Chollos de Zara en tallas grandes
Moda curvy

Chollos de Zara en tallas grandes

¡Feliz año nuevo con compras nuevas! Al final no he podido esperar a que dieran inicio las rebajas oficiales, y aunque este fin de semana tengo grandes planes para ir a arrasar en tiendas físicas, y probablemente también en las on line, antes de este gran hito marcado en el calendario tuve que salir de urgencia a por algo digno para mostrarme en sociedad. Porque definitivamente, unos pocos kilos perdidos han dado al traste con todos, todos mis pantalones. Vestidos voy salvando algunos, aunque ya no saquen lo mejor de mí misma, y con los jerséis tengo menos problemas en general, a pesar de que los más holgados ya parecen túnicas, y a mí que nunca me ha favorecido el look oversize… Total, que aprovechando este golpe de suerte ahora que puedo aprovechar algunos chollos de Zara en tallas grandes, me di una vueltecita para ver si tenía éxito en alguna de sus plantas y ¡ojo al combinado navideño-atemporal que me traje a casa!

Pantalones elásticos de pata de gallo

¡Sí! Resulta que este inventazo ya no es cosa de gordas, si no que las delgadas de la XS también usan pantalones que parecen de vestir pero que en realidad no tienen ni cremalleras, ni botones, ni cierres elegantes. Simplemente van metidos hasta la cintura con una mega goma interior que se ajusta divinamente y que nadie verá. A no ser que los uses con un crop top y desveles el misterio. Digo que son atemporales porque este estampado de pata de gallo suele ir y venir en la moda, y como a mí tampoco me quita el sueño estar a la última, el caso es que los vi por 19,95 euros y me sentaban tan, tan bien que me los tuve que traer. Curiosamente, no soy fan de los estampados porque visualmente creo que me engordan, pero estos en rojo me gustaron desde el primer vistazo. Lo único con lo que no estoy muy conforme es con ese largo-corto de la pernera que se lleva ahora, todo con corte para lucir con botas y botines, porque me limita a usarlo solo con este calzado. Con las bailarinas me los veo ridículamente cortos, pero esto es cuestión de gustos.

Chollos de Zara en tallas grandes

Los básicos. Los mejores chollos de Zara en tallas grandes

Una de las cosas que más me gustan de Zara son las prendas básicas del todo, en cuanto a diseño y colores, porque por nada de dinero te haces con una serie de piezas fácilmente combinables que sí que se pueden usar en cualquier ocasión. Y para muestra un jersey de cuello vuelto de punto, en color negro sin más por 9 euros. Sí noto que hasta el cuello lo debo tener gordo, porque en talla XL la doblez me aprieta. Y que las delgadas deben tener el cuello más largo que yo, porque con una doblez sola me sobra tela a lo largo. En fin, cuellicorta y de cuello basto, lo tengo todo para alejarme de estas prendas, porque unido a las dificultades para la lactancia, mejor que me decante por los de cuello pico, más fáciles de manejar.

Zapatos de Zara, no gracias

En zapatos sí suelo gastar más dinero, porque como os decía a finales del año pasado, la incomodidad en el andar no la tolero nada bien. Y en Zara no he tenido éxito nunca, jamás, en este aspecto. Tengo unos tacones cuadrados que se anudaban a lo largo de la pierna en plan romano que son de mírame y no me toques ¡qué dolor más grande! Así es que desde su estreno los guardo sólo para ocasiones en las que sepa que no tendré que dar ni un paso y ¡eso no ha vuelto a pasar en 5 años! Por lo que están súper bien conservados a la espera de ese segundo uso. También tuve un tropiezo con unas bailarinas planas que resultaron apretar una barbaridad por la zona de los deditos del pie, y unas sandalias de verano extraplanas que fueron las únicas medianamente aceptables, pero con las que curiosamente la planta del pie me ardía por el roce si caminaba mucho tiempo con ellas. Así es que los botines de la foto son los únicos con algo de tacón (4 centímetros escasos) que tengo de mi época de no madre, cuando compraba en El corte inglés y me dedicaba algunos minutos y euros más a mí misma. En estos años ¡parece que el pie me hubiera achicado! Porque siendo del número 41, el que uso habitualmente, parece que el pinrel me baile dentro y de vez en cuando doy algún tropezón. Lo que me falta ya es torcerme un tobillo por un lucimiento tontorrón. Tendré que buscarles unas plantillas o algo.

En definitiva, botas viejas y básicos baratos para salir del paso en alguna ocasión especial a la espera de todas las maravillas que planeo encontrar este fin de semana. ¿Vosotras también habéis tenido que adelantar alguna compra en navidad? ¿O habéis llegado desahogadas hasta el estreno de la temporada de precios bajos?

One Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: