2 meses con en tu línea
Vida sana

2 meses con En tu línea. Avances

Mirándolo bien ¡qué técnico y telegráfico me ha quedado el título de hoy! Pero refleja el contenido de lo que quiero explicar. Ya hace 2 meses que empecé con el programa En tu línea de Weight Watchers. Al principio, reconocí hacerlo para mejorar mis hábitos alimenticios y ser un ejemplo para la alimentación de mi hija. Pero en estas semanas, la pérdida de peso creo que se ha impuesto al interés inicial. Para qué voy a mentir. Yo empecé el plan para comer mejor, pero ahora que me he dado cuenta de que comer sano no es tan terrible como me lo había imaginado, el efecto colateral de haber perdido casi 9 kilos en 8 semanas (-8,7 kg. exactamente) no puedo negar que me sorprende de muy buena manera. El caso es que en la ropa apenas me noto nada, y eso que ya he rescatado toda la del verano pasado y sí, me queda bien, pero tampoco es que se me vaya escurriendo del cuerpo. Sin embargo, ese enfrentamiento semanal con los numeritos de la báscula se ha convertido en un verdadero reto y en lo que me está empujando a seguir adelante. Ahora que ya tenemos reservadas las vacaciones familiares, y que pasaré 2 semanas completas fuera de casa, empiezo a pensar en cómo llevaré el tema de contabilizar los SmartPoints, porque seguro que no me voy a poder controlar igual que lo hago cuando soy yo la que cocino. Bueno, pero eso está aun por llegar así es que ya veremos cómo paso el bache. En estos 2 meses con En tu línea, estas son las dificultades que me he encontrado.

¿Cómo usar los SmartPoints extras o los Active Points? Como no voy a reuniones y me guío sólo por la app y la web de En tu línea, donde puedes elegir cuáles de estos puntos quieres gastar primero, decidí reservar los SmartPoints, los cuales veía como un regalo inmerecido y muy numeroso, y gastar primero los Active Points que hubiera ganado con el sudor de mi frente. Además, al inicio del programa mis Active Points eran muchos menos que mis SP, por lo que comía menos. Pero ya me advirtieron otras usuarias que era recomendable gastar primero el extra semanal y no los puntos de actividad, porque a la larga aumentaría mi movimiento, conseguiría muchos más puntos que extras semanales y acabaría comiendo de más. De hecho, actualmente mis SmartPoints diarios son 31, mi extra semanal 41 y de Active Points suele conseguir 50 o más. Por lo que he decidido no tocarlos ya que tampoco tengo antojos graves durante la semana.

Cambiar el día de peso. Lo cierto es que me comporto muy bien de lunes a jueves, y también los domingos, pero el viernes y el sábado por la noche es cuando uso más SmartPoints del extra semanal. Nunca me he pasado de esos puntos, incluso utilizarlos me crea cargo de conciencia, pero no lo puedo evitar. La pizza casera del viernes y el kebab del sábado son sagrados en esta casa y yo no estoy hecha para sufrir tanto. Así es que me modero a mediodía y al final me acaban sobrando puntos por todas partes sin haber tenido que renunciar a nada. Sin embargo, mi día de peso era el lunes, y llegó un punto en el que al pesarme tras el fin de semana me daba la sensación de estar estancada en la báscula. Esto me angustiaba, porque sin estar comiendo en exceso, cualquier otro día entre semana podía pesar varios kilos menos. Así es que cogí el toro por los cuernos y ahora me peso los viernes, antes de comenzar con el festival gastronómico del fin de semana. ¡Milagroso! Pierdo incluso más peso que antes y estoy más animada para continuar con el programa de En tu línea. ¡Todo ventajas!

