puedes ser curvy y verte súper a la moda como cualquier otra mujer de tu edad ¡y más joven! No hace tantos años, este tipo de modelos sólo los había en tallas muy pequeñas, pero ahora los fabricantes de tallas grandes se han subido al carro de las prendas stretch y nosotras estamos de enhorabuena.

8. Los vaqueros lavados. El color de la ropa influye, y mucho, en el tamaño que se percibe de tu cuerpo. El negro estiliza, pero a mí me da depresión y no puedo salir a la calle vestida en tonos tan oscuros de la cabeza a los pies. Por otro lado, los vaqueros parecen ser una prenda favorecedora para casi todos lo cuerpos, pero cuando se ponen de moda los lavados a la piedra que empieza a ser de un azul claro, casi blanco, notarás que un mismo modelo en un tono azul más oscuro te queda más vistoso y te hace mejor tipo que estos claros. De todas formas ¿quién no tiene más de un pantalón vaquero en el armario? Si ya te has cansado de los jeans tradicionales, puedes arriesgarte con estos y buscar nuevas combinaciones.

9. Los acampanados. ¡Me encantan! Sobre todo en vaqueros, pero es cierto que si no eres muy alta, y además curvy, entre los trucos de moda para mujeres de talla grande deberás huir de los pantalones de campana. Te van a hacer parecer paticorta y más ancha.

10. Las mangas. Como habitualmente se nos quieren tapar las carnes, todo el mundo te recomienda que tus vestidos y camisetas tengan u poco de manguita para tapar la chicha de la parte superior del brazo. Pues no me gusta. Yo soy de manga larga y ¾ en invierno y de tirantes, sisas, prendas sin mangas y hasta escotes palabra de honor en verano. Todo lo que tiene una mini manguita me da la sensación de que me hace parecer una señora mayor.

No son trucos de moda para mujeres de tallas grandes pensados por una especialista, sino basados en lo que creo que me sienta mejor según mis kilos, mi altura y la constitución de este curvy cuerpo, que no es el mismo del resto de mujeres plus size. ¿Qué consejos suelen funcionaros a vosotras? ¿Huís de alguna prenda y amáis otras?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

2 comentarios:

  1. Hola!!!!! Pues yo qu ocasionalemte veo un programa a la hora de comer que cambia a la gente me he apuntado un truco para todos los cuerpos; Compensar.
    Ellos lo explican mejor. Por ejemplo;
    Eres muy ancha de cintura para abajo pero de arriba eres delgada pues a compensar, pantalones ajustados sin pasarse para estilizar la pierna y de arriba una americana que dé estructura y si es necesario con hombreras pero no de las de los 90, hombreras que se noten poco. Y un cinturón o un buen escote para resaltar lo bonito que se tenga.
    Que tienes la pierna ancha por arriba y el tobillo fino, pues un botín que iguale un poco la parte de arriba con la de abajo.
    Que eres ancha de arriba y estrecha de abajo pues al revés, escote en pico, camiseta o blusa ajustada sin pasarse y pantalón un pelín más ancho, pero un pelín no ir de raperas.
    Creo que es un buen truco, mirar como somos y compensar.
    Y los colores, uffff, algunos a mí me hacen parecer un cadáver y he desistido.
    Me gustan tus trucos, creo que son acertados y no solo para curvys, un escote en pico viene muy bien para delgaditas con mucho pecho para no ir desproporcionadas.

    • ¡Me encanta todo lo de la compensación Gema! Y has puesto cantidad de ejemplos para muchos tipos de cuerpo. Mi madre siempre dice que nostras estamos gordas pero compensadas. Vamos, que no tenemos partes desproporcionadas y todo es gordura de arriba a abajo, lo cual nunca pensé que fuera bueno, pero ya ves que si tienes poca proporción entre unas partes y otras es más difícil vestir y verse mona. En el fondo, dicen que esto de las proporciones ya viene de antiguo, y que todos vemos bellas más o menos las mismas formas y tamaños (lo de los colores parece distinto, porque desde luego hay para variedad de gustos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.