Moda stop curvy en rebajas de invierno

rebajas de invierno curvy

No hace muchos años, yo no compraba absolutamente nada en periodos de rebajas. No es que sea una rica venida a menos (bueno, en época de crisis a menos nos hemos venido todas) pero siempre compraba ropa de temporada porque si me esperaba tanto tiempo nunca encontraba nada de mi talla. Ni zapatos ni ropa en general. Es una injusticia, pero si ya de forma habitual tallas grandes hay pocas, si encima le echas el ojo a algo y te esperas a las rebajas puedes ver tu gozo en un pozo por ahorrarte unos euros. Pero desde que nos mudamos hace casi 12 años, las rebajas se han convertido en parte fundamental de mi vida. Primero porque el ahorro puede ser considerable si te organizas bien y no se te va la cabeza, y segundo porque como suelo tener un estilo bastante atemporal (soso), puedo ir tirando de las prendas de otras temporadas hasta que bajan los precios y adquiero las nuevas. Luego entraron en mi vida los outlets on line, y tiendas que hacen descuentos durante todo el año como La Redoute, por lo que el periodo de rebajas ya no me parece tan necesario. Sin embargo, durante mi vida como compradora compulsiva, a veces, y muy razonable y meditada otras, creo que debemos tener en cuenta algunos trucos antes de salir como alma que lleva el diablo a arrasar los comercios durante la primera jornada de rebajas de invierno. Os dejo algunos fallos que es mejor no cometer.

Piensa en qué necesita. ¡Que sea yo la que digo esto! Que normalmente salgo de casa como las locas, diciendo que no necesito nada, pero a ver qué me entra por el ojo, o creyendo que lo necesito todo y volviendo a casa con cantidad de prendas repetidas y una falta alarmante de otras… En fin, que no está de más echar un vistazo a nuestro armario y ser conscientes de que si necesitamos con urgencia una blusa, no vale de nada volver a casa con un pantalón. Y no sólo es necesario saber de qué carecemos sino en qué cantidad. Es decir, probablemente hagas el apaño con un solo blazer negro pero necesites más de una blusa, top o camiseta. Aunque las rebajas sean muy tentadoras, si no lo necesitas no te lo lleves a casa. Yo meto la pata muchas veces en este punto y tengo cantidad de ropa que apenas uso o que se pasa años en el armario hasta que llega el día en el que por fin le quito la etiqueta.

Céntrate en tu talla. Por favor, ya sé que tras las navidades todas penamos que vamos a hacer bondad y a adelgazar, pero por si acaso la dieta se nos resiste, es mejor que compréis ropa en rebajas que ya os quepa, os cierre y os quede bien. Si usas una 52, no bajes a esa falda tan mona de la 48 que crees que te va a abrochar en dos meses. Cualquier prenda que te apriete hoy, te puede seguir apretando mañana, así es que por muy optimistas que os pongáis con los planes de enmienda alimentaria y los súper precios de las rebajas de invierno, pensad en la de dinero que habréis perdido si finalmente nunca lográis adecuar vuestro cuerpo a estas tallas.

rebajas de invierno curvy

¿Atemporal o a la última? Esta es una gran decisión porque si optas por prendas muy básicas, podrás usarlas eternamente independientemente de las modas que aparezcan cada año. Así he vivido yo toda mi vida y es un ahorro y un quebradero de cabeza menos. Pero… ¡es aburrido! A la larga, todas nos encaprichamos de alguna prenda de temporada o queremos algo llamativo y rompedor en nuestro armario, ya sea por el diseño, por el estampado, por el color… Si esperas al periodo de rebajas creo que deberías hacer un balance entre volverte a casa con la ropa sosa pero útil de siempre, y regresar cargada de modernidades que el año que viene ya no estarán a la última. Un poquito de una cosa, un poquito de otra y así todos felices y economizando.

¿De verdad te lo vas a poner? Por muy a la moda que esté una prenda, por muy rebajada que te la hayan puesto delante de los ojos y por muchas más tentaciones que tengas, párate un segundo y piensa en cómo es tu curvy vida. Tengo un vestido que me compré hace 3 años, nada pomposo, de punto estándar y que aún no he podido estrenar porque es de invierno, sin escote y tengo una niña de teta desde hace mucho. Está visto que yo no pensé en nada el día en que me lo compré. Y me gusta, pero no voy a ningún lado sin la niña por lo que no tengo oportunidad de estrenarlo. Si llevas 15 años sin ponerte una falda ¿de verdad quieres cambiar el chip y renovar tu vestuario o la vas a guardar para la posteridad entre el resto de trapitos? Esto es un ejercicio de pensamiento profundo, por lo que recomiendo hacerlo en casa. Si lo haces dentro del probador y la falda, o lo que sea, te hace buen tipo ¡te lo vas a comprar! Y luego llegarán los arrepentimientos.

Espero que os sirvan algunos de mis fallos más frecuentes a la hora de encarar las curvy compras en las rebajas de invierno. ¿Vosotras meditáis mucho acerca de lo que vais a gastar? ¿U os dejáis guiar por impulso?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

2 comentarios:

  1. Este año voy fatal de rebajas….con lo que yo he sido…jijiji…intento plantearme que necesito y soy fiel a mi estilo… “me visto depende de como me despierte” me ha encantado el apartado “céntrate en tu talla”… una parte de mi armario lo ocupan prendas a las que tengo cariño y son de la talla 40-42…, “por si” las llamo….;)

    • ¡Jajaja! Ole por ti y por ese optimismo. Que no digo yo que no vayamos a volver nunca a la talla 42 (la verdad es que yo no sé si la usé alguna vez o si ya me parieron más allá de ella), pero una cosa es conservar lo que ya no tienes (que tampoco es bueno, porque nos ocupan ese espacio) y otra irte a la tienda y volverte con la 42 aspirando a entrar en breve en ella. Yo ya he empezado con las compras de primavera ¡estoy de un adelantado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.