Maquillaje lavable para el pelo. Probando Colorista Hair Makeup

maquillaje lavable para el pelo colorista hair makeup de l'oreal

Yo, que no me he teñido nunca jamás el pelo, que mis años tengo 4 canas mal contadas y muy bien disimuladas entre las capas de la melenita, y un tono moreno típico español y nada especial, me decidí a probar el maquillaje lavable para el pelo Colorista MakeUp de L’Oreal para perderle el miedo a los tintes, verme con otra imagen y decidir si me favorecía el cambio o si preferiría quedarme como estoy. Todo esto sin tener que hacer un cambio dramático e irreversible. Cuando mi tubito de 30 ml. de Colorista Hair Makeup llegó a casa y vi lo súper rosa que era ¡me entusiasmé! Sí, parece mentira que un color tan radical me motivara mucho en lugar de espantarme. Pero coincidió con que justo hacía unos días habíamos visto por la calle a una muchacha con el pelo rosa y a la niña le hacía gracia poderlo llevar así también. Así es que el tono elegido no podía ser mejor. La experiencia ha tenido sus pros y sus contras, así es que ¡empezaré por lo bueno!

maquillaje lavable para el pelo colorista dirty pink morenas

Maquillaje lavable para el pelo ¡que no mancha! Es cierto que una vez aplicado y seco, con o sin secador, el producto de Colorista Hair Makeup no mancha la piel, ni la ropa, ni siquiera la almohada al dormir ¡si no sudas! El fabricante advierte de que es maquillaje para el pelo, y que del mismo modo en que nos desmaquillamos para acostarnos, deberíamos lavarnos la cabeza y eliminar el color antes de dormir ¡pero cualquiera se pone de noche a adecentarse de esa manera! Mientras lo luzcamos en el pelo no manchará nada de nada y se elimina con un simple lavado. Un poco de champú y agua y desaparece. No hay que hacer nada especial. Hay 19 tonos espectaculares para elegir. Son claramente juveniles, muy estridentes y marcados e ideales para un peinado original. El mío era el Dirty Pink y era una belleza ¡en el bote! Porque a la hora de lucirlo…

maquillaje lavable para el pelo colorista aplicación mechones

Aplicación difícil. El Colorista Hair Makeup viene simplemente en un tubo del que vamos sacando la pintura de color más o menos del tamaño de 2 guisantes por mechón. Al principio ¡el color tan fuerte impresiona mucho! Pero luego se queda en nada. Las instrucciones indican constantemente que no se use un exceso de producto, pero es que si no ¡casi no se ve el tono rosa! Al final va a resultar que quería verme con un cambio más radical del que sospechaba en un principio. Creo que el resultado más bonito es el que se consigue aplicando mechas de este color, algo súper difícil de hacer en casa. La primera vez, fui enrollando mechones de pelo y al final tenía rosa del cogote para abajo y nada en la parte superior, porque es imposible manejarse con 2 niños y un maquillaje lavable para el pelo sin liarla parda. De hecho, decidí aplicárselo a la niña, para así poder controlar el producto y todo el proceso de principio a fin, pero como indican que no se use con niños, no quise arriesgarme a dejarla coloreada de por vida. Según la caja, sólo necesitas 10-20 minutos para finalizar la obra de arte. Eso será si te lo aplica otra persona, porque haciéndolo una misma es imposible conseguir un resultado precioso.

maquillaje lavable para el pelo colorista poca cantidad

Pelo reseco. Tengo un curvy pelo liso y sedoso que es la envidia del vecindario. ¡Jajaja! Igual exagero un poco, pero lo que tengo claro es que al natural es infinitamente más suave y brillante que con el maquillaje aplicado. Queda una sensación basta, como de pelo reseco, áspero al tacto, sin brillo. Es sólo momentáneo, porque en cuanto se lava el pelo vuelve a su estado anterior. Como el mío estaba sano y vistoso, así se ha quedado.

maquillaje lavable para el pelo colorista cepillo aplicación

Daños colaterales. Curiosamente, desafié a la suerte usando una toalla blanca para aplicar el Colorista Hair Makeup que no se manchó pero ¡ay del cepillo! Ese quedó coloreado a lo bruto: las cerdas, los bordes… Supongo que dan por hecho que todas las mujeres sabemos cómo funcionan los tintes en casa y que tenemos un peine pobretón para estos menesteres. ¡Pero no! Yo usé mi cepillo normal para el pelo y quedó así de coloreado.

maquillaje lavable para el pelo colorista resultado

Confía en ti ¡y en el cambio! Con lo Pantoja y tradicional que soy, lo mejor de esta experiencia con el maquillaje lavable para el pelo ha sido el mundo de posibilidades que se me han abierto para cambiar de look sin sufrir en exceso por las posibles consecuencias. El resultado podría haber sido divino o una catástrofe, que como con un lavado todo desaparecería, no tendría que vivir ningún drama estilístico. Me ha gustado verme con otro color, pese a que el resultado me ha parecido bastante pobre. Ya sea por mi propia maña para cuestiones de peluquería o porque el formato no es el ideal para hacérselo una misma en casa, el color me gustaba, el efecto también pero daba una sensación de dejadez, de llevar ahí demasiado tiempo en lugar de estar recién aplicado que no me ha conquistado. En la segunda tentativa, sí apliqué producto a cascoporro y creo que fue mucho mejor.

He llegado a pensar que de tanto leer que no debía aplicar demasiado producto ¡igual me quedé muy corta! Los mechones quedaban pingados de arriba a abajo, por lo que no me daba la sensación de estar escatimando color. Sin embargo, en cuanto el pelo se separaba del mechón e iba cada pelo por su lado, aquello perdía toda la gracia. Repetí un segundo intento y creo que el experimento mejoró, pero entonces, un solo envase de maquillaje de cabello me daría sólo para una aplicación, y me parecería algo caro si cunde tan poco el bote.

En fin, que si tenéis maña ¡tendréis un resultado ideal! Pero si sois un poco torponas, mejor no aspiréis a peinado de cine porque igual el resultado no es el que esperabais. ¿Habéis probado alguna vez este tipo de potingues capilares?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Un comentario:

  1. Para limpiar tu cepillo puedes usar un cepillo de dientes viejo. Agua y jabón, vas frotando por la “carcasa” y después con cuidado entre las cerdas. Pero quita primero los pelos que queden.
    Yo lo hago un par de veces al mes, aunquie no esté pringado de tinte jaja!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.