Acelerador del bronceado ¡sin tiempo que perder!

Hasta hace pocas semanas, no conocía la existencia de esta cosa llamada acelerador del bronceado. En mis años mozos, desde que nací hasta que acabé la universidad, yo lucía un moreno intenso, brillante y precioso, fruto de vivir en la Costa del Sol y de estar expuesta a diario, hasta en el día de navidad. Pero tras mi cambio de vida, la mudanza a Barcelona y posteriormente la maternidad, me he ido decolorando de mala manera. Cosa rara, porque aquí también hay Mediterráneo, pero no sé si es que los rayos inciden de otra forma o si es que a mí …

¡Sigue leyendo!