Mis largas vacaciones de navidad. ¡Bye, bye hasta 2017!

navidad curvy 2016

¡No tengo vergüenza! Lo sé… Me he pasado el mega puente de la Constitución sin pisar el blog y ahora ¡he decidido adelantar las vacaciones de navidad! Oye, será por el embarazo, por los temores que me asaltan cada vez que pienso en las primeras vacaciones escolares largas de la niña, o porque el año toca a su fin y noto el cansancio acumulado ¡que me voy a hacer la loca durante unas semanas! La idea es volver en 2017 con energías renovadas para seguir compartiendo mis curvy inquietudes con toda aquella que quiera dejarse caer por este espacio. Pero a día de hoy ¡sólo tengo pensamientos para antojos de embarazo y turrones! Antes de que muramos todas por una sobredosis de azúcar a causa de mis posts, creo que es mejor retirarme discretamente a envolver regalos de navidad, pensar en el ataque a las rebajas de invierno y darle alguna que otra vuelta al calendario de publicaciones.

¡Ay! Una gorda en navidad tiene una supervivencia muy difícil. Y estando embarazada ¡aún más! Con lo bien que llevaba el control de peso durante el embarazo, creo que esta vez no voy a tener la misma suerte que durante la primera preñez y con tanto turrón de chocolate desde octubre ¡me estoy desbocando! No dramatizaré mucho, porque a punto de cumplir la semana 30 del embarazo sólo he engordado 2 kilos, pero es que parece que se hayan sumado los dos a la vez en unos pocos días. ¿Y si se me dispara la báscula de aquí al parto? Estoy en un sinvivir con este tema, pero el caso es que por muchos remordimientos que me entren ¡no aparto las manos del turrón! Ni de las gominolas ¡si yo nunca he sido de comer chucherías! Yo soy gorda de comida estándar, no de porcadas de este estilo. En fin, que me tengo que moderar. Cuando me toque la revisión con la matrona justo el 4 de enero, con todas las comilonas grandes de las fiestas ya introducidas en el curvy cuerpo ¡miedo me da la que me pueda liar!

De compras embarazada. Por ahora, os comenté que voy apañándome bien con mi ropa normal por el peso que había perdido con En tu línea antes del embarazo, y con alguna pequeña adquisición de camiseta de embarazo y de pantalones para poder variar los estilismos. En rebajas, no quisiera comprar más ropa premamá, porque me quedará poco tiempo para darle uso, pero tengo una ansiedad por adquirir cosas nuevas ¡igual es algo hormonal! Además ya sé que voy a ir de boda en junio, pero como no tengo ni idea de la talla que usaré entonces, no sé si podré adelantar la compra a los meses de enero y febrero para aprovechar las rebajas.

La navidad familiar. Porque no todo va a ser comer y comprar en estas fiestas (sí, el consumismo y la gula me pueden). Quiero dedicar tiempo de verdad a mi niña, a recrearme con mi preñez durante las vacaciones, a hacer cosas con mi sobrina cuando venga a visitarnos… Mirad si estoy motivada con la desconexión ¡que hasta me rondan por la mente ideas de meterme en berenjenales como la cocina y el DIY! A la niña cada vez le atraen más las manualidades y como yo no sé hacer nada, es un entretenimiento ideal para esta época que en casa no tenemos explotado. En cuanto a la cocina ¡sólo pienso en la repostería! No sé si será buena idea lanzarme para engordar más, o será quedarme quietecita para que el nuevo churumbel no me nazca rebozado en azúcar.

¡Pues esto es todo! Que yo sólo quería dejar constancia aquí de que no he desaparecido del mapa y contaros mis planes para estos días de retiro del mundo 2.0. Pero a lo tonto a lo tonto ¡ya os he desvelado medio futuro del que me queda por vivir! ¿Cómo afrontareis vosotras las fiestas navideñas? ¿Seguiréis con la rutina normal o tenéis grandes planes para vivirlas de forma muy diferente al día a día? ¡Nos vemos a principios de 2017!

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.