Moda curvy

Rebajas de invierno 2016 (I)

Esta vez no ha habido tanta suerte como en esas rebajas de verano que me lanzaron a ser una gorda feliz y abrir este blog por la de cosas monas que encontré en el primer asalto a las tiendas. Estaba súper motivada para dar un cambio radical a mi armario, deshacerme de la ropa de lactancia, de los jerséis con pelotillas y ver que hay vida más allá del pantalón vaquero. Pero a la hora de la verdad, me ha dado miedo traerme a casa esos estampados tan floridos y tanta ropa ancha que se ha llevado este año. Dependerá del tipo de cada una, pero cada vez estoy más convencida de que los looks oversize no favorecen en nada a este curvy cuerpo. Todo esto unido a que los colores que he encontrado en mi periplo de rebajas de invierno 2016 han sido en tonos del gris al negro, el azul marino y vuelta a empezar. El caso es que de esto ya tenía en casa y mi primer intento de rebajas se ha saldado con 3 nuevas prendas escasas. Con mucho ahorro y a muy buen precio, eso sí, pero en una cantidad muy inferior a la que yo había calculado. No pasa nada, porque pienso repetir y “tripitir” si es necesario, asaltando más comercios de a pie y on line. Yo renuevo el vestuario sí o sí, cueste lo que cueste y tarde lo que tarde. Por ahora sólo me he traído 3 cositas a casa. Ahí van.

chaqueta de piel punt roma

No sé si a lo que yo siempre he llamado chaqueta de cuero es a lo que la gente llama biker, o cazadora de piel o no sé cuántos nombres más. El caso es que hace años que deseaba una como esta. No hacía falta que fuese de piel auténtica, que para esto soy poco delicada, pero nunca encontraba ni precios a mi medida, ni modelos que me convenciesen. O era demasiado masculinos, o poco abrigados, o no me abrochaba la cremallera. Este año sí. Este año mi única compra de las rebajas de invierno 2016 en Punt Roma ha sido esta chaqueta de piel de talla grande que no me quito nada más que para estar en casa desde que la compré. ¡Me encanta! Es gruesa y algo acolchada. Se ciñe muy bien y aunque me han dado el disgusto de tener que comprarla una talla más grande de la que yo suelo utilizar en esa tienda (bueno, igual la culpa no es de ellos sino de los excesos navideños acumulados) el cuello de pelo sintético la hace súper agradable. Recorrí toda la tienda y al final sólo logré salir de Punt Roma con mi chaqueta de piel rebajada un 40%, pero ya considero que fue un tiempo bien invertido.

rebajas de invierno 2016 h&m tallas grandes

A los pocos días me escapé al centro de Barcelona porque aún no logro aclararme bien con las tallas de H&M al comprar on line. Por ejemplo, su ropa de punto de la XL normal, sin tener que acudir al departamento de tallas grandes, me sienta estupendamente (y a veces la de la L también) pero con los pantalones o la ropa que es menos elástica no suelo correr la misma suerte. Así es que aprovechando la visita de mi padre, lo dejé con la niña media hora en la puerta de la tienda H&M de Paseo de Gracia y acudí supuestamente a pelearme con las otras mujeres locas por las rebajas. Lo primero que noté es que había poca gente para ser 8 de enero ¡el segundo día de ofertas y la clientela no estaba nada motivada! Quería comprar muchas cosas de diseño moderno, pero allí me encontré con el problema de que toda la ropa está mezclada entre sí, por lo que hay que ir artículo por artículo para saber primero si lo fabrican de talla grande, y luego si queda de esa talla para ti. De diseños coloridos no encontré nada que me gustase. La nueva colección ya invadía una parte grande de la tienda y con las prisas por salir a la calle con la niña acabé por echar a la bolsa, y ni siquiera probarme, un jersey de cuello alto de color crudo (10 euros), como el granate de la imagen y un vestido de punto fino en color azul marino (14 euros). Es algo más ceñido en una franja de la cintura y cómodo como él solo. Lo sé, en la foto el jersey parece más grande que el vestido…

bisutería h&m rebajas de invierno 2016

Al traérmelo todo sin probármelo, el jersey me parece perfecto, pero muy básico, y el vestido también. Es muy liso y soso para llevar sin ningún accesorio. Menos mal que aquí la experta personal shopper de Las inquietudes de Nerea, ya me ha recomendado arriesgar un poco con los complemento y lanzarme a lucirlo con zapatillas deportivas (yo así aún no me acabo de ver, la verdad) en plan informal, o incluso darle un aire más arreglado con un collar que lo haga parecer radicalmente diferente. En la misma tienda de H&M he visto estos en rebajas. El metálico en color dorado creo que no es nada escandaloso. El de strass con colorines me parece un exceso, así es que por ahora me gusta más o el dorado o este metálico de piezas gigantes. Porque yo tengo mucho curvy cuerpo bajo toda esa tela oscura del vestido, y necesitaré algo grande que lo alegre de verdad. Tengo que mirar otras opciones en otras tiendas, a ver si encuentro algo más colorido con piedras como me ha recomendado Nerea.

Por ahora sigo siendo clásica del todo a la hora de vestir. Pero es que lo arriesgado que he encontrado en estas rebajas de invierno 2016 no me ha gustado nada de nada y al final he pensado que tenemos que haber mujeres de todos los estilos ¿no? Quizás por eso me cuesta tanto salir del mío. ¿Qué tal vuestras primeras jornadas de rebajas?

7 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: