Fotos de moda curvy realistas ¡por favor!

fotos de moda curvy realistas

Ya sé que la publicidad tiene unos códigos propios para captar la atención de los posibles consumidores, y que se permite unas licencias artísticas que se alejan de la mera información y exposición de las características del producto que promocionan. Aún así, tanto en las fotos de moda normal como en las fotos de moda curvy, muchas veces el realismo brilla por su ausencia. No digo ya si se usan más o menos los programas de retoque, a lo loco y eliminando kilos y trozos de carne porque sí, porque el responsable de turno cree que cuanto menos ocupe un cuerpo mejor, más moderno y más venderá. En lo que me he fijado últimamente es en el entorno, en esas composiciones de playa, ciudad o montaña que suelen acompañar a las modelos y con las que cuesta hacerse a la idea de cómo nos va a funcionar lo que sea que nos quieran vender en nuestra vida de curvy (o no curvy) de andar por casa.

violeta by mango bañador

Por ejemplo, en esta imagen de Violeta by Mango, que no es ni mucho menos la mejor que le han hecho a esta modelo, que en el resto de la colección sale bastante más mona, yo no puedo imaginarme un lugar peor para poner esa mini toalla de playa. Un suelo rocoso y duro, con la misma anchura que la toalla, que a poco que suba la marea te pones perdida. Y si encima vas con la familia y los niños ¿dónde los recolocas? Será que el pensamiento de madre me hace ver peligros por todos lados, pero no he podido fijarme en el bañador. Sólo en la de inconveniencias que le veo a esa localización para pasar un día de playa.

tess holliday balcon

Respecto a la ropa interior de Tess Holliday, es que ni siendo curvy ni delgada la idea de salir así al balcón la veo factible. Habrá vecinos que se escandalicen, otros que tengan malos pensamientos, otros que te quieran denunciar y lo peor ¡yo sufro viéndola tan cerca del tendido eléctrico que tiene pegado a la barandilla del balcón! Como se descuide mínimamente, nos da un susto y se nos queda pegada al cableado por la corriente.

tara lynn louboutin

Para publicitar zapatos Louboutin y joyas de súper firma, lo mejor es desnudarse como Tara Lynn en Harper Bazaar. Esto debe asumirlo como normal el resto de la humanidad, menos yo. Es que si me enfundase esos tacones de infarto (que seguro que no se da el caso, dada mi inestabilidad y la tendencia de la mayoría de las gordas a evitar esas alturas) sería para lucirme en la calle y a la vista de todos, no para ponérmelos “cómodamente” al llegar a casa. ¡Si de lo que de verdad tiene una ganas es de descalzarse y dejarse de apreturas! La joya no me molestaría, pero vamos, que con lo mona que es la chica, seguro que habría 1.001 poses para mostrar tacones sin tener que sacar las carnes a relucir.

ashley graham colección ropa interior

A Ashley Graham también la hemos visto en cada una… Aquí ya no sé si lo que anuncia es ropa interior en exteriores, como Tess, o si se supone que esto es un conjunto para salir a hacer deporte. Por el complemento de las zapatillas, claro. En cualquier caso ¿qué mejor opción para la sesión de fotos, que subirse a lo alto de un muro porcachón para posar? Eso sí, debo decir que como punto a su favor sale con todas su redondeces y celulitis, porque a veces hasta a las gordas se les eliminan estas imperfecciones. Pero eso será tema para otro día.

candice huffine

Para ir al trabajo ¡no lo dudéis más! Enfundaros es este vestido hiper mega ceñido de piel, o de imitación a ella, con escote palabra de honor y botín de taconazao. Y restregaros por todas las paredes de la oficina. Lo de sobar los muros es algo que en publicidad encanta, oye, cuando en la realidad ¿quién va tocando las paredes ajenas? Y las de casa tampoco. Que les sale brillo y hay que volver a pintar. Aquí os traigo el ejemplo de Candice Huffine, que despistaría a más de uno si de verdad hiciese la jornada laboral con semejante modelo.

inglesina familia irreal

En cuanto a las fotos sobre artículos de puericultura y demás parafernalia maternal, no he encontrado imágenes que simulen a madres plus size, pero vamos, que para muestra me sirve esta familia ideal de Inglesina. Pareja con 2 hijos, uno muy bebé, por el tipo de carrito con capazo que empuja la peripuesta madre, y todos tan arreglados y de punta en blanco para salir a dar el paseíto de la tarde. ¿Os cuento cuándo logré yo salir con un aspecto medio digno a la calle? Es que yo veo esta estampa y lo que pienso no es “me voy a comprar el carrito a ver si consigo ese estilo de vida” sino “este carrito no me pega ni con cola porque yo voy a ir siempre deprisa y a medio arreglar”.

¿Vosotras preferís esta publicidad irreal, u os hace más efecto la que se parece más a las situaciones que vivís en el día a día?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

4 comentarios:

  1. La verdad es que las fotos que hacen algunos son la leche. Como la postura que tenían las modelos de pronovias con las manos en la cintura y los hombros hacía delante, marcando las claviculas… yo las veía y no me imaginaba con esos vestidos. Y lo mismo me pasó con el carro de la gordi. Yo vivía soñando con mi bebecar y cuando vi los catálogos flipe.
    Deberían hacer fotos más naturales y realistas

    • ¡Me encantan los carritos de Bebécar, aunque nunca lograré ser tan estilosa como estas mamás de sus fotos, claro. Y lo de las clavículas ¿de verdad enseñar ese hueso se considera moderno y bonito? Bueno, mucho sobre huesos no puedo opinar, porque yo llevo años sin verme los míos 😛

  2. Yo creo que nos quieren engañar y en algún caso (me incluyo) lo consiguen. Especialmente cuánto te Cojen baja de autoestima, y después del parto creo que fue lo peor… Veía fotos de modelos y en las imágenes de curvys no me veía identificada porque no son reales las poses, y en las otras tampoco porque entre el Photoshop y las tonterías pues nos venden cualquier cosa. Al final… En mi caso me costó ver que no creo que vuelva al cuerpo de antes porque no tengo el mismo tiempo que tenía antes para dedicarme a él.
    No solo hacen falta modelos más reales, también fotógrafos, diseñadores, revistas, editores… En fin…

    • Eso es cierto. La modelo puede estar entrada en carnes, y asemejarse más a nosotras, pero nos las plantan en unos decorados, en unos ambientes y con unos intereses que tampoco cuadran con el de muchas mujeres. Desde hace unos años, me he dado cuenta de que la publicidad prácticamente ni me inmuta. No me veo identificada en los anuncios, ni en las fotos ni en sus mensajes. Por lo que al final ¡me sale hasta rentable! Compro lo que necesito y no por impulso porque nada me incita a hacerlo. ¡Los anunciantes deben estar perdiendo clientes a espuertas con estas tácticas!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.