Gorda y runner (IV). Lo siento, pero no vas a ser capaz de correr en 2 meses

correr en 2 meses gorda runner

No, no es que venga hoy en plan derrotista, ni que quiera arruinar los planes de carreras de otras curvies, pero tras 4 meses y medio intentando hacer un plan que me parecía de lo más razonable para convertirme en runner de forma pausada ¡he fracasado! En realidad no me siento así, me siento divinamente conmigo misma, sigo teniendo grandes expectativas de futuro y al menos me voy a consolidar como caminadora profesional. Pero de ahí a correr como me prometían los manuales, planes de entrenamiento y todo lo que consulté antes de ponerme por primera vez las zapatillas y…

¡Sigue leyendo!

Gorda y runner (III). Primeros dolores

Gorda y runner primeros dolores

Al final sucedió. Mira que he empezado mis pinitos como gorda y runner de una manera súper pausada. No he hecho locuras; he leído 5 libros completos en las primeras 3 semanas, para enterarme bien de cómo hay que iniciarse en el running de forma segura y sin descalabros. Porque mi idea era estar más sana y descubrir un hobby que poder hacer en el menor tiempo posible. Pero ante todo ¡soy madre! Y las madres somos una especie única, como los autónomos, a quienes se nos impide caer enfermas debido a nuestras obligaciones. ¡Y yo soy madre y autónoma!…

¡Sigue leyendo!

Pulsera de actividad Mi band 3. Más barata pero con muchas prestaciones

Pulsera de actividad Mi band 3

Como de costumbre ¡vengo con mis cacharritos low cost! A compartir experiencia con la pulsera de actividad Mi Band 3 de Xiaomi, que llevo usando desde que en enero empecé con mis pinitos de curvy runner. Correr, correr, aún no corro casi nada, pero al aparato este estoy enganchada para la vida diaria. Ya pasé por comprar un podómetro en forma de llavero, y posteriormente otro en forma de pulsera, pero realmente son aparatos muy limitados y con lo barata que es la Mi Band 3, tampoco es que estuviera cometiendo una locura. En cuanto empecé a hablar con gente…

¡Sigue leyendo!

Sujetador para running de talla grande ¡con relleno!

Sujetador para running de talla grande

El ser humano es el único animal que tropieza 2 veces en la misma piedra ¡o 3! ¡O más! Después de averiguar que llevaba toda la vida usando una talla incorrecta de sujetador (bien de número pero fatal de copa, de ahí que ningún modelo terminara de quedarme bien ajustado por todos lados), aprender a medirme, saber los centímetros que tengo por todos los contornos posibles y que necesito una copa especial (al menos la E y dependiendo del modelo, la F), me echo a correr por la calle y vuelvo a equivocarme. En mis inicios como madre running, bueno,…

¡Sigue leyendo!

Gorda y runner (II). Primeros errores

Gorda y runner Primeros errores

Pues ya llevo mes y medio con mi propósito de gorda runner ¡y sumando! Súper entusiasmada, con 3 días de salidas a la semana, con entrenamientos de 30-40 minutos, más un paseo a paso muy rápido hasta completar la hora de camino a casa y encantada de la vida. Es la primera vez que he empezado una actividad deportiva leyendo mucho, mucho sobre ella, pero es que el miedo a lesionarme nunca lo había tenido al practicar otros deportes. Voy muy lenta con mis progresos ¡pero ya he visto avances! Más minutos de carrera continuada, una recuperación más rápida tras…

¡Sigue leyendo!

Sujetador deportivo de talla grande ¡que sujete, por favor!

Sujetador deportivo de talla grande anita

Se acabó el verano, la niña empezó el colegio, tras las fiestas locales yo he conseguido volver al gimnasio, a mis clases de zumba ¡y he estrenado algo! Se acerca mi cumpleaños, y antes de pedir cualquier tontada inservible me he dado cuenta de que necesitaba un buen sujetador deportivo de talla grande como el comer. El actual tiene 13 años ¡que se dice pronto! Es cierto que durante todo este periodo no le he dado el mismo uso, y hasta enero llevaba casi 4 años completos relegado en el cajón de la curvy ropa interior. Pero antes de esa…

¡Sigue leyendo!

La maternidad ha fulminado mi sentido del ritmo

maternidad ha fulminado mi sentido del ritmo

Nunca he sido una gran bailarina, ni siquiera una bailarina mediocre, pero este curvy cuerpo ponía todo el empeño del mundo en seguir coreografías, memorizar pasos, intentar poner algo de gracia a la hora de danzar. Me han fascinado los juegos como el Just Dance, y por eso, tras convertirme en bimadre, decidí volver al gimnasio con una actividad que me parecía divertidísima e ideal para motivarme: el zumba. Pero tras 4 meses largos de ir a clases ¡sigo siendo la peor del grupo! A ver, no es que me plantase allí el primer día con aspiraciones de bailarina profesional…

¡Sigue leyendo!

Actividades de gimnasio ideales para gordas

Actividades de gimnasio ideales para gordas

Después de contaros las clases dirigidas de mi gimnasio que he descubierto como mortales de necesidad para curvy cuerpos y bajas formas físicas, me he dado cuenta de que he empezado al revés de lo que debería haberlo hecho. Yo sigo feliz con mis clases de zumba o yendo por libre a la bicicleta estática y elíptica, así como con idea de alternar con algo de natación, si no fuera porque la depilación me da una pereza excesiva y estoy esperando a que mejore el tiempo para ir a la piscina exterior, donde acompañada por los niños no nadaré, pero…

¡Sigue leyendo!

Tenemos una churrería en la puerta del gimnasio

churrería en la puerta del gimnasio

Pues ya lo he dicho. Es que no se le pueden dar más vueltas al asunto. Bueno sí, se le pueden dar mil vueltas, de ahí que hoy venga con mis desvelos sobre este tema, porque sí curvy señoras, en este pueblo tenemos una churrería en la puerta del gimnasio y aquí no ha pasado nada. ¡Pero sí que pasa! Cuando yo hacía aquagym hace años, ese engendro del infierno ya estaba allí. Es una especie de carromato rodante, que se puede cambiar de ubicación, pero que sólo desaparece en temporadas cortas, vacaciones, grandes fiestas… Pero lo normal es que esté…

¡Sigue leyendo!

Ropa de zumba de talla grande ¿una odisea?

ropa de zumba de tallas grandes

El método Konmari a la española entró tan fuerte en mi vida a finales del año pasado, que una de las cosas de las que me deshice con más alegría fueron las ropas viejas para hacer deporte. Primero, porque no veía factible volver al gimnasio con el bebé tan pequeño, si no lo había logrado 4 años después del primer parto. Y también porque lo poco que tenía para hacer ejercicio estaba ya tan viejo, con unas marcas de sudor que no salían y un desgaste tan deprimente, que no me merecía la pena guardarlo indefinidamente para que llegado el…

¡Sigue leyendo!