Curvy y con copa menstrual

copa menstrual lily cup

Cuando una es curvy todos los males del mundo se suelen achacar a tu peso. Si vas al médico porque tienes gripe este te dice que deberías perder peso, y si los astros se alinean para que España pierda Eurovisión es porque tú eres una plus size que estás haciendo recaer la desgracia sobre tu país. El exceso de peso es la madre de todos los males. Por este motivo, cuando oigo hablar de nuevos inventos que parecen revolucionar una parte de nuestras vidas, lo primero en lo que pienso es “¿habrá de mi talla?” De lo que sea. Pero necesito saber si voy a caber yo en él o viceversa. Cuando comencé a leer sobre la copa menstrual, lo cierto es que este asunto me preocupaba menos, porque digo yo que tanto una curvy como otra muchacha de peso normal tendrán los interiores más o menos del mismo tamaño. He pasado años con muchas reticencias respecto a este artilugio ¡porque literalmente me daba asco! Hasta que la desesperación por muchos periodos finalizados en infecciones de orina, me hizo perderle el respeto y empezar a verla con buenos ojos.

1. Tallas para todas. La única copa menstrual que he usado hasta el momento es la Lily Cup de Intimina.  La elegí por el diseño suave y redondeado hecho en silicona quirúrgica, ese color fucsia tan alegre, y porque ya tenía varios productos de la marca que me han funcionado bien y me dan confianza. Para elegir una copa menstrual, la talla no va a depender de tus kilos sino de si has sido madre mediante parto vaginal (talla grande) o si tienes un flujo muy abundante (talla grande también). Para el resto de casos es mejor usar el modelo pequeño. Como no podía ser de otra forma ¡yo me he estrenado con la copa plus size! Talla B de Intimina. Pero solo por haber parido, ya que la cantidad de flujo en mí es normal, tirando a escaso.

2. Fácil de usar. Llevo 5 ciclos menstruales usando la copa menstrual y nunca le he visto dificultades. Si se siguen las instrucciones es muy fácil de introducir, de extraer y de mantener higienizada. No molesta nada. No se nota que la llevas puesta y tiene una capacidad enorme. No hay que tener miedo a que se desborde y suframos un tétrico accidente, aunque lo del número de veces que hay que vaciarla al día dependerá del flujo que tengáis. En mi caso, con un vaciado diario es suficiente y aún así, nunca he visto que el contenido amenazase con salirse. Otras usuarias me han comentado que han pasado hasta 3 días sin extraerla, y ni por esas se les había llenado. Esto de no tener que estar pendiente a cada instante es una enorme ventaja. Porque puedes pasarte todo el día fuera de casa sin preocupaciones de si encontrarás un baño limpio, con agua para lavarla, etc. La higiene sí es fundamental a la hora de manipular la copa menstrual.

lily cup compact intimina

3. Ahorro. La Lily Cup de Intimina ronda los 35 euros ¡y puede durar hasta 10 años! Lo cierto es que no la he usado pensando en el ahorro, sino en la cantidad de problemas médicos que me está evitando y en lo práctica que resulta. Pero para quienes vivan pendientes del presupuesto ¡pensad en lo que vais a gastar en compresas y tampones en esos 10 años! Porque como todos sabemos que son un artículo de lujo gravado con el máximo de IVA… Para que dure tanto hay que tratarla bien, por supuesto, y seguir las indicaciones del fabricante. Me parece un precio barato para lo que me está facilitando la vida desde que la he conocido.

