Puericultura para madres vagas. ¿Tienes algo de esto?

puericultura para madres vagas

Sí, podría decir puericultura para padres, pero seamos realistas, este blog lo leen mujeres si no al 100% al 99%, de ahí el que me haya centrado en la puericultura para madres vagas, aunque efectivamente ¡los padres perezosos también abundan! Más allá de lo cansados que solemos estar todos los padres, con un estrés y una falta de sueño que aumentan conforme disminuye la edad de nuestros hijos, mis ojos han visto cosas que me cuesta entender que alguien haya podido concebir y sobre todo ¡fabricar en serie! La humanidad ha debido llegar hasta donde estamos con familias muy cansadas por diferentes motivos: que si ponte a cazar para llevar sustento a tu cueva; que si ahora toca estrenar una cadena de montaje en plena revolución industrial y echar más horas que un reloj; que si la mujer se incorpora al trabajo, sin abandonar todas las faenas que ya se le presuponían propias en casa por el mero hecho de ser mujer… Pero incluso en estas pésimas etapas de la historia, al decidirnos a tener hijos, digo yo que todas aspiramos a un mínimo contacto con nuestras criaturas, a tenerlos un poco en brazos, a calmarlos con nuestra presencia siempre que sea posible. Igual estoy un poco desnortada, porque llevo 9 meses con un mochuelo adosado al cuerpo al que no puedo dejar ni 5 minutos a solas, y aún así, no tendría ninguno de estos cacharros tan supuestamente innovadores en casa. Y menos aún estando gorda ¡seguro que a la gente le faltaría tiempo para acusarme de estar pasada de kilos por no mover ni un dedo en estas circunstancias!

cuna max ford motor dream

La cuna de Ford. Cuando vi el primer anuncio no me gustó la idea de tener un parking metido en casa. No sé si la habéis visto, pero la marca de automóviles Ford lanzó hace un tiempo una minicuna, la Ford Max Motor Dream, que imita la vibración del motor, su dulce ronroneo y hasta la iluminación de una escapada nocturna por la carretera. Sí, mi hija mayor ha sido de esos bebés que se suben al coche y se narcotizan al momento, pero aún así, ni en las peores noches de insomnio se me hubiera ocurrido idear semejante cosa. O sea, es divino que los niños duerman del tirón toda la noche, pero mira, me he dado al colecho, que me ha parecido más barato y suele hacer muy buen efecto. No sé, no quiero juzgarla de mala manera, porque igual hay familias que ven toda una revelación en este chisme, pero yo creo que donde se ponga la presencia de unos buenos progenitores, que se quite toda esta puericultura para madre vagas.

puericultura para madres vagas baby balanz

Mececarritos. Bueno, el nombre del artilugio que yo he conocido es Babybalanz, y no sé si otros fabricantes venderán algo parecido. Se basa en un soporte que se coloca en el suelo para enganchar a él una rueda del carrito del bebé y ¡oh, milagro! El chisme lo mueve para adelante, y para atrás, para adelante y para atrás… Vamos, lo que hacemos todos los padres ya por defecto profesional, incluso cuando los niños ya están dormidos ¡o peor! Cuando ni siquiera tenemos al niño en el carro. O sea ¿de verdad esto es un esfuerzo tan tremendo para un brazo humano? Oye, y si el niño necesita un nivel tal de movimientos para dejar de llorar o tranquilizarse ¿habrán probado a sacarlo del carrito y cogerlo en brazos para ver qué le puede pasar? Así, por improvisar sobre la marcha. Porque mi hija nunca dio un ruido en el carro, pero al pequeño le gusta lo justito y sin embargo, es cogerlo en brazos y se acabó el drama y los movimientos de carrito innecesarios.

mamaroo hamaca mece sola

Hamaca con vida propia. Reconozco que me sorprendieron mucho las hamacas de 4 Moms cuando las descubrí en una feria de mamis y bebés hace años. A mis ojos de embarazada y futura madre primeriza, la Mamaroo no era el símbolo del desapego, sino el mejor invento de la humanidad en cuestiones de puericultura para madres vagas. Porque yo estaba segura de que sería de este modelo, y no de las perfectas y dedicadas. Hamacas con 1.000 posiciones y opciones para remenear al niño de un lado a otro, con diferentes velocidades, música, colores ¡muchos mejores que los brazos de una madre! Y con la ventaja de ser inagotables. A la larga, me he ido desengañando con este sistema: primero por el precio, y después al comprobar que hay hijos como el mío, que no quieren hamacas y artefactos de ningún tipo que simulen ser una madre blandita y amorosa. En fin, que no es que sean el mismo demonio, pero en casa no me cuadran con los gustos de los niños.

tacataca peligro niños

Tacataca. Esto no es ninguna novedad, y creo que debe ser de los primeros inventos para vagos con hijos que vimos en la historia. Actualmente, este tipo de caminadores están bastante desaconsejados, por el riego de que vuelquen, pero sobre todo porque fuerza a bebés que no están preparados para andar ni para sostenerse de pie, a hacerlo durante horas mientras nosotros creemos que están cómodamente sentados. El tacataca te evita tener que recoger al niño que gatea hasta zonas inconvenientes, al que se pone de pie y parece que puede volcar en cualquier momento, al que quiere trepar a no se sabe dónde… Estando ahí incrustados, ellos van de un lado a otro con su falsa sensación de libertad y los padres descansan mental y físicamente. Pero claro, como el niño no se queje de la incomodidad y esté sentado medio a gusto, se puede pasar media vida ahí insertado y sin desarrollar su movimiento natural.

¿Os habéis sentido tentadas alguna vez de usar uno de estos cacharros? ¿U otros similares?




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.