Ideas de Mothercare para todas las mamás

ropa premamá temporada

Creo que la primera vez que oí hablar de la marca Mothercare fue cuando visité una feria de bebés en Barcelona. Estaba embarazada de 10 semanas, aún era secreto para todo el mundo y a la vista de los demás, mi preñez no sería evidente hasta los 6 meses. ¡Consecuencias de estar gorda! Durante el embarazo, lo de las compras aceleradas para la niña que venía en camino no era lo que más me quitaba el sueño. Primero, porque no quería comprar muchas cosas de colores neutros, y hasta que no supiera el sexo del bebé tendría que limitar en mis impulsos de gasto. Y después, porque antes de que mi criatura llegara a este mundo, yo debía resolver algunas cuestiones que tenían que ver con mi propia hechura corporal. En Mothercare tienen ropa premamá de temporada, aunque las tallas no son plus size, el surtido va desde la S hasta la L y por muy amplias que se viesen en las fotos a través de la web, yo no cabría dentro. Aún así, existen muchas ideas de Mothercare que son perfectas para ayudar a cualquier futura mamá con sus compras durante el embarazo y los primeros meses del bebe. ¡Independientemente de nuestra talla!

mothercare cojín lactancia grande

Uno de los artículos que nunca pensé que usaría y que luego eché en falta que fuera algo más grande, fue el cojín de lactancia. Durante el embarazo, muchas mamás utilizan estos modelos extra largos como el de Mothercare para dormir mejor, sobre todo en la recta final del proceso. El mío era de los cortitos y no podía darle este uso. Yo descansaba bien de noche, y durante los 6 primeros meses de lactancia exploté el cojín a más no poder. Eso sí, con mi curvy cuerpo y esta cintura de tantos centímetros, algo de longitud de más hubiera agradecido.

mothercare discos lactancia desechables

Otra compra que no pensé que fuera tan imprescindible, al menos en mi caso, es la de los discos de lactancia. Desde los 6 meses de embarazo se me escapaba algo de calostro, nada alarmante y generalmente no llegaba a manchar la ropa. Pero una vez que se produjo la subida de la leche ¡aquello fue imparable! Suelen decir que tras la subida inicial, el cuerpo se acostumbra a las demandas del niño y la producción se regula y baja, pero yo he seguido teniendo un exceso durante más de 1 año, por lo que discos de lactancia he gastado muchísimos. Los de Mothercare están muy bien de precio. También los tienen lavables, pero siempre he usado los desechables, por mi propia pereza.

nutribaby babymoov

Cuando la niña empezó a comer, como la cocina no es mi fuerte, también probé uno de estos robots infantiles para cocinar al vapor. Elegí la Nutribaby de Babymoov, y hace poco hasta la he rescatado para hacer comida sana para todos los miembros de la familia. Es una buena inversión tanto si os decantáis por la opción de los purés desde pequeños, como por el Baby Led Weaning. A fin de cuentas, podréis cocinarlo todo al vapor, ya sea en trocitos o con la intención de triturarlo después, las raciones son generosas y podéis trabajar un día para congelar y descansar muchos días más.

mothercare orinal viaje

Mi último descubrimiento, cuando ya pensaba que por la edad de la niña Mothercare no tendría cosas para nosotras, ha sido el orinal portátil Handy Potty. En breve empezaremos muy en serio con la operación pañal, y uno de los primeros consejos que suelen dar es que una vez que se retira el pañal no podemos estar poniéndolo y quitándolo a nuestro antojo: si estamos en casa lo quitamos pero si vamos a ir en coche lo ponemos, porque los niños se lían y no saben por qué unas veces pueden orinarse encima y otras deben pedirlo. Yo ya me estoy poniendo en lo peor, y sólo me imagino situaciones en la calle, en las que la niña tenga ganas de orinar y no encontremos un váter en kilómetros a la redonda. O aún más trágico porque ¿cómo suelen estar los baños públicos? ¿Vamos a ser capaces de sentar a la niña en ellos sin que toque nada de suciedad del entorno? Lo veo imposible. Por eso me ha gustado la opción del Handy Potty, ya que es a la vez reductor de la taza del váter, pero con unas patas que se montan y lo convierten en un orinal de suelo sobre el que los niños se pueden sentar. Hacen lo suyo dentro de una bolsa que se desecha ¡y listos! Nada que limpiar, nada de orinar de forma incívica en la calle… ¡Todo son ventajas!

¿Conocíais la marca Mothercare? Espero que os sirva de inspiración si estáis embarazadas o tenéis hijos de hasta 5 años.

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.