Moda stop curvy. La primavera que no es de mi talla

primavera no es de mi talla

Cada vez sufro menos por estas cuestiones porque por suerte, con la llegada de internet, a las gordas se nos ha abierto todo un mundo de posibilidades de compras, y de nuevas marcas y de precios de todo tipo para poder tener el estilo que queramos por muchos kilos de más que nos sobren. Pero es inevitable salir a la calle y ver los escaparates de comercios que nos están vetados. Con sus maniquíes tan delgaditos y perfectos, tan a la moda, y muchas veces con ropa que nos encantaría para nosotras mismas, en las que vemos un corte favorecedor, unos estampados ideales, precios muy low cost, pero… tallas que no van más allá del número 42, 44 o que en cualquier caso, sea cual sea la cifra, no nos da la vuelta ni por casualidad. En ese momento, puedes optar por intentar entrar en la tienda y probarte la talla más grande que tengan (por si cae la breva y resulta que te queda como un guante, aunque no suele ser lo habitual) o ir recopilando ideas de ropa pequeña a la espera de encontrar algo similar en una marca que fabrique tallas grandes. Pues bien, en esas ando esta semana, después de haberme dado un paseíto por los escaparates del pueblo y haber encontrado algunos modelos que me han gustado pero que no son para mi tamaño. A ver si entre todas logramos encontrar una copia plus size.

primavera no es de mi talla zara

Zara. Creo que es la tienda en la que más me ha dolido salirme de su tallaje. Yo era feliz comprando en Zara, porque los precios eran muy ajustados (ahora no tanto, que parece que hacen la ropa cada vez más pequeña pero los precios andan cada vez más gordos) y aunque mi sección favorita era la de sus prendas básicas (sosa que es una) siempre había alguna monada de temporada que me podía permitir. Ahora me siguen gustando sus colecciones, pero ya no aspiro a caber mas que en algunas prendas de algodón que para otras serían oversize y que a mí me quedan ajustaditas. La primera cursilada que me ha gustado es este vestido de encaje, barato, sencillo, algo arreglado dentro de su informalidad. Lo tiene todo. Menos tela suficiente. Me encanta todo lo que lleva encaje, y este año en Zara han tirado la casa por la ventana con esta tela, aquí os dejo otro ejemplo en naranja y luego me cambio de estilo para dármelas de elegante con este vestido negro de corte asimétrico, que me parece espectacular para el precio que tiene. Y finalizo mi recorrido sobre esta primavera imposible en Zara con un arriesgado vestido muy corto, y a la vez muy tapado por la parte superior. Como de monja moderna. No quepo en ninguno y no voy a hacer el esfuerzo de pasar por el porbador.

pimkie tallas grandes

Pimkie. Aquí donde me veis ¡este curvy cuerpo ha llegado a entrar en ropa de Pimkie! Demasiado moderna para mí, la verdad, y demasiado pequeña la mayoría de las veces, pero alguna cosilla he encontrado ¡y en rebajas! Que prácticamente te regalan la ropa con los precios que le ponen. Para primavera me ha parecido mona esta chaqueta de antelina ahora que me estoy aficionando a las superposiciones, pero al no estirar sé que no cabré dentro. Esta camiseta estilo navy me parece ideal porque une la puntilla en el dobladillo y una espalda al aire muy original. Pero su talla L no me vale. La blusa vaporosa se parece un poco a una de mis adquisiciones de primavera en La Redoute pero sin mangas. El largo me parece muy cómodo y vale para ir con vaqueros pero un poco arreglada. Y mi personal shopper nunca me daría permiso para llevar un peto porque dice que me haría parecer una mesa camilla. Lo cierto es que no lo he probado nunca pero este tobillero me ha hecho gracia para cuando empiecen a subir las temperaturas.

stradivarius tallas grandes

Stradivarius. Para mujeres altas, sin tener que llegar a la altura de la modelo, estos pantalones anchos de cintura alta y con botones me han encantado. Aunque claro, yo no llevaría una camiseta tan recogida y con las chichas al aire, por lo que no sé si lo podría lucir igual. Para dar el paso a la falda, porque parece que siempre me encasillo con los pantalones y los vestidos, esta de rayas asimétricas me parece genial. No quepo en ella pero el largo y la tela me han gustado mucho. Para cuando apriete el calor me siguen gustando los vaqueros pero mejor si son algo cortos para no pasar mucho bochorno. Estos vaqueros pirata de Stradivarius son bastante graciosos así es que ya puedo ir buscando unos semejantes pero plus size. Y como las rayas son para el verano ¿qué tal esta camiseta larga y en forma de túnica con delantera asimétrica y muy fresquita? Que no se pegue al cuerpo pero que luzca mucho al andar.

En fin hasta aquí mis caprichos de primavera que no puedo permitirme ¡y no por cuestión de precio sino de peso! ¿Intentáis inspiraros en colecciones de moda que no tienen vuestra talla para coger ideas?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

6 comentarios:

  1. Pues me gusta todo lo que has elegido. Aquí teníamos un Pinkie y ha cerrado, en rebajas mi hija y yo arrasábamos,jejejeje, no entiendo porqué lo quitaron si vendía mucho.
    Hay que reformar las leyes para que el tallaje se amplíe porque es injusto. Una de las mejores amigas de mi hija está rellenita, pero no te creas que es algo exagerado ni mucho menos, y no puede comprar en ninguna de las tiendas en las que compran sus amigas y a esas edades afectan.

    • ¡Digo que si afecta! A mí me pasa ya con la niña. 2 años y el tamaño de una de 4 según las tallas de la ropa infantil ¡pronto empezamos! Yo también me pasé la adolescencia huyendo de cadenas de ropa joven y buscando algo moderno en las plantas de mujer estándar. Y la verdad, a esas edades te resulta bastante humillante.

  2. Lo de zara me ha pasado a mí también. Yo en estado normal era talla 38/40… Pero un día me encuentro que en zara soy 42! Así sin venir a cuento, viendo como la ropa de antes me cabía la de ahora de la misma talla no. Han cambiado las tallas o algo así. Ahora estoy ya entrada en kilos, pero cuando había perdido todos los kilos de mi primer embarazo seguía sin ser un 40. Razón por la cual deci no comprar más en sus tiendas. Pasó de ellos! Me cambie a Cortefiel! Yo también era las de zara basic! Pero ya ni eso! En el resto de marcas casi sin problemas! Pero con el grupo Inditex parece que temporada tras temporada quitan centímetros a la ropa o algo así!

    • Bueno, eso seguro, que para Zara el 42 ya no es el que era. Por lo menos has encontrado más marcas en las que caber a gusto y ser feliz. Sin embargo, creo que se deberían unificar criterios basando las tallas en centímetros para que en todas las tiendas fuesen iguales. Que si tú no puedes ir a comprar unos vaqueros le digas a quien sea que te los triga de la talla 42 y saber que te van a quedar bien sin necesidad de peregrinar de probador en probador.

  3. Jajaja! Monja moderna!!! XDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.