Me siento engañada por la publicidad de bragas

Más claro no lo puedo decir. Os hablé hace poco de que con este curvy cuerpo, el tetamen no hay sujetadores que lo quieran tan bien como los de buenas marcas. En cuanto a las bragas, se supone que el dilema debería ser menor, sobre todo si sólo aspiramos a lucir una prenda de ropa interior básica, que aísle del contacto directo con la ropa, que proteja del sudor y las humedades y que más o menos podamos vernos con ellas puestas sin entrar en depresión profunda. Porque de verdad, las bragas de talla grande son un horror digo de …

¡Sigue leyendo!

Mi experiencia curvy con la cosmética facial de Bella Aurora

Hace unos meses, desde Bella Aurora me invitaron a ir con la niña a la presentación en primicia de su campaña Herencia Bella Aurora, con la que pretendían aunar el pasado y su tradición en la elaboración de cosméticos, con la modernidad y los nuevos avances que han logrado para sus productos. En mi caso, la marca ha pasado de ser una mera conocida de oídas a convertirme en toda una experta en varios de sus productos. ¡Ole yo! Con lo que me gustan las cremitas y lo constante que soy en mis tratamientos faciales de día y de noche …

¡Sigue leyendo!

Una curvy y su aliado ¡el invierno!

Este ya me parece un pensamiento de gente antigua, pero hasta no hace mucho eso de que una curvy fuese macando michelín con prendas ajustadas ¡o peor! Con un crop top de esos que te dejan el ombligo al aire era casi motivo de delito y detención. Ahora parece que la gente tiene una mayor amplitud de miras, pero aún así, creo que muchas gordas están deseando que llegue el invierno para tapar las carnes y otros viandantes también, para no tener que verlas. Sin embargo, después de mi ruta de tienda en tienda en las rebajas de invierno, me …

¡Sigue leyendo!

¡Horror! Tener sexo disimulando los michelines

Supongo que soy la típica gorda graciosa que decidió centrarse en sus estudios y dejar de lado la vida sentimental, por falta de tiempo y creía que también de oportunidades. Sin ser una bomba sexual (que no quiero desvirtuar la realidad) siempre pensé que debido a mi cuerpo situado muy al margen de los cánones de belleza juveniles, debería conformarme con el primero que me propusiera algo medio en serio (y medio decente), sin creer nunca que tendría la posibilidad de elegir nada. Vamos, que el sexo me parecía algo exclusivo de los guapos y de los delgados (feos o …

¡Sigue leyendo!

Propósitos curvy de año nuevo

¿Quién no conoce esos maravillosos reportajes que el día 1 de enero aparecen en todos los telediarios, en los que se entrevista a los españoles de todas las edades para averiguar cuáles son sus propósitos para el año nuevo que recién comienza? Pues este año voy a ser yo la adelantada a mi época y voy a enumerar algunas ideas que igual nos pueden ser útiles a todas como propósitos curvy de año nuevo. Lo mismo es una locura comprometerme a hacer ciertos cambios antes de que hayan pasado los excesos de estas fiestas, pero como quedan pocos días para …

¡Sigue leyendo!

Querida gorda: no tenemos tallas para ti

Mis kilos de más me han importado en muy pocas ocasiones. No soy de sentirme indignada, humillada, ni afectada por tener un curvy cuerpo fuera de lo que se considera normal. Pero reconozco que sí me he encabronado como una mona en alguna que otra ocasión en la que acudiendo a tiendas de ropa para gente estándar con la intención de comprar un regalo para otras personas, las dependientas ya han dado por hecho que yo era un tonel con patas y sin criterio que estaba intentando embutirme a presión en sus modelitos a la última, claramente dieñados para mujeres …

¡Sigue leyendo!

Los excesos navideños cuando eres curvy

En algunos fragmentos de este post, dará la sensación de que me lo han patrocinado los turrones Suchard, pero no soy nadie en el universo y todas las tabletas que engulle este curvy cuerpo las he pagado religiosamente. El caso es que desde hace unos años vivo a la expectativa de ver coincidir las rebajas de verano con la llegada de los dulces navideños a mi supermercado habitual. Yo no sé qué pasa, porque teniendo los años la misma duración que han tenido siempre, con sus 365 días de 24 horas, divididos en 4 cómodas estaciones, la Navidad es un …

¡Sigue leyendo!

La mejor personal shopper de una curvy ¡tu madre!

Me vais a perdonar pero esto de que la gente de a pie tenga personal shopper aún no me encaja en mi modo de vida. Yo agradezco mucho que alguien estiloso y con maña para conjuntar trapitos y complementos me aconseje en ese fondo de armario inexistente que tengo. Y gustosa pagaría por sus servicios si tuviese una profesión en la que mostrarme en público y cuidar mi imagen personal fuesen indispensables para mantenerme en la brecha. Pero a día de hoy sólo soy una mamá curvy que trata de recuperar el gusto por la moda, la cosmética y todos …

¡Sigue leyendo!

¿Barriga gorda o de embarazada? El sinvivir de una curvy

Mi personal shopper se ha pasado media vida mía insinuando, o más bien afirmando bien a las claras, que con este curvy cuerpo el día en que me quedase embarazada nadie notaría nada por lo menos hasta el sexto mes de preñez. Oye ¡y qué ojo tuvo! Más de medio embarazo lo pase con mi ropa de siempre, sin necesidad de modelitos premamá y sin que se intuyera la criatura enorme que estaba gestando. En lo del ahorro de ropa esta situación tan pasmosa no me desagradaba, pero como buena primeriza ¡yo quería lucir preñicuerpo por doquier! Y claro, viví …

¡Sigue leyendo!

Soy curvy y no me dan vergüenza los masajes

Como curvy, reconozco que hay veces (casi todos los días unas cuantas) en las que me encantaría vivir en plan marquesa, sin dar un palo al agua y ocupándome solo del cuidado y la contemplación de mi cuerpo. Pero como no está la economía nacional para florituras, y a la larga lo mucho cansa, incluso cuando de cosas tan buenas como los masajes se trata, seguiremos con la rutina de humano de a pie, normal y corriente. Soy muy aficionada a los masajes. Pero mucho, mucho. El primero me lo regaló el insecto palo cuando éramos novios y desde entonces …

¡Sigue leyendo!