Mis rebajas de verano 2015

punt roma rebajas

El vestido de lunares ¡y olé! Y la camiseta la compré en blanco. La espalda es de encaje.

Digo yo, que ya que la experiencia de renovación de armario tras la maternidad me ha empujado de cabeza a un nuevo blog ¡qué menos que contar qué modelitos me traje a casa! El resumen ya lo conocéis: día 1 de julio. 10 de la mañana. Inaugurando el periodo de rebajas junto a mi madre (mi personal shopper) y mi hija (bebé de 19 meses) mediante un procedimiento rápido expeditivo y muy eficaz. A saber.

  1. Se selecciona una tienda.
  2. Se recorrer de una punta a otra, sin prisa pero sin pausa.
  3. Se cogen todas (todas) las prendas que te gusten aunque sólo sea mínimamente, que luego puestas ya veremos el resultado.
  4. Se obliga una a ser realista con la talla. Si has salido de casa con una 50, no cojas la 46 que no estamos para perder el tiempo.
  5. Tu personal shopper sólo vigila a la niña y te aconseja. Prohibido mirarse nada para ella.
  6. Te personas en la puerta de los probadores. Sólo te dejan pasar 3 prendas.
  7. Tu personal shopper se hace pasar por cliente y así podéis entrar con 6.
  8. El carrito de la niña se aparca dentro del probador, si hay sitio, o fuera, si hay un señor mayor agradable que te la entretenga. Ante la estrechura de espacio, la cantidad de ropa y la premura de tiempo, optamos por la segunda opción.
  9. La personal shopper permanece fuera del probador, vigilando a la niña y sólo opinando sobre los atuendos cuando tú se lo pidas (que será siempre que ya los tengas bien colocados).
  10. La niña descubre que su mamá curvy está al otro lado de la cortina.
  11. El señor mayor descubre que hay una mamá curvy treintañera al otro lado de la cortina.
  12. El señor mayor te ve más veces en ropa interior que tu señor esposo desde que pariste (hace ya 19 meses).
  13. Tu niña y el señor mayor hacen amistad.
  14. Tú ya te estás probando la ropa sin correr la cortina.
  15. El realismo con las tallas está de tu parte y has acertado con todas las que has cogido.
  16. La personal shopper corre que se las pela para cambiarte prendas de ropa de 3 en 3.
  17. 50 minutos y ya has conseguido 12 prendas nuevas.
  18. 10 minutos más, entre hacer cola y pagar, y ya ha terminado tu primera y súper exitosa temporada de rebajas de verano 2015 como mamá curvy.
  19. Sí, este es tu segundo verano como mamá curvy pero son tus primeras rebajas. Juzga tú misma.
punt roma rebajas pantalones

El primero pensé que sería más fresco, como de vestir pero muy ajustado. Los otros son vaqueros normales

Oye, y salí de allí feliz como una perdiz, con todos mis modelitos de talla grande, coloridos, modernos ¡y hasta con vestidos! Que ya os contaré la de tiempo que hacía que yo no usaba esta prenda si no era para bodas. Contenta conmigo misma, con el mundo, con mi hija que se portó requetebién y hasta con el señor mayor que me la entretuvo. ¡Y qué decir de mi personal shopper! Estuvo muy a la altura, como siempre.

La tienda elegida para estas primeras rebajas fue Punt Roma, porque si bien vivo cerca de Barcelona, donde la variedad de moda plus size es mayor, en el pueblo abundan más las cadenas de ropa para gente no curvy. Punt Roma es capaz de lo mejor y a veces también de querer vestir a todas las curvies como señoras mayores. Pero buscando un poco se puede salir de allí con dignidad, juventud y modelazos de infarto.

punt roma rebajas pantalones 2

Los pantalones de verano. Uno de lino en color crudo y el otro un pirata elástico ¡comodísimo!

Como para egoblogger no valgo, he intentado buscar las fotos oficiales en la web de la marca, pero oye ¡que no las tenían todas! Así es que las que no he logrado encontrar me las he ingeniado con mi cámara y mi poco arte para la fotografía. Que sí, que la cámara es buena, réflex y de todo, pero la niña no me deja tiempo para aprender de verdad ¡con las ganas que tengo de lanzarme en este terreno! Y al final, las acabo haciendo con el móvil. Pero prometo mejorar.

El surtido veraniego incluye pantalones piratas, vaqueros, vestidos y camisetas. De zapatos andaba completita, pero es que hasta los tejanos normales los tenía ya agujereados por la entrepierna porque ¡ay la entrepierna de una curvy…! De eso también os quiero hablar.

Perdonad el atrevimiento pero no encontré fotos oficiales

Perdonad el atrevimiento pero no encontré fotos oficiales

Ea, pues hasta aquí mi primera incursión en compritas para una mamá curvy. No me va a dar el presupuesto para pasarme los días enseñando modelitos nuevos, así es que hasta que lleguen las rebajas de invierno ¡poco más os podré mostrar! ¿Qué tal se os ha dado a vosotras este periodo? Pensad que aún quedan algunos días antes de que acabe la temporada, y si tenéis la suerte de encontrar algo que os guste ¡a estas altura estará ya casi regalado!

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

7 comentarios:

  1. Maria Mivinailart

    Monisimo todo, me encantan las tres últimas prendas. Fijate que las flores y yo no somos muy amigas, pero ese vestido es divino.
    Alguna vez he pasado a esa tienda… una vez. Hará ya 4 o 5 años, con mis apenas 25 de entonces salí de allí renegando, diciendo que ni de coña aunque tuviesen talla para mi (aqui otra de la 48/50). Me sentí viejisima con las tres cosas que vi. Ese día descubrí la ropa de C&A y oye fue un flechazo!! De hecho este verano me compré unos vaqueros negros que me encantan jejeje.
    Las rebajas?? Este verano las he aprovechado para la enana. Me metí en una tienda y en 15 minutos me gasté 50€ y me llevé 8 prendas jajajja.
    Saludos!!!

    PD: espero ese post sobre el roce de los muslos, seguro que me chivas algún consejo para sobrevivir a ello 😉

  2. Guapísima, en definitiva. Me han dado gamas de ir de Shopping, lo que si no me atrevo es a usar pantalones claros, en media hora ya no lo son tanto… Jajaja.

  3. Yo este año aún mo he ido de rebajas, y para cuando pueda ir ya no quedará nada jaja!
    Admiro mucho que te atrevas con el color blanco, yo desde que tengo hijos ni me lo planteo! XD

    • ¡Pocos días te quedan ya! A pesar de este cuerpazo, siempre me han gustado los colores claros. Y cuando parí me hice dos promesas: no vestir de luto y no cortarme la melena en plan maruja. Por ahora ¡he mantenido mi palabra conmigo misma!

  4. Pingback: Outfit de no ego blogger (II) Mona y cómoda en el aeropuerto

  5. Pingback: Rebajas de invierno 2016 (I) - Mama curvy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.