Un mes viviendo sin azúcar añadido (o casi)

un mes viviendo sin azúcar

Antes de terminar el mes de agosto tomamos la decisión en familia y ya hemos sobrepasado un mes viviendo sin azúcar añadido de forma habitual. Yo tenía claro que quería hacer el intento, por lo menos para mejorar mi alimentación sin recortes drásticos, sin dietas restrictivas y con el poco conocimiento que puedo tener para lograr no seguir aumentando de peso de una forma saludable. Tras la vista a mi médico de cabecera, que me ve sana y estupenda, y la lectura del libro de Julio Basulto Mamá come sano, le conté a este hombre que para nosotros el azúcar …

¡Sigue leyendo!

Bragas de talla grande y baratas. ¿Dónde buscar?

bragas de talla grande y baratas

¡Lo sé! El tema de las bragas se está convirtiendo en un tema recurrente. Que si la braga faja, que si el engaño de la publicidad de bragas… Pero oye ¡qué cómodo es llevar ropa interior! Y como por muy gordas que seamos, o que nos hayamos puesto desde que nuestras madres nos comenzaron a grabar a fuego en la conciencia aquello de “Haga lo que hagas, ponte bragas”, por mucho que nos haya engordado el culo ¡ya no podemos renunciar a ellas! Y sinceramente, encontrar bragas de talla grande y baratas no es tarea fácil. Os lo digo yo, …

¡Sigue leyendo!

Gorda sin problemas para quedarme embarazada

gorda sin problemas para quedarme embarazada

Antes de ser madre por primera vez, me preocupaban algunas cuestiones relativas al desafío de tener hijos, a los cambios en la vida diaria, e incluso a los kilos que ganaría, además de las inquietudes propias acerca de que todo salga bien, que el bebé esté sano, que el parto no duela tanto como todo el mundo me contaba y que la recuperación no fuera una tortura insoportable. Médicamente, el sobrepeso y la obesidad no ayudan en nada a la hora de querer tener hijos, y no seré yo quien venga a defender lo contrario a lo que dicen los …

¡Sigue leyendo!

Me han llamado vaca fea y delgada mentirosa ¡todo a la vez!

vaca fea y gorda

Hay que ver cómo son las redes sociales a veces. Creo que se están convirtiendo en el nuevo escenario del escarnio público, porque si antes alguien te gritaba alguna cosa soez por la calle, ahora te lanzan una crítica en tus perfiles oficiales y aquí paz y después gloria. Porque además, entre ambos tenemos la distancia, la pantalla del ordenador, el hecho de que probablemente nunca nos conoceremos y la valentía que da el anonimato y el no tener al oponente cara a cara. El insulto callejero siempre ha sido más valiente, esto es así. Porque si no, no me …

¡Sigue leyendo!

Tengo un curvy vestido largo ¡y no parezco una mesa camilla!

curvy vestido largo

¡Soy una curvy feliz! El domingo salí de compras por las tiendas del pueblo, con ese objetivo que me había marcado al inicio de este verano de comprar ropa escotada normal pero que me sirva para la lactancia. Con el insecto palo, los 2 niños, el segundo día de rebajas ¡a lo loco! Sólo aspiraba a comprar camisetas (sencilla que es una) de diario, o quizás alguna algo más aparente para no parecer que vengo de la playa cada día de este periodo. Pero el llanto del bebé, que se pasó el día reclamando ir en brazos y sin pegar …

¡Sigue leyendo!

App Mi no dieta ¿la sustituta de En tu línea?

mi no dieta

Sí, no hace falta que me lo digáis: salgo a app de plan de alimentación por mes y no acabo de amoldarme a ninguna. Hoy os cuento un poco lo que me ha parecido la app Mi no dieta, que por ahora es la que veo más similar a la desaparecida En tu línea. ¡Con lo feliz que yo era con aquella! La de buenos propósitos que me hice y la de metas que cumplí. Pero me quedé embarazada, dejé de seguir las pautas saludables y cuando quise volver a ella tras el parto ¡había desaparecido para siempre! He estado …

¡Sigue leyendo!

Busco bañador de talla grande ¡y de madre!

bañador de talla grande para madres

Sí, no me digáis que una madre puede permitirse ponerse cualquier bañador de talla grande, o pequeña, o normal, dependiendo de lo que pese cada una, porque no es cierto. Aquí lo verdaderamente importante, más allá del curvy cuerpo que cada cual quiera lucir o tapar ¡es el hecho de ser madre! Porque atrás quedaron los días tranquilos de exponer tus carnes al sol, con tu pareo mono, tus cremas de última investigación y tu librito en plan bien, de muchacha cultural, que quiere tener un color de piel mono sin renunciar al conocimiento. Eso desaparece cuando eres madre. No …

¡Sigue leyendo!

Tus hijos no te ven gorda

tus hijos no te ven gorda

Vengo con los resultados de mi estudio sociológico de andar por casa, al más puro estilo de Mercedes Milá, para decir algo que quizás ya sabéis pero que yo he descubierto recientemente. Mi hija mayor, de 3 años y medio, anda en una fase de esas peligrosas, de sinceridad brutal y a veces cruel, en la que los niños no miden las consecuencias de sus palabras y lo sueltan todo a bocajarro, tal cual lo piensan. Así ha empezado a hacer distinciones acerca del tamaño de la gente, de su belleza, su corpulencia, y claro, los extremos como lo muy …

¡Sigue leyendo!

Soy gorda y me gustan hacer cosas de gorda

cosas de gorda hobbies aficiones

Hoy me he levantado con ganas de hacer repaso a los tópicos acerca de los hobbies de los gordos ,y me doy cuenta de que siendo una tontada enorme eso de que las curvy tenemos todas las mismas aficiones, hay cosas de goda que personalmente me gusta hacer. Vamos, con cosas de gorda me refiero a esas actividades sedentarias que la gente suele asociar a nuestro estilo de vida basándose exclusivamente en nuestro peso. Pero digo yo ¿a todos los delgados les gusta hacer las mismas cosas? ¿Son una masa informe de seres homogéneos que no se diferencian entre sí, …

¡Sigue leyendo!

¿La lactancia engorda? ¿O tengo ansiedad?

lactancia engorda por la ansiedad y el estrés

En un primer momento pensé ¿ansiedad yo? Vamos, hombre, si vivo en mi balsa de aceite, en mi pachorra natural, que a mí todo me entra por un oído, me sale por el otro, voy a lo mío y nada me perturba. Pero oye, es que ya es el segundo embarazo en el que estoy viviendo la misma situación en la que después de haber perdido peso durante la preñez (o haberlo mantenido, como me ha pasado esta vez) llega la hora de meterme de lleno con la teta y resulta que la lactancia engorda. Con la niña, estaba convencida …

¡Sigue leyendo!