Laca de uñas duradera y no permanente. Yo la prefiero

laca de uñas duradera

Está el mundo revolucionado con las manicuras permanentes, semi permanentes, las uñas de gel y todo ese faranduleo. Como madre, cada día tengo menos tiempo para mis cosillas, aunque espero poder recuperar minutos allá por el futuro, cuando mis criaturas sean más autónomas. Sin embargo, ni tiempo si presupuesto para ir a que me las pinten en la calle, o para deleitarme yo misma en casa con una lámpara de esas de luz que dicen que te dejan el esmalte ahí seco para la posteridad. Debe ser el descubrimiento del siglo, porque al menos en este pueblo hay una fiebre…

¡Sigue leyendo!