Anna de Frozen en talla grande
Moda curvy

Este año seré Anna de Frozen en talla grande. ¡Carnaval!

Me lo he probado y reprobado en casa, pero no os lo voy a enseñar hasta que llegue el día clave. Ya se ha convertido en una tradición aprovechar los regalos de navidad o de cumpleaños de los niños (una es de noviembre y el otro de enero) para incluir en la lista el disfraz temático con el que saldremos a vivir el carnaval en familia. El año pasado sólo se disfrazaron ellos de los PjMasks, pero este año ¡repetimos como familia unida! Y así es como estas navidades encargué en China y con bastante tiempo, mi disfraz de Anna de Frozen en talla grande. ¡Qué éxito! Es idéntico a este de Amazon, os lo comento porque el envío es lento y ya no dará tiempo a que lo recibáis antes de la fecha. Pero en lugar de esos escandalosos 60 euros yo pagué 14. Así sí nos podemos permitir salir a conjunto. Más que nada porque en el de este hombre hemos invertido 6 euros y los de los niños (también baratos) fueron regalos familiares. Total, que ahora que me ha menguado un poco el cuerpo, esta ha sido mi primera experiencia en Aliexpress pidiendo algo que no fuera de  la talla 4XL o de 5 XL. Y es que mi Anna de Frozen en talla grande es de una escueta 2XL china. ¡Un récord para mí!

¿Y por qué un disfraz de Anna de Frozen en talla grande?

Pues porque la niña va a ir obviamente de Reina Elsa con 2 de los 3 modelitos que luce nuevos en Frozen 2. Eso sí, mi vestido es el modelo antiguo de la primera película, porque el actual sí que se iba de presupuesto. Además, la puñetera niña quiere que vayamos conjuntadas, pero que no le haga sombra, por lo que fue ella la que dejó claro que mi vestido debía ser el antiguo. Y ya no hubo nada más que hablar. Al niño lo vamos a embutir dentro de un Olaf fantástico (si se deja, porque lo de llevar gorro atado debajo de la barbilla no lo ha probado nunca) y súper calentito, y el insecto palo quería ser Kristoff, por supuesto, pero ¿qué pasa con los disfraces de Kristoff para adultos? Que te cuestan un ojo de la cara aquí y en Pekín, así es que se va a reconvertir en el reno Sven con una sudadera de cuernos, que además podrá seguir aprovechando como pijama el resto de su vida. ¡Y olé! A económicos no hay quien nos gane.

¿Los disfraces chinos tallan pequeños?

Sí, los chinos y todos en general, o esa era la percepción que yo tenía hasta ahora. El caso es que de mi disfraz de Anna de Frozen en talla grande lo más plus size que encontré era la 2XL y nada más allá. Con la pérdida de volumen, habiéndolo encargado en enero y con la vista puesta en que hasta finales de febrero aún podría reducir algún que otro centímetro de contorno, puesto que continúo con paso firme en mis planes de alimentación saludable, me arriesgué con el todo o nada: triunfar con un disfraz súper vistoso y barato, o que al final resultase ser un pedazo de tela pequeño que no me sirviera para nada. En fin, siempre me quedaría la opción de venderlo en Wallapop en caso de estrepitoso fracaso. Así es que cuando llegó el modelito…

¡Sorpresa! Sí quepo en una 2XL china

Se obró el milagro. El vestido está genial ¡es que no llegó ni arrugado, vamos! Es larguísimo hasta los pies y la tela me parece apropiada para ser un disfraz. Incluso con su purpurina (que empezará a caerse al menor roce, por supuesto) y con remates muy bonitos. La capa va suelta, no cosida al vestido, y tiene una holgura gigantesca, por lo que incluso si me quedara un poco mal o no me abrochara por la espalda ¡podría disimular divinamente! Pero la cuestión es que sí me abrochó. ¡Al primer intento! Casi colapso de la emoción. Vamos, ni mi hija descubriendo sus nuevos vestidos de Elsa el día de Reyes se entusiasmó tanto como yo con mi logro. Eso sí, como tengo mucho de todo, de pecho, de cintura y el vestido es muy cerrado, me aplasta un poco las tetas, pero mira, que todos los males sean como ese, por el precio que he pagado por él y para el uso de unas horas escasas que le voy a a dar.

La prueba de fuego será el día del desfile de carnaval, cuando tenga que agacharme detrás de los niños, coger a mis criaturas en brazos para que vean la cabalgata, etc. ¿Superarán las costuras baratas semejante trajín? A la vuelta de los carnavales os lo cuento. ¿Os vais a disfrazar este año? ¿A conjunto con los niños o sois más de ir por libre?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.