Sujetador para running de talla grande ¡con relleno!

Sujetador para running de talla grande

El ser humano es el único animal que tropieza 2 veces en la misma piedra ¡o 3! ¡O más! Después de averiguar que llevaba toda la vida usando una talla incorrecta de sujetador (bien de número pero fatal de copa, de ahí que ningún modelo terminara de quedarme bien ajustado por todos lados), aprender a medirme, saber los centímetros que tengo por todos los contornos posibles y que necesito una copa especial (al menos la E y dependiendo del modelo, la F), me echo a correr por la calle y vuelvo a equivocarme. En mis inicios como madre running, bueno,…

¡Sigue leyendo!

Me siento engañada por la publicidad de bragas

Más claro no lo puedo decir. Os hablé hace poco de que con este curvy cuerpo, el tetamen no hay sujetadores que lo quieran tan bien como los de buenas marcas. En cuanto a las bragas, se supone que el dilema debería ser menor, sobre todo si sólo aspiramos a lucir una prenda de ropa interior básica, que aísle del contacto directo con la ropa, que proteja del sudor y las humedades y que más o menos podamos vernos con ellas puestas sin entrar en depresión profunda. Porque de verdad, las bragas de talla grande son un horror digo de…

¡Sigue leyendo!

Mi vida con los sujetadores de buenas marcas

La verdad es que soy poco delicada para las cosas de marca excepto para algunas cuantas excepciones, como por ejemplo la cocacola, el colacao y los sujetadores, entre otros productos. No sé si a vosotras os pasará lo mismo, pero un sujetador para curvy no lo puede ser cualquiera. Bueno, por probar suerte en esas gangas del mercadillo o de marcas de corsetería low cost, tan rellenitos y acolchados, tan sensuales, con estampados de fantasía y pedrería y todo lo que se te pueda pasar por la mente, no perdemos nada, pero yo he hecho un par de intentos y…

¡Sigue leyendo!