Outfit de no ego blogger (I) Vestido de Taillissime en La redoute

vestido taillissime

La modelo de Taillissime y yo (bueno, el orden es al revés)

Si sois lectoras habituales de otros blogs de moda y tendencias para mujeres curvy, normales o secas, habréis visto que es habitual que sus autoras se prueben modelitos en entornos muy vistosos, saquen 300 fotos como auténticas modelos profesionales y detallen todos los elementos de sus looks, precios y marcas en un alarde de comprensión y solidaridad hacia otras mujeres con menos gusto, faltas de ideas, de ojo para combinar, cortas de presupuesto… Vamos, que para mí hacen casi un servicio público para orientarnos en el mundo de la moda de a pie. Luego me surgen dudas existenciales acerca de cómo estas ego bloggers consiguen unos reportajes tan preciosos y logrados, porque hoy os traigo mi primer intento de outfit de no ego blogger y puede que queráis sacaros los ojos por la falta de preciosismo. Para poder mostrar el curvy cuerpo entero, el palo selfie se me queda muy corto, y la calidad de la cámara de fotos frontal de mi móvil ya ni os cuento. He intentado buscar un rinconcito en el recibidor de casa, con pésima luz y un espejo lleno de churretes de la niña de los que no he sido consciente hasta que he visto las fotos en la pantalla del ordenador. El decorado de andar por casa he podido difuminarlo retocando la foto, pero o me llevaba un pie por delante o mantenía esa suciedad. En la calle tampoco he tenido mejor suerte, porque aprovechando el paseo familiar del sábado, solo convencí al insecto palo para que me echase una foto con su móvil de empresa, que es muy caro y me retrata muy bien. Luego se nos hizo de noche a las 6 de la tarde en el parque, maldije el cambio de hora y la falta de luz natural, y empecé a cavilar acerca de lo colaborativas que deben ser las familias de las demás bloggers a diferencia de la mía. Total, todo esto para contaros que he estrenado vestido de Taillissime, una de las marcas plus size de La redoute.

vestido taillisime plus size

Parezco una aparición en mi recibidor, lo sé

 

Corría el final del verano 2015, cuando un mes después de tener la visión de crear este blog para volver a vestirme como una moza humana y vistosa y no como una madre primeriza y andrajosa, conocí La redoute a través de las redes sociales. Me di de alta, me enviaron a mi mail un vale de descuento para mi primera compra y adelantándome a mi cumpleaños informé a mi personal shopper (mi madre) de que bicheando por la web había encontrado un par de vestidos que quería que me regalara para tal fecha. Me anticipé tanto porque era mi primer contacto con la marca y no sabía si acertaría con la talla, si me gustarían los modelos elegidos cuando los tuviera en casa… En fin, las dudas habituales cuando se prueba una nueva marca. Uno de los elegidos fue este vestido en color azul y estampado, con falda de vuelo, escote amplio para facilitarme la lactancia ¡y manga larga! Porque yo quiero presumir pero no a costa de pasar frío durante el otoño-invierno. Cuando llegó a casa y me lo probé me pareció comodísimo. Quizás un poco largo, porque me tapa hasta la rodilla, pero el resto es perfecto. Tiene un forro interior que se ajusta al cuerpo y estiliza, permitiendo que el vestido tenga una caída graciosa y no se nos entremeta entre michelín y michelín del curvy cuerpo. Yo diría que podemos prescindir hasta de la braga faja. Tuve que volver a mirar la foto del catálogo de La redoute porque no sabía cómo anudarme los cordones que rodean el cuerpo y que lo ajustan bajo el pecho, haciendo más bonita su forma. ¡Si es que ando perdida del todo! El mismo vestido de Taillissime también lo tenían en tono caqui, pero es que yo soy más de azules. Ahora lo he visto también en negro ¡y por 22 euros!

