Gorda y runner (VIII) Libros para principiantes que quieren correr

Libros para principiantes que quieren correr

En el fondo, me debería dar vergüenza escribir este post, puesto que empecé con mi propósito de correr en enero, en septiembre reconocí que no lo iba a lograr en esas supuestas 8 semanas que se suelen marcar como tope para conseguirlo, ni creo que lo llegue a hacer nunca. Sin embargo, antes de ponerme mis zapatillas por primera vez, de comprarme mi pulsera de actividad y el resto de cachivaches que me he ido agenciando en estos meses, lo cierto es que quise documentarme sobre el tema y me leí de golpe varios libros para principiantes que quieren correr. Así de apretada soy para todo lo nuevo. Creo que en 2 semanas ya los había devorado todos, la información comenzaba a repetirse y a fin de cuentas lo que debía hacer era ponerme en marcha, no seguir acumulando conocimiento sobre entrenamientos de lo más diverso. A toro pasado me doy cuenta de que de todos ellos valoro la inyección de optimismo que aportan, que te puede servir para empezar a correr o para cualquier proyecto en otras parcelas de tu vida. Pero también que he echado en falta un capítulo: el de que hay gente que nunca, jamás logrará correr. Y entre ellos me hallo. Os los enumero brevemente por si os encontráis en esos primeros momentos de dudas en los que no sabéis por dónde empezar.

Libros para principiantes que quieren correr y son mujeres

Mujeres que corren de Cristina Mitre, fue el primerísimo libro de mi lista. La conocí a partir del Club de Malas madres del que soy militante y fan. Lo de establecer diferencias de género entre los corredores me rechinaba al principio, pero entiendo que puede haber mujeres a las que les afecten de forma determinante los ciclos menstruales, o que por lo visto se niegan a entrenar sin maquillaje. En este punto no me identificaba absolutamente nada con mi género, pero el texto sirve para animar a cualquiera, para darte el empujón que te falta, para buscar tu propio espacio y tiempo, y para ser una novata con la cabeza asentada. Es una experiencia personal contada de forma muy amena y con mucho humor.

Manual del buen corredor

Al contrario que el anterior, este libro es un poco macho pero me ha gustado muchísimo. El autor, de Manual del buen corredor, Javier Serrano, me ha matado de risa en muchos momentos. Es un muy buen narrador, cercano como lo pudiera ser tu cuñado (a veces peca de cuñadismo, la verdad) y aunque las partes técnicas en las que te va explicando los segundos y minutos de las series, esas cosas que yo jamás llegaré a hacer, los días para preparar una maratón… se me hacían un poco densas, lo cierto es que te engancha con su estilo. Javier es una persona normal, no vive sólo para correr, sino que tiene trabajo, familia, hijos… Vamos, muy de andar por casa y por eso sus vivencias, desde la forma de organizarse hasta las lesiones que ha vivido, son creíbles y de mucha utilidad. A día de hoy, creo que es el que mejor ha reflejado mi estado actual de que no corro porque me duelen las rodillas, y eso no lo voy a arreglar por mucha zapatilla buena que me compre si no me quito de encima un montón de kilos y mejoro la musculatura, que debe estar por ahí oculta, debajo de la grasa. Además, es un señor que, por las lesiones, en la actualidad ya no corre y está bien conocer la visión de alguien en esa situación porque yo he fracasado casi antes de empezar.

Running para perezosas

Fue un préstamo internacional que me llegó gracias a La maternidad de Krika en Suiza, otra madre sin tiempo, pero con el firme propósito de no apolillarse en su casa. Al ser el cuarto, en Running para perezosas de Marie Poirier ya había mucha teoría que me sabía, pero si recomenzara otra vez con los libros para principiantes que quieren correr, creo que este podría ser el primero y quizás el único que necesitase. Como puntos a favor tiene su formato, con dibujos, una estructura muy didáctica, visualmente atractivo, con recomendaciones de estiramientos, ejercicios para fortalecer la musculatura y espacio para que rellenemos con  nuestra propia experiencia. Cuando lo acabas, casi tienes un diario en primera persona de tu experiencia. Eso sí, es muy básico y muy para el inicio, además de bastante poco redundante cuando quiere infundir ánimos. A poco que domines el tema se te quedará muy corto.

Femenino sin límite

Es un libro que no tiene nada que ver con los anteriores porque trata de la organización y preparativos para realizar una maratón con fines benéficos, así como el inicio en el running a una edad más avanzada y la superación de un cáncer en medio de todo el proceso. Femenino sin límite, de Iolanda López me ha resultado confuso, más útil para quien quiere organizar una carrera que para quien quiere correrla. Pero al menos, es una historia de superación personal y asombro, algo que siempre viene bien conocer para ponernos en la piel de otra persona y saber cómo ha afrontado la adversidad.

Y hasta aquí, mi inmersión en la literatura de carreras hasta el momento, y creo que para siempre. ¿Habéis leído algún libro especializado a la hora de iniciaros en un deporte? ¿Os motivó u os hizo tirar la toalla antes de tiempo?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.