¡Vacaciones!

vacaciones curvy

¡Y nada más que decir! Niños en casa, insecto palo también desconectando del trabajo… ¡Me toca mi turno. ¡En cuanto volvamos a la rutina retomaré mis curvy inquietudes!

¡Feliz verano a todas!

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.