El aquagym puede ser genial para una curvy

Ya han pasado dos años desde la última vez que puse un pie en serio en un gimnasio, o más concretamente en una clase de aquagym. Ahora sólo visito las instalaciones deportivas municipales para recorrer el pasillo que une la taquilla con la piscina exterior de verano, para ponerme a remojo con la niña. A 5,40 euros cada entrada. Vamos, que se me revuelve todo por dentro y siento deseos de volver a ser abonada para ir a chapotear “gratis”. Cuando me he propuesto ir al gimnasio siempre he sido muy disciplinada. Soy una curvy que lo da todo cuando …

¡Sigue leyendo!

Soy Mamá curvy

A ver por dónde empiezo. En mi casa soy Lucía, Luci y demás variantes. Sí, soy esta tan hiper-mega-cursi, la de la cara de princesita (plus size) rebosante de felicidad el día de mi boda. Sé lo que muchas estaréis pensando ¿no había una foto más empalagosa para darse a conocer como autora de un blog? Seguramente no. Y aquí llego, entrando por la puerta grande con semejante imagen que os quedará grabada a fuego en las retinas para la posteridad. A ver si me centro y os cuento algunas cosas interesantes sobre mí. O de cotilleo puro y duro, …

¡Sigue leyendo!