4. Inconvenientes que sospechaba. Antes de usarla se me ocurrían algunos, pero después de estos meses de práctica lo cierto es que me he dado cuenta de que todo el procedimiento de uso de la copa menstrual es más fácil de lo que pensaba. Como no me ha tocado cambiármela en baños públicos dejados de la mano de Dios, porque me aguanta mucho sin llenarse y puedo esperar a volver a casa, no me preocupa salir y no tener a mano un lugar limpio, agua, jabón, etc. para prepararla y volver a introducirla. Incluso aunque este no fuese mi caso, llevando un poco de jabón en el bolso ya sería suficiente. O se puede limpiar con papel puntualmente y más a fondo en casa. También tenía miedo de los escapes pero ¿quién no se ha manchado alguna vez por un tampón mal colocado o una compresa que se tuerce? Pues con la copa menstrual pasa igual. Si no logras crear el vacío correctamente, puede tener fugas, pero vamos que el mecanismo es sencillo y no tiene por qué pasar esto.

Algo a lo que me tengo que acostumbrar es a llevarla siempre en el bolso, igual que hacía con los tampones anteriormente. Por eso ya le tengo el ojo echado a la Lily Cup Compact, que es plegable y muy práctica para salir de casa siempre con ella. ¿Os habéis apuntado a la moda de la copa menstrual? ¿Conocéis otros modelos que den tan buen resultado? Porque creo que es un invento que ha llegado a mi vida para quedarse indefinidamente.

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

19 comentarios:

  1. Maria Mivinailart

    He leído mucho sobre ellas, pero me dan un asco horrible!! Fuera de ese asco y tal, no soy de las que usan tampones, no me hago a ellos. Me siento incómoda cuando los he usado y aunque consiga colocarlos bien y no notarlo siempre voy con la cosa de que no s3 escape nada. Total, que sigo siendo fiel a las compresas jeje
    Saludos 😉

    • Bueno, cada una tiene sus preferencias. Yo creo que abandoné las compresas sobre los 15 años, porque no me gustaba nada que se movieran, que ese tacto de plástico me molestase y diese calor. Y me pasé a los tampones, con los que fui feliz durante muchos años hasta que de pronto en cada menstruación cogía una infección de algo. Ya digo que a mí la copa al principio me daba un asquete… ¡cosa mala! Pero después de probarla entiendo que he estado equivocadísima. Si un día te animas, yo creo que te facilitaría las cosas ¡y lo que se ahorra!

  2. Yo llevo ya un año usandola y estoy muy feliz, ojalá hubiera empezado antes. En mi caso tengo dos y las voy alternando. Inventazo!

  3. Hace 5 años que la uso y es el mejor invento del siglo para las mujeres!!!
    Desde entonces no uso otra cosa.
    Le he echado el ojo a esta marca. Tengo la Ladycup, estoy muy contenta, pero quiero comprarme otra de repuesto. Lo que me tira para atrás es que la veo muy larga y ya a la mía le tengo que cortar el tubito al ras para que no me moleste… Así que, no se…

    Por cierto, la copa DEBE vaciarse como máximo cada 12h. La «humedad» no puede dejarse tanto tiempo dentro.

    • ¡Ya eres toda na experta! Oye y en estos 5 año ¿sigues con un mismo modelo o has tenido que renovarlo? Yo sólo he probado esta de Intimina, por lo que en cuanto a la longitud no te puedo orientar. A mí me extrañó cuando me comentaron que la podían llevar durante 3 días, pero como era mi primer mes de uso, no quise desconfiar.

      • Primero probé la Iriscup pero era muy rígida y no me convenció. Miré por internet y decidí cambiarla por la Ladycup. Estoy encantada. La uso desde hace 5 años y está perfecta.
        Teóricamente su «vida útil» son 10 o 15 años así que no hay problema.
        Ahora compraré otra para tener de repuesto, por si acaso…

        PD: Si miras la página web de Intimina (o cualquier otra de copas menstruales) te recomiendan un uso continuado de como máximo 12h y en el caso de la Intimina plegable creo que era de 10h.

