Tallas grandes de Mulaya ¡baratísimas!

tallas grandes de mulaya

Estoy saltando en una pata de felicidad por el descubrimiento de los modelitos de tallas grandes de Mulaya que he hecho este fin de semana. Resulta que en el pueblo hace meses que abrieron una de estas tiendas, en un local súper estrecho y largo. Vamos, la fachada no tiene ni escaparate, porque con esa forma hay unos 2 metros para poder entrar por la puerta y poco más. Creo que lo pequeño del agujero de entrada me hizo presuponer que este cuerpo no iba a encontrar alojamiento propicio en esta tienda, y se me metió en la cabeza que sería una de tantas tiendas de tallas pequeñas que se abren y cierran constantemente por aquí. Desde la calle, podía ver poquísimas cosas, pero me encantaban los colores que se divisaban y los pocos modelos completos situados a la entrada del comercio. He estado pasando de largo una y otra vez durante meses: porque no confiaba en las tallas grandes de Mulaya, porque siempre voy de un lado a otro con los niños, porque me da reparo eso de entrar y que alguna dependienta sabelotodo me espete eso de que no tienen tallas para mí… Pero este sábado, no sé qué me hizo clic en el entendimiento que tras pasar delante de Zara y no atreverme a entrar, tras las poquísimas existencias de su talla XXL que había descubierto la semana anterior, me atreví a aventurarme en esas estrecheces de Mulaya con el niño en la sillita de paseo. Entre esquivar señoras, pedir paso 700 veces porque era imposible avanzar con la cantidad de gente que había y la pésima distribución de la tienda para mamás curvy, yo, que iba buscando un pijama, acabé con estos 2 vestidos en casa. Tanto ha sido el entusiasmo que hasta me he hecho fotos para demostrarlo. Malas, con la cámara frontal del móvil y la niña en los alrededores. Pero lo que cuenta ¡es la ilusión!

Vestidos de tallas grandes de Mulaya. La verdad es que el recorrido por la tienda fue rápido, muy accidentado y mi paso por los probadores muy fugaz porque ni cabía con el niño ni estaba tranquila para andar probándome cosas. Si hubiera sido en otra tienda de tallaje conocido, me habría cogido las prendas, me las habría llevado a casa y me las hubiera probado con tranquilidad. Pero tras ver aparecer las etiquetas con la XL ante mis ojos ¡quise traerme el local entero! No lo he hecho, porque este verano no necesito tantas cosas, estoy limitada con el asunto de los escotes de lactancia y no era cuestión de derrochar. Pero al igual que en muchos otros comercios nos quejamos de que la nueva colección lo acapara todo, mientras que las rebajas están marginadas en un rincón, en Mulaya todo eran ofertas, todo, todo y una minúscula muestra de la nueva colección a la entrada. No me planteé que su tallaje pudiera ser tan grande como para caber en tallas menores a la XL, así es que cogí 2 vestidos muy escotados a cada cual más largo. El primero que me topé fue este en color azul celeste degradado que se transforma en blanco a la altura del suelo. Y digo del suelo porque es tan largo que como vaya con mis sandalias planas lo arrastraré por todo el mundo. Había pensado en meterle un poco de los tirantes, pero entonces se me reduce el escote y se me queda el niño sin alimentar. Es de ese tejido suave y mega elástico de los vestidos playero, y me ha costado 6.68 euros. Aún no me creo que fuese tan extremadamente barato. ¡Con la cantidad de metros de tela que tiene! Fue el primero que cogí de las perchas y justo al lado me encontré el otro, también largo hasta los pies, con aberturas laterales y muy floreado, cosa que normalmente no me tienta. Pero me pareció tan veraniego, que pese a que el tejido es muy rígido, quise darle una oportunidad. Y efectivamente, la XL de las tallas grandes de Mulaya me cabe divinamente. Con este tengo un percance porque es súper escotado. En realidad, tiene un pequeño corchete a la altura del pecho para disimular el escote, pero a mí me estalla en cada movimiento, por lo que lo llevo siempre abierto sin más. Con la excusa de la lactancia voy a enseñar un montón de pechuga durante todo el verano.

tallas grandes de mulaya

Los colores y diseños de Mulaya. Me centro en mis dos adquisiciones porque son las que mejor conozco, pero en mi rápido reconocimiento de Mulaya (que ahora que sé que además tienen tienda on line y que la XL me ajusta, igual me paso al comercio por internet al que le tengo mucha afición) pude ver que los diseños de toda la tienda son muy modernos: siguen las tendencias de la temporada, con modas muy marcadas y generalmente no atemporales y con un colorido veraniego que me ha fascinado. Nada de colores negros y oscuros para las que somos plus size. En Mulaya todas las mujeres visten igual y con una frescura que me tiene enamorada. De verdad que me arrepiento muchísimo de no haberle dado una oportunidad con anterioridad. La calidad es la típica de ropa low cost, pero es que tengo comprobado que por más que me esfuerce a mí la ropa no se me rompe, y si estos vestidos que me han costado entre 6 y 10 euros me duran sólo este verano ¡me da igual completamente! Por ese precio, para el año que viene me vuelvo a hacer la curvy moderna low cost y renuevo el fondo de armario por completo. Aunque seguro que me van a durar más.

¿Habéis comprado alguna vez en Mulaya? ¿Qué marcas habéis descubierto en las rebajas de verano que antes no os sonaban de nada?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Un comentario:

  1. Has mejorado mucho las fotos, la verdad. Y esto lo dice una que hace fotos bastante reguleras jaja!
    Yo este verano sólo me he comprado dos modelitos, uno para una comida elegante a la que no podía ir con mis trapos habituales, y otro para la boda de mi hermano. Pero ambos me ha costado encontrarlos porque en todas las tiendas parece que a partir de la talla 40 no existes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.