El aceite. A 1 punto la cucharadita minúscula de aceite de oliva ¡voy a tener que invertir en sartenes anti adherentes! Nunca hemos sido de fritos, ni rebozados, ni de comidas muy pringosas, pero algo más de una cucharadita para que no se peguen los filetes a la plancha sí tengo que usar. Lo del aceite me quita el sueño. Las ensaladas ya sólo las aliño con vinagre, el atún lo compro al natural, las tostadas del desayuno las unto sólo con tomate rallado y sin aceite, y siendo un producto en el que nunca me había fijado demasiado ¡ahora lo echo mucho de menos!

Productos introducidos por los usuarios. Ojo con este tema. Durante las primeras semanas parece ser que todo lo que comía ya estaba presente en la app de En tu línea de forma oficial, por lo que ni siquiera tuve que crear mis propios alimentos. Pero según ha ido pasando el tiempo durante estos 2 meses con En tu línea, ha llegado la temporada de los helados, me he ido de pícnic rodeada de cosas de chocolate sin azúcares añadidos, y esos productos no aparecían en la app. Casi siempre que escaneo el código de barras de algún alimento nuevo, me aparecen 3 o 4 referencias de usuarios que ya los han anotado con anterioridad. Vigilad este asunto, porque hay quien mete los datos del producto basándose en la información nutricional para 100 gramos, otros que lo hacen por ración, o por unidad… De forma que me he llegado a encontrar con casos en los que el mismo mini helado de 36 gramos de peso (¡qué miseria, por favor!) tenía una puntuación de entre 6 y 13 puntos. Claro ¿con cuál te quedas? Pues pudiendo elegir ¡con el de 6! Pero ¿y si esa es la anotación que está mal y te estás pasando de tu ración de SmartPoints diaria? Pues eso, comprobad los datos de la app con los del envase del producto para no correr riesgos innecesarios.

Bueno, pues hasta aquí mi resumen mensual. Yo creo que el tercer mes también se me dará bien, y ya pensaré en las vacaciones hacia finales de agosto. ¿Tuvisteis vosotras estas dudas al seguir este programa?

4 Comments

  • Mamauniversitaria

    Yo sí, la primera vez, y justo me tocó con las vacaciones y fue dejarlo y quitarme de comer «sano» así que el peso lo gane. Eso que había perdido casi todo el peso del embarazo! Y la segunda vez que me inscribí no lo seguí, lo que fue tirar el dinero.
    Lo bueno es ver que se come más sano! Yo eso sí lo agradecí mucho! Lo de marcar cuantas frutas y verduras, los litros de agua, lacteos y eso ayuda.
    A mi marido le gustaba porque veía que comíamos mejor.
    Yo al principio nunca usaba los puntos extras, pero luego leí eso, que era recomendable usarlos! Y mi día de peso solía ser el lunes, obligándome a comer sano el finde para no hincharme!
    Ya nos contarás! La verdad es que está muy bien el programa! Yo todavía nose si haré este programa o iré a la nutricionista cuando de a luz, para recuperar la figura.

    • Mamá curvy

      Me gusta porque no prohíbe nada, porque deja espacio para los caprichos y no tienes esa sensación de privaciones y sacrificios de otras dietas. Pero entiendo que se trata de adquirir buenos hábitos, que se mantengan y sean saludables a lo largo del tiempo. Por eso temo el periodo de vacaciones: rutinas diferentes, muchas comidas fuera de casa, más antojos de lo habitual. No creo que vaya a volver de esos 15 días con 10 kilos de más (¡o eso espero porque me daría un parraque!) pero como creo que aún no tengo consolidadas esas buenas costumbre, me da pánico echarlo todo por la borda. A ver´cómo me lo gestiono.

  • rosa

    Estoy de acuerdo con lo que dices, especialmente lo de pesarme el viernes, yo también lo hago así, pues me pasaba como a ti, si me pesaba los lunes, no bajaba…
    Respecto al aceite, yo lo soluciono con un pulverizador, el otro día lo compré en lidlt, y está muy bien, 20 pulverizaciones son una cucharadita, así cunde mucho más…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: