Sujetadores de lactancia de tallas grandes. Los bonitos ¿existen?

sujetadores de lactancia de tallas grandes

Ay, al final vuelvo a recaer un tema curvy relacionado con la maternidad pero es que estoy viendo que se me avecina un nuevo drama en el campo de los sujetadores de lactancia de tallas grandes. Sinceramente, durante mi primer embarazo, no me preocupaba este tema excesivamente. Pero después de casi 3 años con la teta al aire, creo que el asunto se ha empezado a adquirir otro grado de importancia. Lo principal es desde luego haber alimentado así a mi hija, y seguir manteniendo ese contacto con ella durante un tiempo indefinido, hasta que se canse. Sé que hay madres que usan sus sujetadores normales, pero la verdad, esto ni siquiera me lo planteé porque los estropearía con tanta subida y bajada a la fuerza y porque los inicios de mi lactancia no fueron nada fáciles, como para topar con más impedimentos por el camino. Así es que sin tener ni idea de que en el mundo de los sujetadores de lactancia de tallas grandes hay vida más allá de los colores blanco, negro y visón, sin salir de casa, sin pensar en tallas y sin quebrarme nada la cabeza, hice mis dos adquisiciones para el primer embarazo. Sinceramente, jamás pensé que la lactancia se prolongaría tanto en esta casa y que debería pasarme años con la misma ropa interior, completamente incómoda, que no me sujetaba nada, dada de sí de tanto uso y fea a más no poder. Os lo cuento todo a continuación, para que veáis por qué motivo me gustaría realizar una inversión en nuevos sujetadores de lactancia plus size de cara a la llegada de mi nuevo bebé.

sujetador lactancia talla grande kiabi

Kiabi. Los primeros que me compré, en blanco y negro, fueron dos sujetadores de lactancia de tallas grandes de Kiabi. Ahora no existe mi modelo, pero básicamente eran como este: sin aros, sin nada de relleno, súper baratos y en nada de uso el cerco interior que bordea el pecho cedió y no servía para nada. No sujetaba nada, me hacía un pecho horroroso, aplastado por unas zonas, me sobresalía parte de la teta por encima de la copa, los tirantes se dieron de sí enseguida y se me caían constantemente… En fin, muy baratos pero realmente nada duraderos. Tan mal me veía (y eso que estábamos en invierno, que entre jerséis y ropa gruesa tampoco es que anduviera yo luciendo la pechuga a cada instante), que finalmente opté por hacer una nueva compra. Y así llegaron a mi vidas los sujetadores plus size de Gemma.

Gemma. No guardo foto y no encuentro el modelo exacto en internet, pero digamos que a la ojo, era primo hermano del anterior. Diseño feo, con la única ventaja de que el tejido era grueso, casi como el de las fajas para comprimir, por lo que al menos sí sujetaba a conciencia, aunque con el tallaje tampoco acerté. Lo compré en una oferta en Privalia, el mismo modelo en color negro y en visón, por 15 euros cada uno. Precio low cost pero al menos tenía un sujetador de marca que me hizo el apaño durante muchísimo más tiempo que los de Kiabi. El tacto era poco agradable, tampoco tenía aros aunque sí un reborde preformado que lo simulaba, y de tanto uso acabó hasta con pelotillas por la zona de las axilas. ¡Así de glamourosa es la maternidad y la lactancia de una curvy!

sujetadores lactancia talla grande la corsetera

La corsetera. Mucho tiempo después de mi pésimas compras, descubrí que existía un mundo más colorido en el que había lugar para sujetadores de lactancia de tallas grandes bonitos ¡y hasta sexies! El problema es que incluso aunque estés dispuesta a pasar de las versiones low cost y a darte un gusto al cuerpo invirtiendo más en una prenda que te haga sentir cómoda y feliz mientras das el pecho, la cuestión de la talla no es tan simple y puedes tener dinero para gastar y ninguna opción para comprar. Así llegué hasta La corsetera y su departamento de tallas grandes, que en lactancia tienen copas y tallas gigantes en varios modelos. Como en casi todas partes, ganan las tallas pequeñas por goleada, pero no nos podemos quejar de algunos diseños de maternidad que imitan a los sujetadores de encaje, estampados con topos o florecitas, que tienen un relleno que los hace más confortables y que modelan mejor el pecho. Vamos, que por echar un ojo por si alguno nos convence no perdemos nada.