        Besos de otra mamá Curvy 😉

        • Sí, ya me ha quedado claro lo de las 12 horas. Me viene bien saber que la Iriscup es muy rígida, porque en la Lily Cup yo agradezco mucho que sea tan flexible y fácil de manejar. de otro mono no quiero ni pensar lo que me podría costar la maniobra de introducción. Hay gente que no confía es que duren tantos años, por lo que la inversión económica no acaban de verla, pero teniendo en cuenta el material, yo no encuentro problemas para que sea muy duradera.

  4. Cuestion de madres

    Aún no me he lanzado pero no lo voy a dejar pasar más, en mi próxima regla me cambio

  5. Yo hacía muuuuuchos años q no usaba compresas porque odiaba la sensación de q me sudara, jajajaj cosas de curvys. Llevaba años con tampones incluso para dormir y después de 3 o 4 meses de haberla comprado me decidí a usarla. Es lo mejor q he hecho, cómoda y mucho más higiénico de lo q te imaginas hasta q lo usas. Yo uso la fleur coupe. He animado a todas mis amigas a probarla, estoy encantada.

    • Sí, las compresas fueron el primero de estos inventos de los que huí. Luego pasé una eternidad usando tampones sim problemas pero en los último tiempos antes del embarazo todo se complicó de muy mala manera. ¿Cómo es que compraste la copa menstrual y tardaste tanto en decidirte a usarla? Ahora me paso el día animando también a la gente que conozco, pero como es una decisión tan personal, muchas no se atreven a darle una oportunidad. ¡Yo ahora no la cambiaría por ninguno de los inventos que había probado!

  6. Yo tiré la mía bien lejos. Mi problema estaba al sacarla que ponía el baño que ni Freddy Krugger, oiga. Qué ascazo, que complicación. No se si el problema está en mi mano, en mi torpeza natural o en los músculos vaginales que se empeñaban en no devolver la copa. El caso es que, mes tras mes, siempre lo mismo hasta que ya me harté de ella. Ya ves, todo el mundo encantado con la copa y yo la odio a muerte U_U

    • ¡Jajaja! Me ha dado la risa con lo de esos músculos que se querían quedar con tu copa menstrual. ¡Jajaja! ¡Sólo faltaría! Yo no salpico tanto, de verdad, así es que no sé dónde tendrías tú la complicación. ¿Sería el modelo de copa? ¿La poca práctica? Veo que no quedaste nada contenta y supongo que ya no le darás una segunda oportunidad, pero mira la cantidad de gente que ha quedado conquistada por este invento.

  7. Hola! Acabo de descubrirte en instagram y en blog y ya te sigo, jejeje.
    Yo uso la Naturcup, fabricada en España, que no sé si las otras también las hacen aquí o son importadas. La tengo hace unos 4 años. Tuve un parón de casi dos años por un embarazo y porque llevo un implante anticonceptivo y no tenía regla y en todo este tiempo guardada la mía no se ha deteriorado, ni cambiado de color, ni perdido flexibilidad. Es lo mejor que me ha pasado en cuanto al tema reglas, porque yo era de las que tenía que usar un tampón superabsorbente y además una compresa porque siempre me manchaba.
    La recomiendo a todas mis amigas.

    • ¡Me alegro de que te unas como seguidora del blog! Es perfecto que comentes tu experiencia como mujer de flujo muy abundante, ya que quienes aún no se han decidido a hacer la prueba esta es una de las principales dudas que tienen. Yo creo que se pueden usar mucho más, pese a que haya que revisarlas y tratarlas con mucho cuidado para que n se estropeen, pero el año de vida que suele darle el fabricante creo que es muy corto. Hoy, yo tampoco la cambiaría por nada.

  8. Pingback: Probando la copa menstrual Lily Cup Compact

  9. Pingback: Probando el ejercitador Kegel Smart de Intimina ¡y sorteo!

  10. Nunca he usado una copa, pero me pregunto que si cuando duermes o haces la voltereta, o diferentes posturas que no sea estar recta, como no absorbe el flujo, se debe revolver ahí todo, no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.