No tienen ropa de mi talla ¡pero sí complementos de moda!

complementos de moda curvy

La que no se consuela, es porque no quiere. Supongo que casi todas las gordas pasamos por un momento traumático en la vida. Ese en el que no aceptamos nuestro cuerpo, quisiéramos pesar 20 kilos menos (o los que sean) y caemos al abismo de la tristeza cuando vemos que la tiendas de moda, nunca jamás,van a tener nada de ropa para nosotras. Luego toda salimos del bache (o eso o morir de pena) y vemos que ancha es Castilla y que por suerte, en esta época en la que nos ha tocado vivir, las plus size también somos un buen nicho de mercado y hay marcas deseosa de cubrir nuestros metros de cuerpo a la redonda con trapitos monos, modernos y que nos hagan sentir cómodas y a gustos con nosotras mismas. Creo que cuando encuentras tus marcas de cabecera, te reconcilias con el universo y también con aquellas tiendas de mujeres de tallas normales, pequeñas y minúsculas que te hirieron en el pasado. Así es que te decides a pasar por ellas de vez en cuando, por si han decidido ampliar los patrones de su ropa, o para ver más allá de esta. Ahí es donde aparecen los complementos. Porque por muy curvy que seamos, los complementos de moda, los zapatos, los bolsos, los guantes (los cinturones no), las bufandas, bisutería etc. de estas tiendas low cost que no nos quieren como modelos callejeras, pueden gustarnos mucho ¡y podremos usarlos!

zapatos zara curvy 2017

Zara. Me gustan mucho los zapatos de Zara ¡peroooo! Sólo a la vista. He caído ya en la tentación un par de veces, sobre todo cuando los ponen en rebajas, y son tan duros… Parecen de cartón piedra por dentro. Por fuera son una monería: muy a la moda, con un número 41 que me sienta bien, muy de igualar nuestros pies con los de cualquier otra… Pero además de gorda ¡soy madre! Y no puedo ir sufriendo de un lado a otro, ni mucho menos soportando dolores. Así es que en Zara ya sólo puedo mirar bufandas y cositas de abrigo, si es que no son como las del año pasado, que daba la impresión de salir de tu casa envuelta en la manta del sofá. Pero si vosotras sois fans del dicho de que para presumir hay que sufrir ¡echadles un vistazo! En temporada, los zapatos de Zara no son tan económicos, pero en las rebajas tiran la casa por la ventana con los descuentos.

bolso madre bershka curvy 2017

Bershka. Igual se debe a que en la tienda Bershka de este pueblo los bolsos son los objetos que más se ven desde la calle. De tallas de ropa ni hablamos, porque creo que no he hecho ni el intento de irme a un probador con alguna de sus mini prendas. Pero como madre, es la tienda low cost de moda en general con más bolsos de tamaño grande y muy baratos que me he topado. No son nada del otro mundo: acabados sencillos, interiores casi sin compartimentar y un exterior poco a prueba de arañazos y malos tratos. Pero por poco dinero puedes tener un bolso molón muy a la moda y decir ¡yo una vez compré en Bershka!

bisutería stradivariuss

Stradivariuss. Una vez, allá por la prehistoria de mi vida (hace 2 años) salí de Stradivariuss con una blusa y una camiseta que me quedaban monas. Y ahí las sigo teniendo. Estoy igual de gorda que entonces kilo arriba o kilo abajo, pero lo cierto es que no he vuelto a esta tienda con el propósito de comprar ropa. Sin embargo, reconozco que tienen algunos colgantes y pulseras que sí se han venido conmigo a casa. Pese a que los tengo guardados sólo para ocasiones especiales, eran monos y muy baratos.

maxi jersey pimkie

Pimkie. Como gorda debo decir que tengo un par de logros en Pimkie que quedan para la posteridad. Uno fue comprar una cosa veraniega que yo creí una camiseta, y resultó ser un vestido. Incuso sobre este curvy cuerpazo tremendo, aquello estaba hecho de una tela elástica pero que no se pegaba nada al cuerpo, por lo que al ponérmelo estiró, estiró y estiró hasta transformarse en un vestido corto. Era muy largo para ser una camiseta y muy corto para ser un vestido de madre, así es que lo relegué como ropa de andar por casa y para ir a playas y piscinas. ¡Pero cupe dentro! Mi otra hazaña en Pimkie fue encontrar un maxi jersey para otra muchacha de cuerpo más esbelto, que a mí me quedaba ajustado y como un guante ¡era perfecto! Ya no era maxi, era un jersey estándar, con mucho escote para la lactancia, pero a 9 euros sólo ¡un chollazo! ¿Y quién iba a saber que en sus inicios eso estaba diseñado para que a otra fémina le quedase enorme? Sin embargo, alguna que otra vez he salido con ropa que en Pimkie se considera de fiesta y para mí ha sido de andar por casa. Súper barata y como la calidad es la que es, los tejidos suelen estirarse con mucha facilidad.

¿También visitáis tienda que no tienen ropa plus size pero cuyos complementos de moda os encantan? ¿O las margináis ya en todos los aspectos por no tenernos en cuenta a la hora de diseñar?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.