• Conciliación es tu deporte
    Piensa en curvy

    Conciliación es tu deporte. ¡En forma con tus hijos!

    Recién estrenado el verano no sé si despedirme ya del blog hasta el otoño. El viernes acabó el colegio de mi hija mayor, así es que empiezan los juegos de la conciliación: ese imposible del que no sé cómo salimos las familias adelante cada verano. Como autónoma que trabaja desde casa, el peso de la organización de esta parte del año recae sobre mí, porque el padre de las criaturas no puede reducir su jornada con los calores. Sí, el pequeño seguirá yendo un mes más a la guardería sus 3 horitas por la mañana. Durante el curso normal, 3 horas no es que rindan mucho, pero durante las vacaciones…

  • Tu bebé gordito ¿cuándo es un niño obeso?
    Piensa en curvy

    Tu bebé gordito ¿cuándo es un niño obeso?

    Os conté hace mucho tiempo que la genética es muy variable y que porque nosotras estemos gordas nuestros hijos no tendrán por qué seguir nuestro camino. Con mi hija, de casi 4 años vivo bastante tranquila por el momento: come de todo (a algunas cosas les hace ascos, pero a pocas), siempre ha sido de percentiles enormes en peso y altura pero nunca nos han alarmado respecto a su posible obesidad de adulta en la consulta del pediatra. Es una niña alta, esbelta y no para quieta. Come la cantidad que quiere de lo que le ofrecemos (que intentamos que sea lo más sano posible, y más teniendo en cuenta…

  • tus hijos no te ven gorda
    Piensa en curvy

    Tus hijos no te ven gorda

    Vengo con los resultados de mi estudio sociológico de andar por casa, al más puro estilo de Mercedes Milá, para decir algo que quizás ya sabéis pero que yo he descubierto recientemente. Mi hija mayor, de 3 años y medio, anda en una fase de esas peligrosas, de sinceridad brutal y a veces cruel, en la que los niños no miden las consecuencias de sus palabras y lo sueltan todo a bocajarro, tal cual lo piensan. Así ha empezado a hacer distinciones acerca del tamaño de la gente, de su belleza, su corpulencia, y claro, los extremos como lo muy gordo o lo muy pequeñito le llaman poderosamente la atención.…

  • Vida sana

    Si tú eres curvy tus hijos quizás no lo sean

    Aunque haya gente para quienes el exceso de peso sea lo peor que les ha podido pasar en esta vida, este no es mi caso. Hay muchas cosas peores que estar gordo, pero como madre es un tema al que le he dado muchas vueltas. Más allá de la influencia de nuestra genética a la hora de padecer sobrepeso u obesidad, los hábitos alimenticios y el estilo de vida de cada familia juega un papel esencial en el desarrollo físico de nuestras criaturas. Todos conocemos familias en las que todos los miembro son muy delgados, otras en las que todos son muy obesos, otras en las que existe una mezcla curiosa…