Busco bañador de talla grande ¡y de madre!

bañador de talla grande para madres

Sí, no me digáis que una madre puede permitirse ponerse cualquier bañador de talla grande, o pequeña, o normal, dependiendo de lo que pese cada una, porque no es cierto. Aquí lo verdaderamente importante, más allá del curvy cuerpo que cada cual quiera lucir o tapar ¡es el hecho de ser madre! Porque atrás quedaron los días tranquilos de exponer tus carnes al sol, con tu pareo mono, tus cremas de última investigación y tu librito en plan bien, de muchacha cultural, que quiere tener un color de piel mono sin renunciar al conocimiento. Eso desaparece cuando eres madre. No …

¡Sigue leyendo!

Tus hijos no te ven gorda

tus hijos no te ven gorda

Vengo con los resultados de mi estudio sociológico de andar por casa, al más puro estilo de Mercedes Milá, para decir algo que quizás ya sabéis pero que yo he descubierto recientemente. Mi hija mayor, de 3 años y medio, anda en una fase de esas peligrosas, de sinceridad brutal y a veces cruel, en la que los niños no miden las consecuencias de sus palabras y lo sueltan todo a bocajarro, tal cual lo piensan. Así ha empezado a hacer distinciones acerca del tamaño de la gente, de su belleza, su corpulencia, y claro, los extremos como lo muy …

¡Sigue leyendo!

Soy gorda y me gustan hacer cosas de gorda

cosas de gorda hobbies aficiones

Hoy me he levantado con ganas de hacer repaso a los tópicos acerca de los hobbies de los gordos ,y me doy cuenta de que siendo una tontada enorme eso de que las curvy tenemos todas las mismas aficiones, hay cosas de goda que personalmente me gusta hacer. Vamos, con cosas de gorda me refiero a esas actividades sedentarias que la gente suele asociar a nuestro estilo de vida basándose exclusivamente en nuestro peso. Pero digo yo ¿a todos los delgados les gusta hacer las mismas cosas? ¿Son una masa informe de seres homogéneos que no se diferencian entre sí, …

¡Sigue leyendo!

¿La lactancia engorda? ¿O tengo ansiedad?

lactancia engorda por la ansiedad y el estrés

En un primer momento pensé ¿ansiedad yo? Vamos, hombre, si vivo en mi balsa de aceite, en mi pachorra natural, que a mí todo me entra por un oído, me sale por el otro, voy a lo mío y nada me perturba. Pero oye, es que ya es el segundo embarazo en el que estoy viviendo la misma situación en la que después de haber perdido peso durante la preñez (o haberlo mantenido, como me ha pasado esta vez) llega la hora de meterme de lleno con la teta y resulta que la lactancia engorda. Con la niña, estaba convencida …

¡Sigue leyendo!

El mejor sujetador de lactancia para una curvy

El mejor sujetador de lactancia para una curvy

No puedo decir que sea una experta para recomendar cuál es el mejor sujetador de lactancia para cada mujer, pero yo ya tengo las ideas muy claras respecto a los que me han funcionado en estos casi 3 años y medio que llevo dando el pecho de manera ininterrumpida a mis 2 criaturas. Como gorda entrada en carnes, ya os he contado que mis sujetadores normales siempre tiene que ser de buenas marcas, con una buena confección, y que no puedo recurrir a los de las cadenas de ropa normales, generalmente porque el tallaje no es de mi tamaño, pero …

¡Sigue leyendo!

El postparto de una gorda

postparto de una gorda

Oye ¡estoy feliz de que tantas de vosotras os hayáis sentido identificadas con mi relato de una gorda en el paritorio! Y por eso me he animado a contar también cómo ha sido lo que he vivido inmediatamente después, en el hospital y en los primeros días en casa, tanto en este segundo intento de maternidad, como en el primero hace 3 años. El postparto de una gorda también tiene su intríngulis y sus cosillas. Partamos del hecho de que yo me lo tomo todo a guasa, pero hay algunos puntos que son un verdadero trastorno para empezar a vivir …

¡Sigue leyendo!

Una gorda en el paritorio

gorda en el paritorio

¡Hola de nuevo! Ay, soy un poco desastre para esto de los cierres temporales del blog. Ya veis, podría haber vuelto la semana pasada, que hubiera sido en una fecha de lo más apropiado por el Día de la mujer, pero he ido acumulando inquietudes y retrasos hasta hoy. No pensé que tardaría tanto en retomar la escritura en este blog, porque cosas que contar las tengo de todo tipo, pero se me adelantó el parto mucho y mi nuevo bebé nació siendo prematuro a las 35 semanas. Si so interesa el tema de la maternidad con un prematuro tardío, …

¡Sigue leyendo!

¡Cerrado por maternidad!

cerrado por maternidad

¡Hola curvy familia! No quería desaparecer a lo loco, como en ese inesperado puente de diciembre que se me alargó tanto, así es que dejo este pequeño texto sólo para informaros de que ¡vuelvo a ser mamá! Ya no primeriza ¡pero casi! Al escribir esto, casi que me asaltan más dudas acerca de la bimaternidad que cuando me estrenaba en estas lides sin tener ningún bagaje previo. Este embarazo ha sido fácil de llevar, aunque no me ha dado la tremenda satisfacción de hacerme perder kilos a lo grande como el anterior. Algo he engordado, no gran cosa pero ya …

¡Sigue leyendo!

Cena de gala curvy, embarazada y low cost con Asos

El lunes mi otro blog me llevará a París. ¡Ay! La ilusión es infinita, por lo que ha supuesto la selección y porque me esperan 3 días de evento súper interesantes, de compartir experiencias y de vivir un viaje con un organización que a primera vista parece espectacular. Entre otras actividades que nos tienen preparadas, el primer día estaremos invitados a una cena de gala a bordo de un crucero por el río Sena. ¿Cómo se te queda el curvy cuerpo? Pues de entrada, completamente alterado por el glamour que me parece que desprende el acto, pero en cuanto se …

¡Sigue leyendo!

Una gorda en un asiento público ¡qué incómodo!

gorda en un asiento público

Estar gorda en un asiento público de tren, bus, o avión puede ser toda una aventura. Hace un par de semanas iba al aeropuerto en el tren de cercanías, cómodamente sentada en el primer vagón, tras la puerta del maquinista, cuando este detuvo el tren en medio de la vía, salió de su compartimento y dijo que no arrancaría hasta que algún miembro de la juventud allí presente cediera su asiento a un señor mayor, que viajaba del todo inestable y cogido a un cabecero. La verdad, me sentí mal por no haberme dado ni cuenta, pero cuando el hombre …

¡Sigue leyendo!