La maternidad ha fulminado mi sentido del ritmo

maternidad ha fulminado mi sentido del ritmo

Nunca he sido una gran bailarina, ni siquiera una bailarina mediocre, pero este curvy cuerpo ponía todo el empeño del mundo en seguir coreografías, memorizar pasos, intentar poner algo de gracia a la hora de danzar. Me han fascinado los juegos como el Just Dance, y por eso, tras convertirme en bimadre, decidí volver al gimnasio con una actividad que me parecía divertidísima e ideal para motivarme: el zumba. Pero tras 4 meses largos de ir a clases ¡sigo siendo la peor del grupo! A ver, no es que me plantase allí el primer día con aspiraciones de bailarina profesional …

¡Sigue leyendo!

Actividades de gimnasio ideales para gordas

Actividades de gimnasio ideales para gordas

Después de contaros las clases dirigidas de mi gimnasio que he descubierto como mortales de necesidad para curvy cuerpos y bajas formas físicas, me he dado cuenta de que he empezado al revés de lo que debería haberlo hecho. Yo sigo feliz con mis clases de zumba o yendo por libre a la bicicleta estática y elíptica, así como con idea de alternar con algo de natación, si no fuera porque la depilación me da una pereza excesiva y estoy esperando a que mejore el tiempo para ir a la piscina exterior, donde acompañada por los niños no nadaré, pero …

¡Sigue leyendo!

El peso máximo que soportan los muebles de casa. ¿Lo sabías?

El peso máximo que soportan los muebles de casa. ¿Lo sabías?

Llevo unos años en los que he pasado de no albergar ninguna duda acerca de que no voy a romper cualquier silla, sillón, sofá, taburete o cama en la que me siente, a ir preguntando si todos estos muebles aguantarán mi peso. Desde que nacieron los niños empecé a ver que los padres se sentaban en mini sillitas infantiles, en esas camas tan rebonitas que se diseñan ahora para cuando dejan la cuna, y empecé a preocuparme seriamente acerca de que este tipo de mobiliario no estuviera adaptado a mi condición. No es un drama: no soy una niña y …

¡Sigue leyendo!

5 meses sin azúcar. Recaídas varias

5 meses sin azúcar recaídas

Debo reconocer que la decisión de intentar llevar una alimentación con alimentos más naturales, con menos procesados huyendo de los azúcares añadidos y ocultos sigue vigente en casa. 5 meses sin azúcar con recaídas varias, pero oye, no quiero perder el espíritu optimista, porque lo estamos intentando en familia, estamos comprometidos todos y los niños son los que menos sufren con el cambio de hábitos. Lo han aceptado con una normalidad pasmosa en comparación con los pensamientos que a mí me abordan a diario. Del bebé no hablo, porque con un año no prueba el azúcar ni añadido ni sin …

¡Sigue leyendo!

Zumba para gordas ¡y para todos!

zumba para gordas

Hace un par de años os contaba que pensaba hacer en casa zumba y cardiobox, con vídeos de YouTube que me parecieron de lo más inspiradores. La niña aún no había empezado a ir al colegio y no soportaba que la tele estuviera encendida para ver a esta gente bailando y no sus dibujos animados. Así es que fracasé en mi empeño, porque estaba con ella 24 horas al día, trabajando desde casa, con mis ratos de ocio con ella y no había forma humana de ponerse a mover el esqueleto ni siquiera de noche. Se acostaba a partir de …

¡Sigue leyendo!

Cuando tu peso te hace desconfiar de la seguridad del mundo que te rodea

peso te hace desconfiar de la seguridad

¡He vuelto! He tenido una mega desconexión este puente durante nuestro viaje familiar a Suiza, pero vengo hartita de comer queso, cositas baratas en restaurantes de comida rápida, aunque con el curvy ánimo por las nueves. El caso es que durante mi estancia fuera, me he dado cuenta de que nunca os he contado la de veces que dudo antes de realizar alguna actividad porque no me fío de que sea segura para este cuerpazo. ¿Os ha pasado alguna vez esto de que tu peso te hace desconfiar de la seguridad del mundo que te rodea? ¿Que nada está hecho …

¡Sigue leyendo!

Tu bebé gordito ¿cuándo es un niño obeso?

Tu bebé gordito ¿cuándo es un niño obeso?

Os conté hace mucho tiempo que la genética es muy variable y que porque nosotras estemos gordas nuestros hijos no tendrán por qué seguir nuestro camino. Con mi hija, de casi 4 años vivo bastante tranquila por el momento: come de todo (a algunas cosas les hace ascos, pero a pocas), siempre ha sido de percentiles enormes en peso y altura pero nunca nos han alarmado respecto a su posible obesidad de adulta en la consulta del pediatra. Es una niña alta, esbelta y no para quieta. Come la cantidad que quiere de lo que le ofrecemos (que intentamos que …

¡Sigue leyendo!

Un mes viviendo sin azúcar añadido (o casi)

un mes viviendo sin azúcar

Antes de terminar el mes de agosto tomamos la decisión en familia y ya hemos sobrepasado un mes viviendo sin azúcar añadido de forma habitual. Yo tenía claro que quería hacer el intento, por lo menos para mejorar mi alimentación sin recortes drásticos, sin dietas restrictivas y con el poco conocimiento que puedo tener para lograr no seguir aumentando de peso de una forma saludable. Tras la vista a mi médico de cabecera, que me ve sana y estupenda, y la lectura del libro de Julio Basulto Mamá come sano, le conté a este hombre que para nosotros el azúcar …

¡Sigue leyendo!

Basulto no odia a las gordas. Mamá come sano

Basulto no odia a las gordas. Mamá come sano

¡He leído un libro! ¡Yujuuuu! La cosa no sería tan meritoria si no fuese porque he pasado de ser una lectora voraz, a una madre de 2 criaturas que apenas consigue leer un par o 3 de novelas al año. Deprimente, lo sé. Como os anunciaba hace unos días, debido a mi desgracia de estar gorda y sana, en la Seguridad Social me han dado de lado y no me van a ayudar en mi propósito de mejorar mis hábitos alimenticios y ser un ejemplo para mis hijos. Así es que por lo implicada que ando en la blogosfera maternal …

¡Sigue leyendo!

Gorda y sana ¿doble desgracia?

gorda y sana

Os contaba hace unos meses que tenía el firme propósito de enmendar mis hábitos alimenticios. Si siempre he comido regular, la ansiedad producida por esta nueva lactancia me está empujando a un abismo cuyo fondo prefiero no conocer. Recién parida, preferí no ponerme más presión que la de ir criando a mi prematuro como buenamente pudiera, pero cuando cumplió los 5 meses, a un paso ya de empezar con la alimentación complementaria, pensé que era un buen momento para visitar a mi médico de cabecera e insinuarle, o decirle abiertamente, que mi peso no puede seguir así. Podría correr el …

¡Sigue leyendo!