Maquillaje para torpes (V). ¿Sabes cuál es el mejor orden de aplicación de los productos de maquillaje?

orden de aplicación de los productos de maquillaje

Como curvy aún en descubrimiento de las maravillas y horrores que puede lograr el maquillaje, sigo mi lento aprendizaje hacia el éxito total del auto pintado, que al ritmo al que voy calculo que sucederá dentro de unos 15 o 20 años. ¿Rápida, eh? Hay conceptos que por el mero hecho de ser mujer me han sonado desde siempre, pero cuando tras mi paso por Kiko para comprar mis primeros potingues a todo color, llegué a casa y me asaltó una duda tremenda: no tenía ni idea de cuál sería el mejor orden de aplicación de los productos de maquillaje que a tan buen precio había comprado. Como la era de internet es así de facilitadora, no tuve mas que buscar algún tutorial en internet, pero me daba cuenta de que las chicas suelen ir aplicando un producto, tras, otro, tras otro, y así con decenas de cosméticos. Te explican cómo hacerlo, todo el paso a paso y sólo tienes que tomar notas para la posteridad. O memorizarlo al instante. Con la complicación añadida de que mis productos son muy básicos y mucho menores en número. Así es que me he hecho mi propia guía para torpes y tras algunos meses haciendo pruebas, este es el orden de aplicación de los productos de maquillaje que mejor me funciona.

Limpieza e hidratación

Maquillarse no implica renunciar a tu tratamiento facial de día. Yo sigo exactamente la misma rutina de limpieza de la cara, aplicación del contorno de ojos, serum y crema hidratante o antiarrugas, me vaya a maquillar o no. De hecho, como las bases de maquillaje actuales son tan cremosas y tienen hasta FPS de 15, 30 o más, pensé que me podría ahorrar todos los productos previos, menos la higiene. Pero a la larga me doy cuenta de que incluso el maquillaje parece que agarra mejor sobre una piel a tope de hidratación. Así es que no podemos renunciar a nuestro tratamiento habitual. Lo que intento es esperar un poco entre la aplicación de unos cosméticos y los siguientes, lo cual no es difícil teniendo niños detrás de los que correr, que me impiden iniciar y finalizar una misma tarea sin interrupciones.

Base de maquillaje, corrector y polvos compactos

Los aplico en este orden. Vi a gente que aplicaba el corrector para ojeras e imperfecciones antes de la base de maquillaje, pero personalmente me da mejor resultado al revés. Sobre todo, porque tengo pocas imperfecciones que cubrir, y las ojeras de madre son muy variables de un día para otro, por lo que a veces puedo prescindir del corrector, según vea el resultado de lo que ha quedado disimulado o no con la base de maquillaje. La mía, de Kiko, tiene una textura muy fluida que no deja un efecto máscara, a no ser que te apliques muchas capas, así es que se absorbe bien y puedo aplicar el corrector y los polvos compactos sin tiempo entre medias. Las primeras veces, pensaba que con la brocha de los polvos arrastraría la base de maquillaje, pero está claro que los inventores ya pensaron en esto antes de que una curvy torpe se agobiara por esa posibilidad.

Ojos

Este paso podría intercambiarse perfectamente con el de los labios, pero dependerá del arte que tengáis para maquillaros y de lo resistente que sea vuestro maquillaje. En mi caso, soy más consciente de que no me tengo que tocar los ojos al maquillarme, y la máscara de pestaña no se va a veces ni con desmaquillante, ni las sombras se mueven de su lugar. Pero los labios… a veces bebo antes de salir de casa, uso tipos de pintalabios nada duraderos, o me los muerdo mientras me reconcentro al terminar el resto del maquillaje, por lo que definitivamente no puedo anteponerlos a los ojos. Dentro de la zona de los ojos, lo primero que hago es aplicar la sombra en el párpado, después delinear internamente con el lápiz de ojos y finalmente aplicar la máscara de pestañas. Y esto es así porque en cualquier otro orden suelo tocar y arrastrar parte del trabajo que ya estaba supuestamente acabado.

Los labios y el orden de aplicación de los productos de maquillaje

Pueden ser el último paso ¡o no! Dependiendo del colorete. Lo que está claro es que cuanto más tarde lo aplique, mejor, y que suele ser el único de los productos de maquillaje que suelo llevarme a la calle para hacer retoques. Esto ocurre porque sólo he tenido una experiencia con barras de labios permanentes (hace como 20 años) y no me gustó nada el resultado: quedaban como resecos, mates y sin nada de gracia. Al usar principalmente gloss y barras de labios comunes y corrientes, no de larga duración, a poco que me los humedezca un poco, que beba o que hable, se me acabó el labial. Entre mis próximos planes de compra figura el de una barra de labios de esas que prometen durar 12 horas, no traspasarse a nada y permanecer impecables sin resecar. A ver si es verdad que la investigación en este campo ha avanzado tanto.

Colorete

No suelo usarlo nunca, porque soy de natural bastante sonrojada, pero claro, el maquillaje cubre muy bien el tono natural de la piel y he visto reducido el rubor al mínimo. Creo que es la parte que peor aplico, y muchas veces ni me atrevo a hacerlo por no quedar como Heidi después de recorrer la mitad de los Alpes descalza. En cualquier caso, si me decido a usar colorete, este es el paso final en mi orden de aplicación de los productos de maquillaje.

Y tú ¿Tienes un orden diferente? ¿Hay productos que dudas al aplicar y que no sabes si sería conveniente aplicarlos antes o después de otros? ¿Has tenido que hacer muchos experimentos para encontrar tu orden perfecto?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.