Sujetadores de lactancia de tallas grandes loolas up

Loolas Up. Aún más estampados los he encontrado en Loolas Up. Muchos de ellos con copas hasta la G y tallas hasta la 110. Ay, los tienen con lunares, algo acolchados que son mis preferidos pero también sin aros y sin relleno, para que tengáis donde elegir. Además, cada modelo suele haberlo en varios colores y estampados, por lo que las opciones se multiplican. Y es que me visualizo durante otros 3 años más de lactancia viviendo entre los colores de siempre, y con acabados tan pobretones, y me da un bajón hasta en la subida de la leche.

Sujetadores de lactancia de tallas grandes bonitos el corte inglés

El Corte Inglés. Ay, al final entre los sujetadores de lactancia de tallas grandes de El Corte Inglés también he encontrado alguna que otra opción digna y que se salga de lo común. Si no os fiáis de comprar on line, entiendo que podríais visitar alguna tienda y probaros in situ los modelos que más os gusten. La verdad es que comprar sujetadores por internet puede resultar arriesgado, aunque excepto por mis malas experiencias con los de lactancia, el resto de compras de lencería se me ha dado muy bien. En este centro comercial, tienen bastante variedad de modelos, si bien suelen ceñirse a los colores tradicionales (blanco, negro y visón) y arriesgan menos con el surtido de estampados. Aún así, podréis comprobar que hay más opciones de tejidos y acabados que los básicos que siempre hemos tenido en mente.

En definitiva, que lo de querer remodelar mis sujetadores de lactancia de tallas grandes es un antojo personal. Desde luego, no va a venir nadie de fuera a juzgar si el mío tiene estampado de leopardo o es liso y blanco nuclear, pero creo que me voy a sentir más animada con colores y tejidos alegres para encarar la nueva maternidad. ¿Cómo fueron vuestros sujetadores de lactancia? ¿Chapados a la antigua o muy transgresores?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

9 comentarios:

  1. Yo en el primer embarazo use unos de Selene, muy económicos (16€ me salieron!)… Pero muy feos y si tienes pecho, como es mi caso y necesitas una buena copa, pues no van muy bien. En mi caso en los embarazos y lactancia paso de una talla normal de 95B a una 105C! O tengo algún sujetador copa D! Mi cajón de los sujetadores tiene muchas tallas! De no creer! Pero en el primer embarazo y post embarazo no invertí en esto, y cuando me volví a quedar embarazada decidí cambiar… Durante el embarazo use sujetadores de la marca Anita, me compre dos, muy buenos a la par que muy caros. Pero con tirantes gruesos para sostener. Si tengo que correr detrás de un niños los tirantes finos y sexis de nada me sirven, me destruyen la espalda! Así que encantada con ellos! Cuando llegó el momento de la lactancia, el primer mes me espere a que se me regula la situación un poco y cogi mis sujetadores Selene otra vez y los use… Parecía que tenía 4 tetas en vez de dos, pero buen… Servían mientras tanto. Y cuando me dispuse a ir por mis sujetadores de lactancia la marca que quería en la tienda física me tardaban mucho y me recomendaron los Bravado, y así que caí con ellos, también sujetadores de 50€.. Y me compre 2… Uno en blanco y otro en negro. No son lo más sexy, pero no están mal,… Se pueden pasar a uso normal con unas piezas que trae extra y además te trae la pieza esa para agrandarlo… Porque en mi caso la copa me iba bien, pero me quedaba justo de la espalda cuando me lo compre así que con el “agrandador” (??) iba perfecto y ahora con unos kilos menos pues se lo he quitado.
    En internet he visto mucho! Pero personalmente para mí lo mejor fue ir y probármelos.
    Así que yo los recomiendo! Y también creo que el dinero gastado (más de 200€) en sujetadores merece la pena si tienes un pecho grande!
    Muy buena entrada!!!!

    • Eso es lo que me pasa a mí, que cuando me suelen recomendar sujetadores bonitos y modernos de cadenas de tiendas ya sé que no me van a servir. Ni me sirven en mi estado normal y menos aún en el embarazo, pese a que no me aumenta el pecho prácticamente nada. La 105 C es mi talla normal y ahí me quedo menos mal! Porque si no aun tendría menos opciones para comprar y lo de bonitos o feos pasaría a un plano marginal frente a la preocupación de no tener donde meter las tetas sin que fuesen alforjas de caballo. Los de Anita son de los más monos que he visto, pero me entra la duda por el tema del tallaje al comprar on line. Bravado tampoco la conocía. A ver si un día me escapo a alguna tienda de lencería o me animo a hacer un pedido on line, porque aún tengo mucho tiempo para averiguar tallas, equivocarme y hacer devoluciones si fuese necesario.

  2. Hola Mama Curvy! Realmente has hecho un estudio exhaustivo del tema sujetadores de lactancia en tallas grandes. Ya sabes que te asesoraremos encantadas si lo necesitas. Sólo una puntualización: Nuestras tallas son europeas, por lo que la 110 corresponde a una 125 española y hasta la copa J; en definitiva, por grande no hay problema. Felicidades por tu post y muchas gracias por recomendarnos! Un abrazo

    Llum

    • ¡Hala una 125! Eso pondrá como loca a más de una. Esto de las tallas en un lío de cuidado, porque la variación entre marcas, e incluso dentro de una misma marca al pasar de un modelo a otro, evita que acertemos a la primera. Me ha gustado mucho el surtido que he visto en vuestra tienda. ¡A ver si me animo a comprar!

  3. Marisa Sepulveda

    Sujetadores de lactancia… Ufff, fueron mi peor pesadilla los tres primeros meses de lactancia hasta que encontre unos que me servian. Antes de dar a luz me compre unos de H&M que use desde los 6 meses de embarazo hasta dar a luz pero luego me aumento tanto el pecho que ya no me servian. Estuve usando sujetadores deportivos que con una 115D la verdad es que sujetar, sujetan poco hasta que un dia desesperada fui a mirar a M&S que es algo asi como El Corte Ingles en Irlanda. Tuve la suerte de encontrar tallaje aunque solo los habia en blanco o en negro y eran de los mas simples, muy caros pero al menos una de las mejores inversiones que hice, al menos en comodidad. Ahora con el segundo embarazo veremos a ver porque todavia llevo de los normales, los de H&M esta vez no me valen y los de M&S todavia me estan un poco grandes, esperare a ver lo que me crece el pecho y luego vere. La verdad es que yo los sujetadores es algo que solo compro en persona, teniendo tanto pecho para mi es arriesgado acertar con la compra online. La lastima es que por el tema del pasaporte del nuevo bebe no puedo viajar a España hasta pasados varios meses desde el nacimiento sino estaria encantada de probar algunas de las marcas que mencionas.

    • ¿Son aún más caros que en España? ¡Qué ruina! A mí es que me hace gracia cuando la gente, con toda la buena intención del mundo, me dice que en tal y cual tienda internacional y súper conocida tienen modelos de lactancia grandes y rebonitos. Nunca, jamás, he conseguido comprar un sujetador que me sentase bien, me sujetase, fuera cómodo y de buena calidad si no ha sido de marcas de corsetería reconocidas y a un precio nada económico. Una pena, porque esto me obliga a pensar muy bien qué color y modelo elijo y a tener que cuidarlos como un tesoro, sacrificando la variedad en mi surtido. Sin embargo, de estas marcas que conozco, no me da tiempo la compra on line cuando veo buenas ofertas, ya que suelo acertar con la talla a la primera, y si no ¡siempre estoy a tiempo de cambiar!

      • No es nada difícil acertar con la talla y la copa online. Todo se basa en tomarse bien las medidas y en pedir asesoramiento si es necesario. Lo que si es más complicado es encontrar un buen asesoramiento en las tiendas online de corsetería y ahí está el problema. Como corseteras, conocemos los modelos y estamos muy acostumbradas a captar la idea de cada mujer cuando nos cuenta lo que busca.
        En ecommerce, suele pasar que las personas que atienden al teléfono no tienen conocimientos técnicos de corsetería sinó un conocimiento del producto.
        En LoolasUp esto no ocurre porque la persona que atiende consultas siempre es corsetera (brafitter profesional)

  4. Hola chicas, yo tengo una 110F eso lo se ahora, en mi primer embarazo estuve muy incómoda y gran culpa fue del sujetador que no era capaz de encontrar una talla que me quedará bien, cuando di a luz la cosa no mejoró. Ahora llevo tiempo comprando mis sujetadores online sabiendo tu talla es más fácil :), los suelo comprar en Pattybra que es una tienda especializada en tallas grandes con modelos adecuados a mi edad y no los de la abuela, ahora para mi segundo embarazo ya les tengo echado el ojo a algunos modelos muy chulos.

    • Gracias María por tu comentario, en PattyBra sólo queremos hacer un poco más fácil vuestra maternidad. Estamos a vuestra disposición para cualquier duda que os pueda surgir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.