Los mejores consejos para cuidar tu piel después del verano

cuidar tu piel después del verano

Ahora sí que podemos dar por finalizado el verano, porque parece que el calendario y la bajada de temperatura nos ha traído de lleno el otoño ¡por fin! Yo estoy feliz, porque esta es mi época favorita del año, pero creo que además de mi mente, mi piel también está agradecida con el cambio. Hoy he decidido escribir sobre los mejores consejos para cuidar tu piel después del verano, porque aunque yo sólo haga cosas muy sencillas, es cierto que en esta época del año me vuelvo más consciente con los tratamientos de belleza. Durante el verano tengo más olvidos, los niños me roban más minutos, algunas de mis cremas parecen no querer absorberse nunca y evito usarlas en los días de mucho calor, o bien las sustituyo directamente por la crema solar y me lanzo a la calle así, sin serum, sin antiarrugas y sin nada. Sin embargo, el otoño devuelve la calma a nuestras vidas: niños que van al colegio, horarios laborales más o menos establecidos, hábitos bien instaurados y mis minutitos de rigor para los potingues. Así es que tengo tiempo para todos estos pasos en mi ritual de cuidados faciales.

Limpieza, tónico, exfoliación, extra de hidratación… ¡Hazlo todo!

¡Todo! Uso muchos más productos cosméticos en los meses fríos que en los cálidos, así es que en estos días estoy en plena apoteosis estrenando nuevos productos y recuperando los que siempre me han funcionado bien. Una de las novedades son las rutinas de belleza con Isdinceutics. Lo de usar ampollas para la belleza es algo que me gusta pero que no siempre logro hacer, así es que este tratamiento me ha conquistado porque dura sólo 10 días: te aplicas una ampolla de día, otra de noche y después ¡magia! Hay 2 variantes de las ampollas en función de si deseas eliminar manchas y exfoliar, o lograr iluminar y rejuvenecer la piel. Yo me quedo con la segunda opción. Lo bueno de las ampollas es que sabes que debes usarlas enteritas, así es que ni te va a sobrar ni a faltar producto, así evitamos las dudas acerca de qué cantidad de cosméticos tenemos que aplicar. Además, seguro que conoces de sobra la marca Isdin, porque puedes encontrarla en cualquier farmacia, perfumerías y al ser tan conocida podemos confiar ciegamente en sus beneficios. Por menos de 30 euros tienes un buen tratamiento para cuidar tu piel después del verano y prepararla para el cambio de estación.

Un consejo gratis. ¡Bebe mucha agua!

En verano no me cuesta seguir esta recomendación, porque estoy súper pendiente de no tener sed, de que los niños beban y de que la deshidratación no haga acto de presencia en casa. Pero cuando refresca, y parece que la necesidad de beber disminuye, es fácil que pasen las horas sin haber probado ni una gota de agua. Durante el mes de septiembre noté este bajón en mi buen hábito, así es que para ingerir al menos los 2 litros diarios que se recomiendan para mantener un buen estado de salud en general, me he colocado mi botella de medio litro en mi mesa de trabajo y voy con ella de un lado a otro. Puede parecer que no es un consejo estrictamente de belleza pero ¡lo es! Adiós a los labios agrietados, piel más hidratada, menos picores… Así es que más fácil que esto no hay nada. ¿Por qué no cumplir con el consejo?

Cambios en la alimentación para cuidar tu piel después del verano

En casa, el verano es una época de disloque total. Si bien hace ya un par de años que nos concienciamos con esto de comer más sano, evitar los azúcares añadidos, los ultraprocesados, y que desde principios de septiembre he recurrido a una nutricionista que nos está cambiando la vida sin pasar hambre, más allá del peso, de la salud y del buen estado físico en general, la dieta que tengas influye en el aspecto de tu piel. Quizás goces de una genética muy agradecida y no le des importancia a lo que comes, pero las frutas y verduras mejoran tu aspecto muchísimo. En estos 2 meses de desintoxicación de grasas y malos productos alimenticios he notado cosas alucinantes, como que el pelo se me ensucia menos o que la piel de todo el cuerpo está mejor hidratada.

Si además te puedes permitir pequeños lujos como acudir a un centro de estética para realizar un tratamiento facial intensivo de temporada, o grandes lujos como dormir 8 horas sin interrupciones (ay, yo daría cualquier cosa ahora mismo por logar esto tras casi 3 años de colecho y lactancia sin fin) ¡no lo dudes! Todo tu bienestar, tu relajación y tu estilo de vida se acaba reflejando en tu piel.

¿Haces cosas especiales para cuidarte según la época del año?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.