Bañadores 2019. El tankini de talla grande

tankini de talla grande

Siempre, desde mi niñez he sido de usar bañadores en verano. Para la playa, para la piscina… En toda mi vida sólo he tenido un bikini, con 18 años, que me sentaba fatal y me pareció lo más incómodo del mundo. Simplemente me lo compré para convencerme de que no me daba vergüenza enseñar mi panza. De acuerdo, quedó demostrado que vergüenza no me daba pero aquello era insoportable. La braga que se te cae, el sujetador que se te sube ¿cómo podía la gente preferirlo a un bañador? Y después de ser madre ¡el bañador y yo somos uno…

¡Sigue leyendo!

Bañadores de talla grande 2018. ¡Necesito 2!

¡Siiiii! Vamos a ir pensando ya en el buen tiempo, porque además se aproximan las vacaciones de semana santa y con esto de estar apuntada al gimnasio a ver si saco tiempo para llevarme a los niños un rato a la piscina interior ¡que en 2 meses aún no lo he logrado! Ni 2 horas extra para ponerlos a remojo conmigo. Así es que mis compras de bañadores de talla grande 2018 se van a adelantar este año. A ver, en un caso de emergencia y desesperación grave, podría echar mano de alguno de los que ya tengo pasados, repasados…

¡Sigue leyendo!

Busco bañador de talla grande ¡y de madre!

bañador de talla grande para madres

Sí, no me digáis que una madre puede permitirse ponerse cualquier bañador de talla grande, o pequeña, o normal, dependiendo de lo que pese cada una, porque no es cierto. Aquí lo verdaderamente importante, más allá del curvy cuerpo que cada cual quiera lucir o tapar ¡es el hecho de ser madre! Porque atrás quedaron los días tranquilos de exponer tus carnes al sol, con tu pareo mono, tus cremas de última investigación y tu librito en plan bien, de muchacha cultural, que quiere tener un color de piel mono sin renunciar al conocimiento. Eso desaparece cuando eres madre. No…

¡Sigue leyendo!

¿Bikini, tankini o bañador para una curvy?

Desde que tengo memoria siempre he llevado bañador a playas y piscinas. Alguna foto tengo de bebé, de esas de bañarme desnudita o con la braga del bikini, pero nada más. Pronto empecé con los bañadores y es el modelo que me ha acompañado durante este tiempo. Como ya entra el calorcito primaveral, todas las marcas exponen los trajes de baño y lo cierto es que para gordas no veo a nadie que recomiende llevar un top de bikini de triángulos ni un tanga brasileño en la parte inferior. Que una curvy puede ponerse lo que quiera y enseñar lo…

¡Sigue leyendo!