Curvy y en forma con apps de deporte gratuitas

apps de deporte gratuitas

Además de curvy soy muy fan de la tecnología pero reconozco que siempre llega tarde a mi vida. Vamos, que no me dejo el sueldo por mucho que se me antoje el teléfono de moda o el aparatito robot que me vaya a solucionar la vida definitivamente. No tengo el último grito ni respecto a la moda que hay que vestir ni respecto a nada en general. Por eso, las apps de ejercicio gratuitas y para contar calorías llegaron a mi vida relativamente tarde, igual que mi primer smartphone, que se materializó como mi primer regalo del día de la madre cuando aún estaba embarazada y el insecto palo quería tenerme vigilada mediante WhatsApp, ya que por aquel entonces debería ser la única muchacha de mi edad que no hubiera sucumbido a tal moda. Yo era feliz con mi móvil de 0 euros y 0 prestaciones sin conexión de datos. Y una vez que lo tuve en las manos, fui descubriendo cantidad de apps de lo mas dispar y entre ellas, este nutrido grupo de programitas que te facilitan la vigilancia de la cantidad de actividad física que haces a diario. Ya os conté que yo adelgacé durante el embarazo, pero al ser primeriza el aumento excesivo de peso era casi lo único que me preocupaba. Al principio seguía con mis clases de aquagym y mis ratitos de natación, pero al adentrarme en el sexto mes de gestación, lo único que hice fue caminar de un lado para otro. Y así estuve experimentando con algunas aplicaciones que me gustaron más o menos, pero que os dejo en este post por si os sirven de ayuda o referencia a quienes estéis obsesionadas con contar calorías ganadas, perdidas y batir récords en las curvy olimpiadas.

endomondo

1. Endomondo. Es la primera app de ejercicio gratuita que me recomendaron. También tiene contenido de pago, pero con lo básico yo ya viví un embarazo feliz. La conectaba al salir de casa e ir de paseo, de tiendas, a visitar a mi personal shopper… era pisar la calle y empezar a contar. Así descubrí que al cabo del día, sólo con el rato de paseo callejero, hacía un mínimo de 4 kilómetros de caminata a buen ritmo ¡alucinando estaba! Y como me entretuviese un poco más, los kilómetros y el gasto de calorías se disparaban. Sólo usaba lo básico, que era ponerlo en funcionamiento en el portal de casa y pararlo si entraba a un sitio de visita o cuando volvía. Puedes dejarlo en espera, en pausa, para seguir luego con el mismo entrenamiento o detenerlo completamente. Te medirá los kilómetros recorridos, el tiempo invertido, la velocidad en kilómetros por minuto y las kilocalorías gastadas. Tus registros se guardan en tu historial, puedes establecer desafíos y compromisos con otros amigos que también utilicen Endomondo ¡y todo esto gratis! De la versión Premium no sé nada porque nunca la he probado.

podómetro

2. Podómetro. El Podómetro me gustó poco y llegó a mi vida porque un día Endomondo me dejó de funcionar, y por más que le daba al play aquello no echaba a andar nunca. Creo que fue por tener desactivado el GPS en una actualización de la aplicación, y con la tontería y la poca paciencia acabé instalando el Podómetro, porque soy poco exigente y necesitaba algo muy básico. Pero no me gustó en su momento. Te cuenta el número de pasos que das, la kilocalorías consumidas, metros recorridos, el tiempo invertido y la velocidad. Si te paras, todo se para y deja de sumar. Puedes ver tus progresos del día, de la semana o del mes, consume menos batería cuando no estás en movimiento y se puede programar para que empiece a contar pasos cuando te levantas y pare cundo te acuestas. Hay ajustes muy útiles como poder insertar tu edad, peso, sexo (Endomondo también lo permite, incluyendo la altura) y la longitud de la zancada para obtener métricas más fiables en tu intención de ser una curvy en forma. Y hasta la interfaz puede ser en varios colores, pero yo no sé por qué no le acabé cogiendo afición y en cuando solucioné mi problemilla con Endomondo, volví a él. Aunque ahora que lo he revisado para este post, me parece que ha mejorado.

my tracks

3. My Tracks. Prácticamente igual que las anteriores encontré My Tracks, que es la app de deporte gratuita de Google y basada en los itinerarios de Google Maps. Como extra, te informa de la velocidad media, máxima y mínima que has tenido durante el entrenamiento pero la interfaz es fea a más no poder. Eso sí, se sincroniza con tu cuenta de Google Drive y te guarda allí todo el historial de tus registros. Vamos, que sólo la elegiría en caso de muerte de las dos anteriores o si estas se convirtieran en apps de pago y no me quedara ninguna otra opción en el universo. Es fea, fea. 10 millones de descargas tiene y yo no le veo ninguna gracia. ¡Soy la gorda raruna del mundo mundial!

yoga diaria

4. Entrenamiento diario Yoga. Esta no tiene nada que ver con las apps de deporte gratuitas anteriores. Las otras estaban enfocadas a contabilizar nuestros movimientos diarios al caminar o correr, ya sea de forma consciente para salir a hacer ejercicio o simplemente en nuestras tareas diarias sin salir de casa (Podómetro es la que mejor funciona para esto, ya que las otras no suelen notar ni que te mueves si sólo vas de una habitación a otra). Pero para mantenerme algo ágil, decidí iniciarme en el yoga ¡a mis años y con mi preñez! Empecé con la respiración para principiantes ¡y ahí me quedé! Porque el resto de ejercicios o eran de riesgo para el embarazo (abdominales y florituras de tonificación sobre una pierna con mi panzón y mi falta de equilibrio), o había que pagar para usarlas, así es que me acabé pasando a los vídeos de YouTube para mujeres en mi estado. A diferencia de los anteriores, creo que los servicios gratuitos de Yoga Diaria son sólo una muestra para lograr engancharte, pero no te permiten entrenar de una forma completa sin pagar.

Como mujeres curvy ¿estáis obsesionadas con el gasto de calorías? ¿Habéis usado alguna de estas u otras apps de deporte gratuitas para saber que os estáis ejercitando con la intensidad suficiente para estar en forma?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.