Belleza sin filtro de L’Occitane para malas madres. ¿Te sientes identificada?

Belleza sin filtro l'occitane malas madres

Hace unos meses conocí y participé en la campaña Belleza sin filtro de L’Occitane para dar a conocer la belleza real de las mujeres, los pensamientos hondos en algunas etapas especiales de nuestra vida y los obstáculos que solemos encontrar para estar satisfechas con nosotras mismas. Era una acción especial organizada junto al Club de malas madres, al que pertenezco con orgullo, y el pasado viernes idearon un evento molón en Barcelona, mezclando potingues con empoderamiento femenino ¡no me lo podía perder! Sabía que como muchas otras iniciativas del club, no pasaríamos la mañana simplemente hablando de cremas (cosa que por otro lado me hubiera encantado) sino que habría un trasfondo social de más calado y así fue. Reconozco que mi percepción de mí misma no es mala: no me suelo infravalorar, no me importan los kilos de más, hasta he llegado a pensar que tengo fatorexia por verme mejor de lo que debería. Sin embargo, este no es el pensamiento generalizado de las mujeres de mi edad ¡y sobre todo de las madres! Parir y la fealdad parecen ir de la mano. Os cuento algunos datos curiosos del estudio Belleza sin filtro de L’occitane y Malas madres que igual cuadren con vuestra realidad u os dejen tan asombradas como a mí.

Belleza sin filtro l'occitane malas madres

La maternidad no trae belleza

¡Ay! Después de pasar por el pelazo del embarazo y esa cara radiante que se suele asociar con las embarazadas ¡el postparto es el mal! Y ojo, porque el estudio no se refiere a la cuarentena más inmediata, si no al hecho de que una vez que nos convertimos en madres 7 de cada 10 mujeres se ven peor que antes de estrenarse en esta faceta de sus vidas. Los hijos son cansados, las jornadas maratonianas, la responsabilidades tremendas, y esto va en detrimento de la falta de tiempo para el autocuidado. No nos dedicamos ni unos minutitos al día y al final, nos sentimos peor con nostras mismas. Y no es sólo el tiempo dedicado a los asuntos cosméticos, que también, sino a las propias aficiones, a tener un respiro de las responsabilidades laborales y familiares. Sin tiempo, no parando y con el cansancio acumulado ¡no hay forma de vernos mejor!

El mundo 2.0

¡Qué daño han hecho Pinterest e Instagram! Sí, porque resulta que de cara a nuestro entorno directo, las mujeres no solemos sentirnos tan mal: o sea, que vemos que el resto renquea más o menos como nosotras. Pero entonces, nos adentramos en el mundo 2.0 y ¡oh, sorpresa! Esas mujeres perfectas, esas profesionales envidiables, esas madres alfas y esos estilismos de pasarela hasta para ir a por el pan (supuestamente). El postureo agrava la pésima visión que la mayoría tiene de sí misma y un 85% de las 16.000 encuestadas declaran estar afectadas porque ese canon de belleza actual dista mucho de su realidad cotidiana.

Belleza sin filtro l'occitane malas madres inmortelle reset

¿Y cómo lo arreglamos?

Según los resultados de Belleza sin filtro de L’Occitane, muchas nos sentimos mejor usando maquillaje, pero somos más perezosas para los tratamientos (el 44% sigue rutinas a diario) y otras actividades como el deporte o tener hábitos de vida saludable. Para engañar al ojo digital, tenemos un aliado ¡los filtros fotográficos en redes sociales! Porque aunque somos dadas a subir fotos de nuestro aspecto, siempre hay puntos que queremos corregir.

tienda l'occitane rambla cataluña paseo de gracia

¿Qué productos de L’Occitane en Provence he conocido?

Pues en el evento nos presentaron cosas alucinantes como el sérum Reset, que con 2 gotitas te renueva en pocos usos; el contorno de ojos Divina, además de aprender a aplicarlo (no en el párpado ni dentro de la ojera, sino encima del hueso de la mejilla y por encima de la ceja, sin restregar, sólo dando toquecitos con el dedo anular ¡alucinante lo mal que hacemos esto siempre!) y otras cosas aún más increíbles como mi nuevo enamoramiento: la Bruma de almohada. Vamos, a tanto llegó mi emoción con el descubrimiento y con esa promesa de colaborar a la hora de tener un mejor descanso, que al día siguiente volví a Barcelona a por un frasco para mí y un agua micelar 3 en 1 que es milagrosa por lo suave y elástica que te deja la cara antes de aplicar el resto de tratamientos. De hecho, merece post especial con mi experiencia cuando lo haya probado un poco más.

l'occitane inmortelle reset

De L’Occitane tenía una crema corporal pequeñita y conocía su genial diseño pero no la calidad de sus productos. Tras el paso por el evento, y por su tienda de Rambla Cataluña. Debo admitir que me han conquistado hasta lo más hondo. Realmente, la sensación de tranquilidad y disfrute que transmite la marca con sus olores, texturas, hasta con la presentación tan cuidada y el trato de su equipo, hace que empieces a disfrutar de la cosmética mucho antes de estrenarla. No es una marca low cost, pero tiene un precio medio que si el resultado es bueno nos merecerá muchísimo la pena. ¿Qué tal os lleváis vosotras con vuestra belleza al natural? ¿Tenéis algún producto de L’Occitane en casa?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.