Curvy y en forma con apps de deporte gratuitas

Además de curvy soy muy fan de la tecnología pero reconozco que siempre llega tarde a mi vida. Vamos, que no me dejo el sueldo por mucho que se me antoje el teléfono de moda o el aparatito robot que me vaya a solucionar la vida definitivamente. No tengo el último grito ni respecto a la moda que hay que vestir ni respecto a nada en general. Por eso, las apps de ejercicio gratuitas y para contar calorías llegaron a mi vida relativamente tarde, igual que mi primer smartphone, que se materializó como mi primer regalo del día de la …

¡Sigue leyendo!

Curvy por genética familiar ¿excusa o realidad?

Llevo unas semanas hablando de nutrición infantil en mi otro blog a raíz de un blogtrip organizado por la marca de leche Puleva al que he acudido por segundo año consecutivo. Son encuentros de lo más interesantes, porque nos ponen en contacto de forma directa con pediatras y expertos en nutrición infantil y general, a quienes podemos avasallar con preguntas acerca de cualquier preocupación que nos cruce por la mente en relación a nuestros hijos y sus hábitos alimenticios. Pero más allá de esta valiosa información para la crianza de los niños, reconozco que a título personal de curvy adulta …

¡Sigue leyendo!

Soy curvy y adelgacé durante mi embarazo

En mi blog de maternidad, Planeando ser padres, lo tengo todo bien documentado, porque semana a semana iba redactando los cambios que experimentaba mi cuerpo a causa de esta preñez primeriza. Tanto éxito tuvieron estas lecturas sobre mis síntomas del embarazo, que acabé por recopilar los escritos en un ebook. Una de las cosas que más me sorprendió es que a pesar de la obesidad con la que partía, yo adelgacé durante mi embarazo. Y no poco. 11 kilos, para ser exactos. Uno de mis miedos era ponerme como un tonel a causa de la maternidad y convertirme en un …

¡Sigue leyendo!

Curvy en forma con Just Dance y Wii

Lo primero que debo reconocer es que la Wii no es de mi hija, que no tiene ni dos años, sino un antojo del insecto palo y mío, de cuando eramos jóvenes, nos queríamos y acabábamos de emanciparnos. Esta etapa de mi vida curvy se produjo antes que mi iniciación en el aquagym. Como éramos inconscientes pero ahorrativos, la videoconsola se la compramos a una pareja de amigos que se había cansado de ella. Pero vamos, que los videojuegos nunca han sido lo mío y nunca lo serán. No soy curvy por haber estado apoltronada frente a una pantalla toda mi …

¡Sigue leyendo!