Moda stop curvy. Horrores del otoño 2017

horrores del otoño 2017

Cada temporada encuentro algún momento en el que me alegro enormemente de que muchas marcas de ropa no diseñen nada de mi talla. Porque sí, hay modas de lo más variopinto, pero cuando tus ojos se clavan en los horrores del otoño 2017 ¡das gracias por tener un estilo soso y atemporal! La moda es muy subjetiva. Lo que yo considero un espanto puede ser la quinta maravilla para otra muchacha. Lo comprendo y no quiero que nadie cambie sus opiniones. Pero aún así, al pertencer al mismo género humano, hay ocasiones en las que veo cosas, que ya no importa el hecho de que yo no me las pondría, sino que no alcanzo a comprender que alguien quiera lucirlas. Llamadme antigua, pero hay estilismos como estos que he seleccionado hoy, que por más que los miro, los remiro y trato de tomar distancia respecto a ellos, es que no me cuadran ni en el cuerpo de las modelos. ¡Como para visualizarlo cubriendo las carnes de gente normal! Empiezo ya con la galería de la moda y sus horrores del otoño 2017 ¡a ver qué pensáis vosotras!

zapato pelo zara horror

Los zapatos con pelo. ¿De verdad? Curiosamente vi estos modelos en Zara un día que acudí de urgencia a comprar pantalones de entretiempo a mi pocholo rechoncho, que ya no cabía en nada de lo que teníamos en casa. Y al cruzar toda la planta de mujer en dirección a la zona infantil, allí estaban. Zapatillas, zapatos de tacón, mocasines… Toda una variedad de zapatos con una especie de bicho muerto peludo colgando. ¿Qué era eso? Lo primero que pensé es que se le había caído un complemento de alguna otra prensa encima. ¡Pero no! Aquello estaba pegado a conciencia en esos zapatos con pelo. Amancio ¡qué cosas se te ocurren! Pensé que en zapatillas de andar por casa, e incluso en zapatos para niños, la pelambrera podría tener su gracia, pero en calzado de mujer ¿eso podría verse bonito? ¿Y cómo se combina? ¿Con más cosas de pelo por arriba? ¿O del tobillo hacia el cielo ya hay que ir pelona? Vamos, tanto estrés con la depilación para que luego llegue una tienda y te coloque un postizo en lo alto del pie. Al salir de Zara pasé por varias zapaterías ¡y horror! ¡Todas tenían más cosas con pelo en los escaparates! Casi que me quedo en casa comprando on line y sin llevarme estos sustos.

abrigo pelo horroroso

Los abrigos con pelo ¡de colores! Primero, debo confesar que yo tengo un jersey de pelo de color coral, el único que he tenido en mi vida, súper mono, y amoroso, suave, y que crece conmigo, porque cada temporada parece más grande. Y oye, no lo valoro tan mal. Pero en la versión abrigo ¡ay! Será que pienso en tamaño plus size y veo mucho pelo sintético por todas partes ¡y muchas dificultades para que llegue en buenas condiciones al final de la temporada! Las prendas de pelo largo se despeluchan con facilidad, se enganchan, se enredan, si pasan por la lavadora se apelmazan y empiezan a deslucirse y con lo sufrido que debe ser un abrigo, yo esto del pelo es que no lo veo ni práctico, ni bonito, ni cómodo. Y anda que no será por estilos y colores ¡para todos los desvaríos posibles tienen respuesta! Pero un abrigo, cuanto más higiénico y fácil de limpiar ¡mejor! Además, pelo en el abrigo y pelo en los zapatos ¡que ni el Yeti lucía tanta pelambrera!

abrigo oversize horrores del otoño 2017

El plumón oversize. ¡Madre del amor hermoso! Al ver una foto de estos diseños de abrigo, pensé que serían de esa página China en la que por barco nos lo traen todo hiper mega barato, pero que tanto las descripciones como las imágenes nunca se corresponden con la realidad. Veía a una modelo, que supuestamente estaría delgada, convertida en un bolo de tamaño humano. ¿Esto podía ser real? Porque si todavía nos vamos a la calle envueltas en una manta zamorana, mira, de glamour no tendremos nada, pero con cada bucle estaremos más calentitas que con el anterior. Pero esto ¿qué se gana con un abrigo del que te sobra tela por todas partes? Por no hablar del tipo horroroso que le hace a la modelo, que le quitan las ganas a cualquiera de intentar probárselo siquiera. Pues oye, ¡que estos horrores de otoño son tendencia en 2017! ¡Mátame camión! Aunque lo mismo te sirve de abrigo que de saco para ir de acampada. ¡Viva el ahorro! Bueno, si lo encuentras en versión low cost, porque si te digo que el de Chenpeng la foto cuesta 1.300 euros ¿cómo se te queda el curvy cuerpo?

blusa estampado cortina zara

La blusa de tela de cortina. Sí, los estampados no son mi fuerte, pero este verano hice mis pinitos con los maxi vestidos de Mulaya y ahora soy una gorda de mente más abierta para estas cuestiones. Aún así, todos los estampados que recuerden a salones tenebrosos de abuelas, ya sea por las cortinas, el tapizado del sofá o las enaguas de la mesa camilla, es que no puedo verlos. Tan recargados, generalmente de colores tan tristes, tan como de otra época que nunca debió existir. Ay, no sé si alguna vez seré lo suficientemente moderna, o antigua, como para enfundarme en tejidos de esta clase. Además, el modelito de Zara viene rematado con esos corbatines, lazos y pajaritas que dicen que también van a ser el último grito en esta temporada. Y sí, yo gritaría también ¡pero de terror!

¿Vosotras veis estas modas tan feas como yo? ¿O le daríais al menos una oportunidad a algunas de ellas?




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.