Maquillaje para torpes (III). Máscara de pestañas básica. ¿Cuál elegir?

Máscara de pestañas básica para torpes cuál elegir

Mis únicos contactos a fondo con el maquillaje los he tenido con la BB Cream, la CC Cream (se nota que nos vamos estropeando con la edad), el lápiz de ojos negro, el gloss y se acabó. Dicen los expertos que no hay que aplicar el lápiz de ojos dentro del párpado inferior, porque esto crea el efecto de tener el ojo más pequeño. Pero no sé usarlo de otra manera y entre llevar mi raya renegrida y no llevar nada, el resultado es bien diferente. Sin embargo, hablando con otras amigas acerca del producto de maquillaje que consideran básico para iniciarse en estos menesteres, una dijo que ella se bastaba con la máscara de pestañas . ¿De verdad? Yo hubiera jurado que es el producto menos imprescindible, pero después de hacer unas pruebas creo que casi me ha convencido. Mi experiencia con las máscaras de pestañas es corta, cortísima. He tenido solo unas pocas marcas en mi vida, las he usado poco, se me han acabado caducando, secando en el bote prácticamente sin usar. Lo sé, con estos antecedentes ¡nunca seré una curvy autoridad en la materia! Pero mis encontronazos con este artículo me han dejado algunas opiniones que quiereo compartir a causa de esta recién descubierta afición por el maquillaje para torpes. Así es que os voy a hablar de las máscaras de pestañas que he tenido, sus pros, sus contras… Y luego estaré abierta a sugerencias, porque tengo que ir a renovar la última que se me ha secado.

Máscara de pestañas básica astor torpes

Máscara de pestañas básica de Astor

Cuando en mi vida entra un cosmético nuevo, reconozco que la gama de Astor es la primera que valoro. El precio suele ser muy económico y lo siguiente más bajo sería ya la línea de marca blanca del supermercado, que de entrada me da menos confianza porque trabajan con productos menos específicos. Como no soy experta en maquillaje, los productos de Astor me gustan, me dan buen resultado hasta el momento y no suelo tener tentaciones de cambiar. En cuanto a la máscara de pestañas básica, nunca he sabido si yo quiero tenerlas más largas, más pobladas, con más volumen, más separadas… Claro que no quiero pegotes ni apelmazamientos, pero no tengo mucha idea de qué esperar cuando la aplico. El último modelo que he tenido en casa ha sido el Big & Beautiful False Lash Mascara y oye, divinamente por menos de 9 euros. Incluso me resultaba fácil de retirar con agua micelar estándar, sin desmaquillante de ojos. Para el poco uso que yo le daba, se aplicaba de forma fácil, no dejaba grumos y el resultado era digno y vistoso. Eso sí, no sé si los efectos eran muy duraderos porque nunca la he lucido durante demasiadas horas.

Máscara de pestañas básica clinique torpes

Clinique ¿para ricas?

La máscara de Clinique me pareció la mejor del mundo. La descubrí a raíz de una promoción de mi personal shopper en nuestra perfumería de referencia, porque ella es muy fan de estas cremas (es súper delicada y casi todas las marcas le causan reacciones alérgicas muy poco agradables) y le regalaron una máscara de pestañas en un formato pequeño, que yo pensé que sería así por ser merchandising. Pero no, no era una miniatura, sino una máscara de pestañas básica de Clinique hecha y derecha, Clinique High Impact con un cepillo que yo no había visto nunca (lo cual tampoco es que sea gran cosa, porque no es este mi terreno) y que dejaba las pestañas perfectamente delineadas ¡y separadas! Daba la sensación de que más que maquillar simplemente peinase los pelitos e hiciese magia para dejarlos perfectos. Tras 2 días de prueba, fui corriendo a comprarme una para mí. Es la más cara de las que he tenido hasta ahora (23 euros) pero es mi preferida, porque aunque terminó sus días seca por falta de uso, es la que mejor resultado me ha dado en la vida.

Máscara de pestañas básica avon para torpes

Rebajando expectativas con Avon

Tras la obra de arte de Clinique, decidí que el tema de la máscara de pestañas básica me interesaba, pero debía esforzarme en hallar algún modelo igual de bueno pero low cost total. Así cayó en mis manos la máscara de pestañas de Avon Superextend Winged Out Mascara. Normalmente, no es que sean cosméticos excesivamente baratos, pero tienen esa forma de venta con promociones diferentes cada mes, que si pillas alguna en el momento clave sí que se convierte en una ganga. Los productos de Avon no me transmiten especial confianza. He probado muchos de ellos pero pocos han logrado conquistarme como para repetir experiencia. Vamos, que me sacan de los geles de baño que huelen divinamente y pocas cosas más podría recomendar. Con este modelo de máscara de pestañas básica no acerté: un cepillo demasiado grueso, una textura demasiado espesa, muy poca maña por mi parte… Pero no llegaba a 8 euros.

Máscara de pestañas básica yves rocher

Fatal con la máscara de pestañas básica de Yves Rocher

La familia suele regalarme tratamientos y masajes de esta tienda, así es que no sé si fue por acumular puntos, o por alguna promoción, o por darme de alta en su tarjeta, me obsequiaron con una de sus máscaras de pestañas Volume 360 máscara. Como las uso tan poco, tuve que esperar algún tiempo hasta el estreno, pero una vez iniciado el producto el cepillo me resultó bastante basto, lo que dificultaba la aplicación y separar las pestañas. La textura muy espesa y nada del otro mundo para los 18 euros que supuestamente costaba el regalo. Lo curioso de esta tienda es que casi siempre tienen promociones exageradas con el 50% de descuento, y se supone que usan ingredientes muy naturales (ahora no podría asegurarlo porque ya no lo tengo y no sé qué composición tenía la que estuve usando yo) así es que si estáis especialmente concienciadas en este aspecto, podéis darle una oportunidad. Con el paso de los años igual han mejorado mucho la fórmula y no tiene nada que ver con la que yo utilicé.

¿Cuál es vuestra marca preferida para este tipo de maquillaje? ¿Os dan buen resultado los formatos barato o no os importa invertir en uno más caro?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.