Mi tratamiento facial de día ¡soy una curvy que se cuida!

tratamiento facial de día

¡Olé y olé! Mis potingues a medio usar, muy de andar por casa

El maquillaje no es lo mío, el gimnasio quedó abandonado cuando nació la niña y de la alimentación… ¡mejor pasamos palabra! Porque hay días en los que hago una comida, otros 3… voy a salto de mata dependiendo del tiempo que tenga libre. Pero lo que no descuido nunca, jamás, ni siquiera cuando ingresé en el hospital para el parto ¡es mi tratamiento facial de día! Bueno, y el de noche tampoco. Con deciros que mi personal shopper (mi madre) me preguntaba si yo creía que durante el parto y la estancia hospitalaria por el post parto iban a estar como en un fin de semana en un spa, por la cantidad de cosméticos que llevaba en la maleta… Y la primera noche me lo salté, porque acababa de parir y la anestesia me dejó una pierna muerta sin posibilidad de ir al baño sin ayuda (si queréis curiosear más sobre la crónica de mi parto, haced clic y os vais a mi otro blog). Pero a la mañana siguiente ya estaba yo con mis cremitas de día para salir mona y con buena cara en esas fotos para el recuerdo que nunca nadie me hizo. Y hoy, aprovechando la coyuntura, voy a explicaros mi tratamiento facial de día, muy low cost y que a mis treinta y, y… unas pocas jóvenes primaveras, me sigue manteniendo sin arrugas.

1. Agua micelar. Hasta hace poco más de un año usaba una leche limpiadora. Pero en un análisis de mi piel realizado por profesionales, decidieron que lo mejor era el agua micelar porque así no me engrasaría la zona de la nariz y la frente. La probé, me gustó, y desde entonces no he vuelto a la leche limpiadora. Este es el primer paso de mi tratamiento facial cada mañana y uso el Agua Micelar Todo en Uno de Garnier. Después desayunamos la niña y yo y a trompicones continúo con el resto del proceso.

2. Contorno de ojos. Este producto ha sido el segundo de más reciente incorporación en mi vida. Antes no me preocupaba excesivamente de esta zona. E incluso a día de hoy, si se me gasta el contorno de ojos, me aplico el serum normal del resto de la cara (las puristas me van a matar por hacer esto), pero si lo tengo, mucho mejor. Desde hace unos meses uso este contorno de ojos de Nivea. Me gustan más los que se aplican con roll on, pero oye, que cada vez que voy a la perfumería sólo tienen este modelo. La próxima vez creo que lo compraré por internet, porque me consta que la marca también lo fabrica en ese formato.

tratamiento facial diario

Potingues del tratamiento facial diario ¡antes de llegar a la crema!

3. Serum facial. Este paso logro hacerlo junto con el anterior. ¡Me merezco un aplauso! El contorno de ojos en su sitio y en lo que me queda de cara y cuello el serum facial de Nivea Q10. Se absorbe muy deprisa y eso me gusta mucho. Sobre todo en verano, cuando tengo que salir corriendo y no quiero que me vaya chorreando el exceso de porducto por los cuatro costados. Porque soy curvy y transpiro una mijita más de lo normal.

4. Crema antiarrugas de día. ¿Habéis contado la de pasos que llevo antes de llegar a la crema? Pues eso. Que mucha gente se cree que esto de la cosmética es comprarte un bote de antiarrugas y aplicarla de cualquier manera ¡anda y que no hay pasos previos para preparar la piel! La crema es mucho menos hidratante que el serum, que suele ser 10 veces más concentrado, pero a diferencia de él posee filtros contra la radiación solar, por eso es imprescindible para salir a la calle y proteger nuestra piel del sol. Desde hace años uso la Nivea Q10 plus crema de día. Me encanta el olor, y me dura muchísimo porque es suficiente con poca cantidad. En verano tengo mis peleas con ella, porque con el calor no se absorbe del todo bien. Pero de momento me sigue conquistando y no ha llegado otra (y he probado decenas) que logre desplazarla. Por ahora ¡soy la vencedora en mi lucha contra las arrugas! Así es que no puedo desconfiar de ella. Por cierto, que cuando llego a este paso a veces ya es la hora de comer ¡la maternidad es lo que tiene!

trataiento facial de día Nivea

Dependiendo de lo muerta que me levante ¡o crema antiarrugas de día o Bb Cream!

