Look hangover o resacoso ¡huye curvy!

look hangover

Criaturita ¡monísima con su look hangover!

Vamos a ver, que en esto de la moda hemos vito todos muchas rarezas (demasiadas) pero esta debe ser de las que se llevan la palma. Una de las ventajas de ser curvy suele ser que se nos ve buen aspecto. Aún nos quedan reminiscencias de cuando de pensaba que estar gordo era estar saludable, y oye ¡bienvenida sea esa creencia! Ya que para todo lo demás, estar entrada en carnes es motivo de crítica despiadada y sin compasión. Las curvy nos arrugamos menos que las delgadas con el paso del tiempo y ese aspecto de mofletes redondeados nos puede hacer hasta vernos mejor que bien incluso si no usas maquillaje. Vamos, que la cara parece ser la única parte de nuestra anatomía que no sufre por los kilos de más. Pero desde este verano se ha puesto de moda el look hangover o resacoso. Lo que viene a ser maquillarte a conciencia como si acabaras de salir de buena mañana tras el cierres del último after, y te pillaran justo en el momento de ir a comprar el chocolate con churros antes de volverte a casa desayunada. ¡Como cabras estamos! O sea, toda la vida huyendo de esa mala cara de descompuesta y medio muerta, primero para que tus padres no te castigasen de por vida, y después para demostrar que puedes salir de juerga con dignidad y volver hecha un primor a tu casa, para que ahora nos gastemos el dinero en maquillaje ¡para estar más feas! A mí llamadme antigua, pero yo esto del look hangover no lo veo, lo mire por donde lo mire. Vamos, que me ha dejado tan al borde del colapso esta tendencia, que me he puesto a indagar a qué mente pensante se le pudo ocurrir semejante despropósito.

look hangover

Yo no sé si tiene sueño, tristeza o qué ¿esto es bonito?

1. Japonesas, of course. Creo que esta nación debería trabajar menos y vivir más. Desde que inventaron eso de ponerse de huelga trabajando horas extras, son muy dados al despropósito. Yo nunca he visto una japonesa curvy (qué éxito de genética tienen, oye), pero ya me dejaron para el arrastre con otra moda anterior, esa de operarse los ojos para tenerlos más redonditos y parecer más occidentales y menos asiáticas. Por favor dejemos los quirófanos para cosas serias y que cada uno sea tal cual le haya tocado dentro de su raza, que de todo tiene que haber en este mundo. Pues siguen obsesionadas las japonesas con el rostro y el contorno de ojos, de ahí que ahora vean de lo más mono lo de parecer medio bebida y extenuada a cualquier hora del día. Y lo peor es que claro, el asunto empieza en su isla y rápidamente el look hangover se expande por el resto de países.

look hangover no asiático

Paso a paso ¡y hasta con maquillaje de Doraemon! Más asiático imposible

2. Look Hangover do it your self. ¿Que no eres de beber, de salir de marcha o que es un miércoles, son las 8 de la mañana y has dormido de maravilla? Don´t worry que ya hay “un ciento” de tutoriales en internet donde te explican cómo tener el peor aspecto del mundo antes de salir de tu casa. Y digo yo ¿el resto del look hangover se complementa con olor a tabaco, ropa arrugada, con lamparones porque te han echado el cubata encima y unos restitos de vómito pegados en el zapato, porque además del fragante aroma, ahora hace bonito? Y otra duda que me corroe: si sales de fiesta en fin de semana ¿te ahorras el maquillaje, porque ya sabes que vas a volver así a casa, o te maquillas igualmente para dar doble miedo a tu vuelta? Es que a algunas las veo con una carita de pena, que me parecen una aparición del más allá.

look resacoso

Y se escapará fuera de Asia para atraparnos a todas ¡ay!

3. Ojo, que se acerca Halloween. Vamos, es que de ir pintadas con el look hangover tan de moda, a querer lucirnos como muertos vivientes ¿cuánto nos falta? Un pasito chico y ya nos plantamos en una nueva moda, la de ir disfrazados de carnavales el año completo. Muy práctico todo, oigan. Con lo que aguantan esas pinturas, cuyos creadores no conocían el término “no transfer”, y menos aún la idea de que no se te chorreen por toda la cara al mínimo esfuerzo.

Siempre se ha querido usar el maquillaje para tapar imperfecciones, tener mejor aspecto, difuminar ojeras, bolsas en los ojos, granitos, arrugas y demás ¡y resulta que eso era lo bonito! Cuánto tiempo hemos vivido engañadas y cuánto dinero desaprovechado. Seré una curv antigua, pero con esta moda a mí no me pillan. Prefiero salir a la calle luciendo mis rollizos mofletes colorados y parecer la prima hermana de Heidi emigrada de los Alpes, que con pinta de tener ya un pie en el otro barrio por haberme corrido una juerga que ni siquiera ha tenido lugar. Y vosotras ¿cómo veis esto del look hangover? Por las fotos deduzco que la lucen sólo chicas muy jovencitas ¿qué les dirán sus madres cuando las ven así?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

5 comentarios:

  1. Con lo monas que son las japonesas y qué poca idea tiene. Yo también soy proprima hermana de Heide, bastantes ojeras suelo tener yo como para acentuarlas.
    Un besito.

  2. Maria Mivinailart

    Desde luego no saben que hacer estos japoneses, eh! A quien se le ocurre? Quién habrá sido la mente maravillosa que ha puesto tal moda? Y lo peor, estamos locos como para seguirlo?? Yo no desde luego. Me quedo con el look cara lavada y punto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.