Gorda y rellena de calorías vacías

Seamos sinceras con nosotras mismas, porque el sobrepeso y la obesidad vienen determinados algunas veces por otros trastornos de salud más difíciles de controlar, pero ¿cuántas de nosotras estamos gordas por comer mucho, o mal, o por movernos poco? Yo, la primera. A raíz de mi participación, de lo más sorprendente, por cierto, dado lo mal que me manejo con las recetas, en el nuevo blog Cocina para tod@s, casi que estoy haciendo un curso acelerado de la cantidad de alimentos que no nos aportan nutrientes beneficiosos para nuestro organismo y sin embargo están cargados de las llamadas calorías vacías. …

¡Sigue leyendo!

Curvy en forma sin salir de casa

Todo el mundo puede elegir si quiere ser una gorda chochona o una gorda atlética. Parece una contradicción, pero yo he visto a gente muy pasada de peso, con una flexibilidad, una energía y un trote diario que te hacen comprender que los kilos de más no siempre están ahí por ser una persona sedentaria que vegeta en un sofá. Precisamente, este no es mi caso. Yo paso mucho tiempo sentada y mi actividad física es como de señora mayor, dando paseos a ritmo muy rápido y para de contar. Atrás quedaron mis tiempos de mozuela adicta al aquagym, y …

¡Sigue leyendo!

Los excesos navideños cuando eres curvy

En algunos fragmentos de este post, dará la sensación de que me lo han patrocinado los turrones Suchard, pero no soy nadie en el universo y todas las tabletas que engulle este curvy cuerpo las he pagado religiosamente. El caso es que desde hace unos años vivo a la expectativa de ver coincidir las rebajas de verano con la llegada de los dulces navideños a mi supermercado habitual. Yo no sé qué pasa, porque teniendo los años la misma duración que han tenido siempre, con sus 365 días de 24 horas, divididos en 4 cómodas estaciones, la Navidad es un …

¡Sigue leyendo!

Curvy por genética familiar ¿excusa o realidad?

Llevo unas semanas hablando de nutrición infantil en mi otro blog a raíz de un blogtrip organizado por la marca de leche Puleva al que he acudido por segundo año consecutivo. Son encuentros de lo más interesantes, porque nos ponen en contacto de forma directa con pediatras y expertos en nutrición infantil y general, a quienes podemos avasallar con preguntas acerca de cualquier preocupación que nos cruce por la mente en relación a nuestros hijos y sus hábitos alimenticios. Pero más allá de esta valiosa información para la crianza de los niños, reconozco que a título personal de curvy adulta …

¡Sigue leyendo!

Curvy y el amor/odio a la braga faja

Creo que el compuesto braga faja son dos palabras que ninguna curvy quiere escuchar. Y más repelús dan cuanto más joven es una. Siendo yo una adolescente de 14 años, curvy pero aún dentro de un peso sano y normal, recuerdo una pelea con una compañera de colegio, aún más curvy que yo pero menos proporcionada de hechuras, que me acusó de usar braga faja delante de un grupo de compañeros de clase. Sí, por lo visto en esas edades el uso de la braga faja puede ser considerado una terrible humillación si alguien te descubre. Lo curioso es que …

¡Sigue leyendo!

Soy curvy y adelgacé durante mi embarazo

En mi blog de maternidad, Planeando ser padres, lo tengo todo bien documentado, porque semana a semana iba redactando los cambios que experimentaba mi cuerpo a causa de esta preñez primeriza. Tanto éxito tuvieron estas lecturas sobre mis síntomas del embarazo, que acabé por recopilar los escritos en un ebook. Una de las cosas que más me sorprendió es que a pesar de la obesidad con la que partía, yo adelgacé durante mi embarazo. Y no poco. 11 kilos, para ser exactos. Uno de mis miedos era ponerme como un tonel a causa de la maternidad y convertirme en un …

¡Sigue leyendo!

5 diferencias entre una curvy y una gorda

He de reconocer que hasta hace pocas semanas yo no me definía como una mamá curvy sino como una vaca-burra, una gorda, rellenita, rechoncha, de metabolismo muy aprovechado, de hueso ancho, etc. Vamos, que ya sabemos todas la cantidad de eufemismos que se nos pueden ocurrir para hablar de nuestro sobrepeso u obesidad sin hacer demasiada sangre con el tema (sólo la justita). Tras mi día de iluminación y revelación al ir a mis primeras rebajas bien aprovechadas desde que soy madre, el apelativo curvy llegó a mi vida para instalarse definitivamente. Por mí misma, ya suelo inventar muchas palabras …

¡Sigue leyendo!