Laca de uñas duradera y no permanente. Yo la prefiero

laca de uñas duradera

Está el mundo revolucionado con las manicuras permanentes, semi permanentes, las uñas de gel y todo ese faranduleo. Como madre, cada día tengo menos tiempo para mis cosillas, aunque espero poder recuperar minutos allá por el futuro, cuando mis criaturas sean más autónomas. Sin embargo, ni tiempo si presupuesto para ir a que me las pinten en la calle, o para deleitarme yo misma en casa con una lámpara de esas de luz que dicen que te dejan el esmalte ahí seco para la posteridad. Debe ser el descubrimiento del siglo, porque al menos en este pueblo hay una fiebre importante y una de aperturas de locales de manicuras de estas, que no es ni medio normal lo rápidamente que están proliferando. No he tenido oportunidad de probar estos inventos, pero sí soluciones que me aseguren una laca de uñas duradera y no permanente, ya que no puedo andar con retoques estilísticos a cada instante.

laca de uñas duradera y no permanente

Lacas de secado ultra rápido. Empecé a usar pintauñas de secado en 60 segundos cuando nació la niña y después los encontré de 45 segundos ¿alguien da más? El insecto palo dice que esa rapidez es por un exceso de productos químicos que no serán nada beneficiosos, pero ay, no puedo pararme a pensar en todo esto. Además, estéticamente, mis uñas son un verdadero desastre a causa de la psoriasis, por lo que desde que tengo uso de razón no hay día que no las haya llevado pintadas. Y ni tan mal: no son quebradizas, no se rompen con facilidad, ni se han amarilleado o sufrido otras enfermedades. No penséis que uso productos espectaculares, porque lo normal es que use el Quick & Shine de Astor y andando. Ahora hasta unos de Hema, que por ese precio no serán una maravilla pero los colores son muy resultones y daños no he visto. En cuanto a lo de si estas marcas que uso tienen laca de uñas duradera y no permanente, pues no sabría decir. Los modelos normales me duran una semana en condiciones, y eso teniendo en cuenta que mis uñas crecen mucho más deprisa que las de la gente normal. No se desconchan y el mayor estropicio lo tengo en la base, en la zona blanca que se va viendo en el nacimiento de la uña. Con estos 7 días ya me doy por satisfecha, y entonces vuelvo a hacer malabarismos para encontrar otro ratito de acicalamiento de manos.

poshé top coat laca de uñas duradera y no permanente

El maravilloso top coat. Ojo, que yo esto lo había descubierto hace muuuchos años, pero pensaba que simplemente servía para dar brillito a la uña y nada más. Entonces llegó a mi vida el conocimiento de Mivi Nail Art, me habló del Poshé, pedí un cargamento por internet y oye, años y años de brillo duradero en cualquier laca de uñas. Da igual si tenéis muchas que no sean de secado rápido, o que no tiendan a aguantar mucho trote. El top coat ayuda al secado en un minuto, da brillo y encima protege de los golpes y del desgaste normal del esmalte. ¡Todo son ventajas! Esto hace que ahora, si la gama de colores de moda no están en versión de secado en menos de un minuto, no tema coger cualquier otra variedad, porque sí, sigo sin disponer de tiempo pero este invento del top coat me lo suple a la perfección.

¿De verdad quieres la misma manicura durante un mes completo? Otro de los motivos por el que me decanto por la laca de uñas duradera y no permanente es porque no voy siempre vestida con los mismos colores, y me gusta variar cada pocos días. Igual una manicura semipermanente o permanente del todo, en plan discreto, como la francesa, sí sería ideal para lucir indefinidamente, pero si lo que quiero son colorines, mejor poder cambiar más a menudo. Y luego está el tema del desembolso porque las lacas de uñas permanentes son más caras, necesitas una inversión inicial en esas lámparas LED de las que no entiendo nada, aunque mi curiosidad por robarlas es grande, eso sin contar con que no te aficiones a ir a un salón profesional a que te las dejen divinamente cada x tiempo por el módico precio de… Lo que sea, según dónde viva cada cual. Que sí, que los precios en este sector se han abaratado mucho en los últimos años, pero aún así yo lo sigo viendo como un pequeño lujo del que por ahora puedo prescindir.

¿Vosotras os habéis subido al carro de la manicura permanente y semi permanente? ¿O seguís con los esmaltes de la antigüedad?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Un comentario:

  1. Ay Poshe, bendito sea!! He descubierto el top coat gel de Masglo y es maravilloso, tanto como este.
    Gracias por nombrarme cariño.
    Besotes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.