Psoriasis y Lactovit Lactourea. ¿Funciona una crema tan barata?

lactovit lactourea psoriasis

A mediados de este año os comentaba que tengo psoriasis ungueal desde niña, desde los 8 años aproximadamente. Siempre se ha mantenido a raya en las uñas y nunca he tenido un brote de psoriasis en ninguna otra parte del cuerpo. Pues bien, justo cuando pedí cita para el dermatólogo, después de casi 30 años asumiendo que no existía ningún tratamiento para mí ¡empezó a extenderse por el pie izquierdo! Al principio, pensé que la sequedad del talón se debía al inicio del verano: sandalias, pies poco cuidados, poca crema, demasiada exposición al aire… Pero de pronto empezaron a surgirme unas grietas sangrantes sin ningún motivo y aquello picaba una barbaridad. Al rascar me hacía heridas y era un no parar de tener molestias por una cosa o por otra. Así es que pedí cita con mi médico de cabecera, que me gestionó el paso no al dermatólogo, sino a una visita fotográfica previa para tratar de acelerar el posible tratamiento. Como en el historial ya figuraba mi psoriasis, la idea era que un médico me hiciera algunas fotos en mi propio centro de salud, en las que se vieran las uñas de manos y pies, la piel del talón afectada y así remitirlas al dermatólogo de nuestro hospital para que valorara el caso. Mi médico aseguraba que si se hacía el diagnóstico vía foto, podrían ponerme tratamiento sin tener que pasar más de un año en la lista de espera. Y la cosa funcionó, pero no exactamente así, porque tras 2 meses de haber iniciado el tramite ¡sí tuve cita en el dermatólogo! ¿Sería bueno o malo que me recibiese tan deprisa?

La valoración fotográfica. La verdad es que el médico, o el enfermero, o lo que sea que fuera aquel hombre que mefotografió, afirmó nada más ver las manchas de la piel que sí, que sería psoriasis. Pero no porque fuese especialista, sino porque él también la padecía. Fue este hombre quien me recomendó que me pusiera Lactovit Lactourea, una crema de supermercado barata, o Ureadin, de farmacia y 4 veces más cara, pero que según él me iba a dar los mismos resultados. Previendo que me quedaría un año por delante en la lista de espera, allá que me fui en busca de mi Lactovit Lactourea que tenían en mi supermercado habitual. 500 ml. de crema por 5 euros. No era nada cara, así es que empecé a aplicármela cada noche en ambos pies, porque total, no era un medicamento, sino una crema hidratante normal. En 2 días, sin exagerar, la sequedad había desaparecido por completo y en 2 semanas apenas quedaba rastro de las rojeces, de pellejos levantados, pieles muertas ni heridas. ¡Y ya no me picaba nada!

La cita con el dermatólogo. Fue bastante desagradable porque, según él ¡puede que lo mío no sea psoriasis! No me lo podía creer. Oiga usted, que llevo casi 30 años con esto en las uñas ¿de verdad va a ser un hongo ahí arraigado de por vida? Ante sus dudas como experto y mis afirmaciones como paciente antigua, decidió coger muestras del talón y la piel, no de las uñas porque decía que eso era un procedimiento más complicado y como fui a consulta con el niño ya llorando y cansado de estar en el carrito… Total, que el dermatólogo está casi convencido de que lo del talón y el dedo gordo del pie es un hongo, y puede que lo de las uñas sí sea psoriasis. La muestra la recogió arrancándome trocitos de piel con un bisturí, lo que me escoció bastante y me dejó el pie hecho un cristo y sangrando por mini cortes por todos lados. A finales de octubre, tendremos los resultados y sabremos si lo de la piel es psoriasis u otra cosa. Empezaremos por tratar primero esto y luego nos meteríamos a comentar las posibilidades de medicamentos para la psoriasis ungueal. Porque me dijo este hombre así, como quien no quiere la cosa, que eso es un tema difícil y que total, si es una mera cuestión estética… ¡Ay! Mi gozo en un pozo.

En cualquier caso, y a la espera de confirmar si definitivamente tengo psoriasis o no, la crema Lactovit Lactourea se ha llevado o el brote de psoriasis o el hongo por delante, porque ahí no me queda ya rastro de nada. Ya preveo las dudas en la siguiente visita, para averiguar si los medicamentos son compatibles con la lactancia o no (he mirado algunos de los compuestos que se usan habitualmente para tratar la psoriasis en e lactancia y están bastante desaconsejados si se tiene un bebé) o si son extremadamente dolorosos, ya que algunos de ellos consisten en inyecciones en las uñas, y no me veo yo pasando por semejante tortura. Había imaginado algo tipo crema o laca de uñas, fácil y de aplicación feliz.

¿Alguna vez habéis encontrado en la cosmética normal un tratamiento eficaz para enfermedades?




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

2 comentarios:

  1. Buenas,
    Tengo psoriasis desde que estaba en el instituto. Con el paso del tiempo y cada vez que estoy más nerviosa de lo normal me pongo peor. Estoy de los corticoides un poco harta porque no solucionan mucho. Hace unos años en un puesto de jabones naturales me compré uno, y lo utilicé para la psoriasis. Mejoró un montón, lo malo es que no recordaba que llevaba para poder comprarmelo otra vez.
    Sé que es algo de por vida y que tendré momentos mejores y peores. Eso si, cuando llega el tiempo e verano en la playa mejora muchísimo.
    Un abrazo y suerte con el dermatólogo.

  2. Lo malo de lactovit es que ya la sacaron del mercado, al menos en la ciudad de México ya no la encuentro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.