Gorda y rellena de calorías vacías

alimentos con calorías vacías

Seamos sinceras con nosotras mismas, porque el sobrepeso y la obesidad vienen determinados algunas veces por otros trastornos de salud más difíciles de controlar, pero ¿cuántas de nosotras estamos gordas por comer mucho, o mal, o por movernos poco? Yo, la primera. A raíz de mi participación, de lo más sorprendente, por cierto, dado lo mal que me manejo con las recetas, en el nuevo blog Cocina para tod@s, casi que estoy haciendo un curso acelerado de la cantidad de alimentos que no nos aportan nutrientes beneficiosos para nuestro organismo y sin embargo están cargados de las llamadas calorías vacías. O sea, tienen abundancia de energía pero ninguna propiedad más. Si abusamos de ellos y encima no hacemos un esfuerzo físico extra para gastar ese exceso de calorías que le acabamos de acoplar a nuestro cuerpo ¿qué ocurrirá? Exacto, engordaremos a lo loco y de forma muy poco saludable. Pero esto no es lo peor, ya que lo grave es el riesgo de enfermedades cardíacas y circulatorias que conlleva; que los alimentos con calorías vacía además estimulan nuestro apetito ¡lo que nos faltaba si ya somos zamponas de serie!; y encima evitan que ingiramos otros productos más saludables. Más allá de lo monas que podamos vernos con nuestra figura actual y nuestras carnes curvy, no estamos viendo cómo tenemos el interior de nuestro cuerpo, y la mala alimentación nos pasará factura antes o después. Lo que ocurre es que las consecuencias suelen verse a tan largo plazo que cuesta mucho mentalizarse para cambiar de hábitos. Cuando hago mis propósitos de año nuevo, casi nunca suelo pensar en bajar de peso, pero sí en comer mejor. Luego se pasan los día, se me bajan los ánimos y nunca lo logro, pero me he dado cuenta de que cantidad de la comida que consumo de forma habitual ¡son alimentos con caloría vacías! Os digo en cuáles tropiezo más y cuáles he logrado evitar.

Zumos envasados. Esto lo averigüé con la pediatra de mi hija ¡y es que los zumos son el mal metido en un tetra brick! ¿Verdad que ninguna madre en su sano juicio daría a sus hijos un refresco de cola cada día para merendar? Pues literalmente nos dijeron en el grupo de crianza que hacemos prácticamente lo mismo al fiarnos de los zumos envasados. No llevan nada de fruta, ni los beneficios de sus vitaminas y fibras, mientras que tienen tantos azúcares como otros refrescos. La fruta es mejor comerla entera para aprovechar todas sus propiedades, y si no, hacer zumo en casa sin añadirle nada más, aprovechando la pulpa, que sacia mucho más. Hace más de 2 años que los desterramos de la despensa de casa.

Refrescos. Los tomamos todos de tipo zero o light, sin azúcares. Propiedades siguen sin tener ninguna que sea buena para el cuerpo, pero al menos no incluyo un aporte de azúcar extra a la dieta. Además, sólo los tomamos esporádicamente durante el fin de semana. A diario sólo bebemos agua.

Las galletas (incluidas las infantiles). De la bollería industrial ya nadie duda que no es nada beneficiosa y que si no se consumiera nunca, mejor que mejor. Pero en los supermercados hay todo un surtido de lo más variado que ya no son bollos, sino galletas, que parece que por ser más secas nos aparentan ser más sanas. Y como siempre vamos con prisa a todas partes, y nos ponen las galletitas tan bien envasadas de forma individual, y en un formato tan práctico, y están tan ricas ¿quién puede resistirse a ellas? Pues nadie. Y lo peor es que cuando damos este alimento a los niños, no nos damos cuenta de que precisamente las destinadas al público infantil llevan incluso más calorías vacías que las de los adultos. Que sí, que nuestros niños corren mucho y no paran en todo el día, pero cuanto menos abusen desde pequeños de estas galletas, mejor. Lo ideal sería hacerlas nosotros en casa, controlando todos los ingredientes que les añadimos, pero claro, como no tenemos tiempo para repostería a diario, solemos caer en la tentación.

Los aperitivos. Podéis ver que casi todos los alimentos con caloría vacías son los destinados a comer entre horas. Las patatas fritas, chocolatinas, snacks… mejor mantenerlos también a raya, porque estos unen el azúcar con el exceso de sal ¡la bomba perfecta! Ahora hay barritas de cereales que pueden llevar fruta y son más sanas. También son muy energéticas, y no nos podemos atiborrar de ellas a lo loco, pero reducen la sensación de hambre y tendremos menos tentaciones de picotear entre horas.

Como gorda no experta en cuestiones alimentarias, estos son algunos de los trucos que pongo en práctica para eliminar las calorías vacías de mi menú diario. ¿Conocíais qué es esto de las calorías vacías? ¿Qué alimentos sanos utilizáis para matar el hambre entre horas?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

4 comentarios:

  1. Lo de los alimentos infantiles es casi delictivo. Añado a tu lista los “cereales” que de cereales tienen el nombre nada más y kilotones de azúcares.
    A mí para picotear me va muy bien con los encurtidos, pepinillos, banderitas… Hay que tener cuidado con la sal igual, pero son bastante más sanos que las patatas y demás snacks porqueriosos.

    • Yo lo he notado en que a la niña le doy una galleta María y sí, se la come contenta, pero cuando hemos tenido en casa galletas de marcas infantiles para bebés es que se vuelve loca, se pasa el día buscando el paquete y se lo puede comer entero de una sentada. Algo deben de tener. Voy a tener que probar esos encurtidos, porque sólo me gustaban las aceitunas, y tampoco es recomendable darse un hartón de ellas.

  2. Hola! Yo he estado un año con una dietista y cuando iba al super me di cuenta de que el 80% del supermercado sobran para una dieta saludable.

    Verduras, frutas, legumbres, arroz, pasta, carne, pescado, huevo y queso fresco, leche y yogurt bastan.

    Todo lo elaborado aporta un montón de calorías. He perdido 20 kilos pero aún soy tela de curvy! jajajaja.

    Un beso guapa!

    • ¡Tienes razón! Cuando pensamos en comida basura y calorías vacías, siempre nos pasan por la cabeza los restaurantes de comida rápida, pero es que entrar a hacer la compra en un supermercado es un crimen. Cantidad de cosas que nos están buenísimas a casi todos pero que no son nada de sanas. ¡Qué éxito de adelgazamiento! A mí también me sobran más de 20 kilos, a ver cómo avanzo ahora que he decidido reconstruir mis malos hábitos alimenticios.

Deja un comentario