5. La Bb Cream. Esto es un inventazo que ha llegado tardísimo a mi conocimiento pero desde que hizo acto de presencia en esta cara curvy ¡no volverá a desaparecer! Como curvy renegada del maquillaje pero adicta a las cremas, la ilusión de la Bb Cream ha marcado un antes y un después en mi vida. Si voy a salir a la calle y quiero disimular un poco la cara y el color de bicho muerto que se me queda durante el invierno ¡este potingue hace milagros! Mi Bb cream también es de Nivea (cualquiera diría que me han patrocinado el post) porque fue la primera, y de momento la única, que he probado. El color me sienta genial, aguanta sin hacer churretes en la cara y es muy baratita. Lo que no me gusta es que me mancha las manos, pero entiendo que al ser una crema con color, con cualquier otro producto de otra marca me pasaría exactamente lo mismo. Si un día uso la Bb Cream, no me pongo la antiarrugas de día, porque la primera ya me vale por las dos.

Nivea siempre ha sido una marca en la que he confiado, y todos estos productos suelen rondar los 10 euros de precio ¡e incluso mucho menos cuando hay ofertas! Porque una tiene fe en los milagros de la industria cosmética, pero el insecto palo (mi marido) no quiere realizar inversiones desproporcionadas y confía (demasiado) en que me dure la belleza natural eternamente. ¿Seguís también un ritual de tratamiento facial de día? ¿Qué marcas de cosmética para todos los bolsillos son vuestras favoritas? ¿Habéis probado algún tratamiento de lujo? ¿Desconfiáis de alguna marca o de toda la cosmética en general? Yo tengo muchas ganas de seguir experimentando en este terreno.

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

13 comentarios:

  1. Yo tengo este tema en los propósitos de curso nuevo. Entre la falta de tiempo y que tengo la cara hecha un cuadro por las hormonas, estoy pasota del todo.

  2. Hola!!!! Yo soy adicta al agua micelar desde que la descubrí, es el invento del siglo, y las bbcream también.
    La de Nivea no la he probado y eso que me encantaría, pero uso la de Garnier y estoy muy contenta, a mí me gusta maquillarme pero si no me apetece o tengo poco tiempo con echarme un poco de bbcream, matificar y un poco de máscara de pestañas ya soy otra,jajaja. Un besito.

    • Ya sé que tú también sientes devoción por los potingues. Pues mira, no me había, parado a pensarlo así, pero desde luego la BB Cream es una auténtica revolución que ahorra cantidad de tiempo, de productos extra y de dinero.

  3. Oye qué barbaridad de productos usas jaja! Ya te aclaras para qué dirve cada uno? Yo antes de tener al pitufo me cuidaba más, ahora creo que no me echo una crema desde antes del verano!
    Cuando salgo uso la BBCream de Garnier, la Nivea tengo pendiente probarla porque sólo leo opiniones positivas y está muy bien de precio.

    • ¡Y estos no son todos! Tengo muchos más. Pero hoy me han hecho un análisis de la piel y dice esa máquina que estoy estupenda, por lo que me están haciendo efecto de verdad. Venga, a ver si ahora que empieza el curso sacas unos minutitos para ti y tus cremas.

  4. Pues yo el contorno de ojos lo uso hace muchísimo pues mis ojeras no son normales. Ahora uso con un poco de color.
    El BBCream desde que lo descubrí casi no uso maquillaje, me pongo hidratante, la BBCream y luego un poco de polvos y ¡a la calle!. Nunca he probado la de Nivea, habrá que ver qué tal. Una cosa, aplicala como el maquillaje, con un pincel mofeta y ya no te mancharás y quedará más uniforme 😉

    • Lo del contorno lo tengo más abandonado, porque creo que no tengo capacidad crítica conmigo mismo en lo que a las ojeras se refiere. y la Bb Crema ¡lo mejor de lo mejor! Yo es que ni polvos ni nada. ¿Qué es un pincel mofeta? Oh, my God! ¡Si sabes tú más que yo!

      • Jajaja, eso me lo recomendó Star en Rojo, yo de experta poco… Son los pinceles que se usan para los maquillajes en crema. El mío es de Mercadona y verás que pone “mofeta”. No me preguntes por qué el nombre 😉

  5. Yo odio los potingues. Bueno, odiar es una palabra muy fuerte pero es que no tengo constancia ninguna. No me echo nada en la cara a menos que me de un ataque de picor brutal (que con el embarazo es cada vez más a menudo) y la verdad es que me limito a ser de las que se echan la crema y punto :$. Los pasos previos me los salto, jiji. Y tampoco tengo tan mal la piel, jiji.

    Un abrazo 🙂

    • ¡Ayyy! ¡Qué sacrilegio! Usar la crema sin preparar antes la piel. Es que así no se aprovechan al máximos las propiedades del producto. Pero vamos que no eres la primera perezosa que conozco en cuestión de cremas. Yo es que traigo el hábito desde pequeña y ya lo tengo tan interiorizado que no me resulta ni trabajoso.

  6. Pingback: Mi tratamiento facial de noche. ¡Qué relax!

  7. Pingback: Una curvy enamorada de Bella Aurora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.