Moda curvy

Moda stop curvy (V) Tess Holliday para Kiabi

tess holliday Kiabi

¡Ay qué disgusto traigo en el cuerpo! La semana pasada os hablaba de famosas curvy en quienes inspirarnos para salir a la calle dignamente, rebonitas y sin miedo a lucir nuestros kilos y nuestras carnes. Y de pronto ¡me encuentro con esto! Mirando en el perfil de Tess Holliday, una plus size en toda regla, vi que la muchacha comentaba que se hallaba pasando uno días geniales hartándose de queso en Francia y posando para una colección especial de tallas grandes de la marca Kiabi. Yo en Kiabi he comprado bastantes cosas desde que me quedé embarazada. Antes de ese gran evento en mi vida no conocía la marca, pero la búsqueda de un camisón de lactancia que no me dejara sin ahorros para alimentar después a la niña, me hizo caer en su web y desde aquella primera compra he hecho muchas más. Mi ropa de lactancia es casi toda de esta marca, y como mi desconocimiento del mundo de la moda plus size era tan escandaloso, bicheaba mucho, y lo sigo haciendo entre sus modelitos para mujeres de más de la talla 46. Al ver que la estrella curvy hacía esta campaña y que los precios de Kiabi suelen ser muy ajustados, me entusiasmé como una quinceañera al pensar que si Tess cabía en esas prendas ¡yo también podría lucirlas! Pero vaya chasco me he llevado con la famosa colección Folk de Kiabi. Es que no me ha gustado ni una mijita. A Tess la veo resplandeciente, muy en su papel, alegre y muy digna, pero la ropa que le han cedido es fea hasta decir basta. Pero no un poco sosa, o demasiado clásica, o nada atrevida. Es fea, fea.

folk kiabi

Como no incluye una selección de prendas muy extensas, la he mirado y remirado, del derecho y del revés, y lo que consigo salvar de la quema es bastante residual. Empiezo con la oprtada de la colección con falda y abrigo de jacqard (70 euros el conjunto) pero con una hechura que no le favorece nada y un estampado que será muy flok, pero parece hecho con tela de la tienda de campaña de un indio. Luego pasamos a la camisa de antelina, para no marginar a los vaqueros después de haber usado el elemento de los indios y… ¡tachán! ¿De verdad quien dio el visto bueno a estas fotos no quería hundir la carrera de Tess? A estas alturas ya empiezo a sospechar que lo que me pasa es que no me gusta el estilo folk, porque si no no encuentro otra respuesta.

coleccion folk kiabi

La falda vaquera, pues eso, es una falda sosa donde las haya, con un color paliducho nada favorecedor y que a ella tampoco es que le haga un tipo bonito. Por 25 euros, creo que lo que cobran es sólo el valor de la tela que han utilizado y de la ristra de botones, porque en diseño y corte y confección no deben haber invertido ni un céntimo. En ese momento pensé “a lo mejor los pantalones se salvan de la quema”. Pero se me manifestaron los vaqueros súper slim y casi me dan ganas de arrancarme los ojos. Que sí, que Tess desafía convencionalismos y modas, que se pone el mundo por montera y luce carnes con más orgullo que cualquier top model de las de belleza delgada tradicional, pero hay cosas como que le constriñan las pantorrilas y la corva de semejante forma que me hace sufrir por el riego sanguíneo de sus extremidades. Yo soy la primera a la que los looks oversize no me parecen que nos estilicen demasiado, pero pongamos un poco de cordura, por favor. Ni vestirnos con una tela de saco recta y que nos caiga de cualquier manera, ni apretarnos hasta cortarnos la respiración. A lo mejor no va incómoda, porque es cierto que este tipo de tejidos se adhiere al cuerpo con una facilidad pasmosa, pero son elásticos y llevaderos. Aunque incluso así, creo que estos pantalones le hacen lucir unas piernas desproporcionadas.

tess holliday kiabi

Y como soy buena gente y optimista por naturaleza, me lo he tomado con calma después del shock inicial, y he seleccionado un par de prendas de la colección Folk de Kiabi que creo que se pueden salvar. O que Tess Holliday ha conseguido darles una dignidad que quizás tampoco tenían en un principio. ¿Recordáis mi odio a los ponchos? Pues vista el resto de la colección este poncho con flecos creo que es de lo mejorcito que muestra. Y también puedo mirar con buenos ojos el vestido folk, aunque yo no me veo luciéndolo y quizás haya sido la cara de felicidad de la modelo lo que me ha hecho valorarlo positivamente.

¿Soy la única curvy rara a la que le ha disgustado esta colección especial Folk de Tess Holliday para Kiabi? Vamos, yo la he visto con modelos mucho más arriesgados y estaba cien veces más mona que con este recato y estos estampados anticuados. ¡Ay! ¡Qué crítica me he levantado para ser domingo!

9 Comments

  • Maria Mivinailart

    No, no eres la única… que desilusión de colección.
    Los pantalones super slim me los tendría que ver puestos, ya que la forma de sus piernas y las mias no tienen nada que ver.
    Y el último vestido podría tener una oportunidad…

    • Mamá curvy

      A mi los súper slim creo que me sientan bien, porque tengo las piernas bastante proporcionadas (para una cosa con la que me ha favorecido la genética). Pero si ella se ve bien con ellos ¡adelante! Pero del resto de la colección es que apenas salvaría nada.

  • MuxuNeko

    Sin palabras… Mira que me gusta esta chica pero es que se empeñan en vestir de abuelitas recatadas a las que somos gorditas y meten la pata hasta el fondo. Me gusta la ropa con la que pueda lucir curvas, marcar pecho y si me estiliza mucho mejor. Cuando se darán cuenta los diseñadores!!!

    • Mamá curvy

      ¡Tú eres de las mías! Y a Tess la he visto yo con cada vestido de infarto, de escotazo, enseñando muslo, brazos y de todo, que cuando ahora la veo con esta chaqueta y falda tan tapada, como de misa de domingo… en fin, que no me ha gustado nada esto del Folk para tallas grandes.

  • Marigem

    Me parece una colección horrorosa. Una amiga mía que está bastante gordita siempre dice que esta harta de que en las tiendas le saquen la ropa que ya llevó puesta Carmen Sevilla en cine de barrio, y tiene razón. Se refiere a lo ñoña y clásica que es la ropa de tallas grandes, y yo creo que debería ser igual que la de las demás tallas, con modificar un pelín la hechura para que favorezca a todas las siluetas ya vale. La que quiera algo clásico que lo busque en tiendas tradicionales de señora y para las demás que pongan ropa normal, alegre y modernita.
    El poncho es pasable pero la falda vaquera es esperpéntica, horrorosa y ni a la top model más proporcionada del mundo le quedaría bien.
    Feliz lunes!!!!

    • Mamá curvy

      ¡Jajaja! Justo ese es el problema. Si estás gorda parece que no puedas enseñar los brazos, llevar ropa ceñida, los estampados son tipo cortina de salón ¿es que no pueden cortar los mismos diseños del resto de tallas en un trozo de tela más grande? La falda es que no tiene mérito ninguno y el resto de prendas no le favorecen nada. Y eso que la chica se dedica a esto y lo sabrá lucir, porque si me lo pongo yo y me hago la foto delante de mi espejo churretoso…

  • La Hobbita

    Creo que se han inspirado en Escarlata O’Hara: han descolgado las cortinas de una abuela de un barrio cualquiera y se han puesto a cortar y coser. En la primera camiseta hasta se han dejado los borlones! Y del último vestido, el que has salvado, yo solo salvo el sombrero. Madre del amor hermoso!!!

    Un abrazo 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: