Cortes de pelo favorecedores para una gorda

mamá curvy pelo

¡Ay! Hace unos días fui a la peluquería. Para el resto de mujeres puede que este no sea un episodio digno de remarcar, pero para mí es uno de los mayores logros de la humanidad. Nunca he pisado mucho los salones de belleza. Desde niña, he lucido una melena larga y natural, que mi madre retocaba cortándome las puntas abierta de vez en cuando y se acabó. Unas veces cortaba un centímetro y otras 3 o 4 dependiendo de lo que se hubieran estropeado entre un corte y el siguiente. Y así pasé mi infancia, adolescencia y primera juventud, sin …

¡Sigue leyendo!