zapatos lola blue

Vista la roña del espejo, os dejo detalle de los zapatos de Lola Blue

Entre el estampado y demás florituras, he optado por prescindir de los complementos como las pulseras o colgantes, así es que me centré en combinar unos zapatos y creo que he acertado con estos azules con cuña de Lola Blue que compré baratísimos hace un par de años en Showroomprive. Creo que en este tiempo solo me los había puesto una vez y oye ¡qué desaprovechados han estado! Porque nos dimos nuestro paseo de 4 kilómetros y fue como si caminase sobre bailarinas ¡ni los noté! Para el fresquito de la tarde usé mi chaqueta vaquera en color azul oscuro y asunto arreglado.

En resumen, mi outfit mal fotografiado se compone de vestido de Taillissime de La redoute comprado por 36,95 euros; zapatos azules con cuña de Lola Blue de 15 euros en outlet on line y medias de Calzedonia en tono natural a un precio de 18 euros los 5 pares. Creo que es un modelo cómodo de llevar, que viste sin ser excesivo y que permite una libertad de movimientos ideal hasta para correr detrás de la niña. Desde que he decidido renovar el vestuario anda el insecto palo preguntando por qué tengo que salir así a la calle, dejándolo en ridículo a él ¡este hombre no sabe lo que le queda aún que pasar según vaya triunfando en mi plan de adecentamiento personal! Además de que esta acusación no es cierta, porque él siempre luce cualquier trapito mucho más que yo.

Obviando la calidad de las fotos ¿qué os parece mi primer outfit de curvy que ha vuelto a reencontrarse con los vestidos de su talla?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

7 comentarios:

  1. Maria Mivinailart

    Pues es un vestido precioso y te queda de maravilla!! Los zapatos quedan genial e hiciste muy bien en evitar complementos.
    Por cierto, 22€ en negro!? Ais madre que se me despierta el poder consumista jajaja.
    Ah! Tranquila, mi marido tampoco es muy dado a hacerme fotos y la mayoría quedan regulares… que pocas ganas le ponen estos hombres a eso de ser fotógrafos personales jajaja

    • ¿Verdad que sí? Yo también creo que con el estampado es suficiente. Pues ahora con este invento delas rebajas de mid season, resulta que está aún más barato que cuando yo lo compré. Las fotos no podía ser más malas… en fin, paciencia y a espabilarme con los selfies y apoyando la cámara a saber dónde.

  2. Jajajaja! El vestido te queda muy chulo y el color te sienta muy bien a la cara. Las fotos…. en fin, yo no hablaré, porque estoy intentando documentar un post sobre ropa premamá y esto es el desastre absoluto. Vamos, que no soy la más indicada para dar ningún tipo de consejos. Al menos sabes difuminar con el photoshop, ¡que ya es mucho!

    En definitiva, serar una no ego blogger, si, pero mucho más natural :p

    Un abrazo 🙂

    • ¡Jajaja! Puedes hablar con tranquilidad. ¡Soy una cutre sin remedio! Tengo que buscar un rincón en casa que quede más aparente, porque no puede ser que siempre salga como recién salida de una nebulosa (me van a beatificar). Porque lo de hacerlas en la calle queda descartado si salgo sola con la niña. ¡No me dan los ojos para controlarlo todo!

  3. Jajaja, es que me río mucho con la forma de contarlo. Pareces una aparición, la roña del espejo, el insecto palo que no te retrata,jajaajaja.
    Me gusta mucho el vestido, te queda genial y vas como la Martirio, Arreglá pero informal.
    Feliz finde!!!

    • ¡Jajaja! Si es que no hay forma de sacar una foto medio decente. Si quito el fondo del recibidor todo se ve raro. Cuando me pongo a ver la foto en el ordenador, veo la que ha liado la niña en el espejo dejando huellas, y la poca paciencia de este hombre para la fotografía… en fin, a ver si vamos mejorando.

  4. Pingback: Marcas low cost amigas de una curvy - Mama curvy

Responder a Marigem Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.