Curvy y depilada con Braun Silk Èpil 5

braun silk èpil 5

No soy una moderna para absolutamente nada y creo que no he tenido nunca la última tecnología de ningún invento. Así es que después de llevar 20 años exactamente con mi Braun Silk Èpil original, la primera que apareció en España, que no tenía ni número, sólo nombre, mientras que ahora van ya por la versión 9 o yo no se cuál, me he decidido a hacer el cambio y modernizar mi maquinita. En estos 20 años mi Silk Èpil ha vivido rachas de trabajo intensivo y otras de abandono completo. Otro día os hablaré más a fondo de mis métodos de depilación preferidos y low cost, pero cuando apareció en el mercado la maquinilla Venus de Gillette, con resultados tan suaves aunque tan poco duraderos, la Silk Èpil quedó relegada. Sin embargo, desde que soy madre dispongo cada vez de menos tiempo para los asuntos personales y necesito no tener que estar pensando en la pelambrera de las piernas cada 3 días. Así es como mirando y remirando mi Silk Èpil original, que todavía funciona aunque haga el ruido de un tractor y tenga un diseño de unas cuantas pinzas sueltas que necesitan un millón de pasadas para arrancar algunos pelos, decidí hacer una nueva inversión y comprarme una nueva depiladora. No quería el último grito, ni la más cara, ni la que más complementos incluyera. Así es que opté por el modelo Silk Èpil 5, del que existen varios packs dependiendo de los accesorios que incorpore, y como en las tiendas del pueblo era más cara, la acabé por comprar en Amazon. Tenía buenas críticas, un precio razonable (58 euros, que es lo que inviertes en 3 veces de depilación en un centro de estética y esta aspiro a que me dure otros 20 años…) y era blanca y rosa y monísima. Hace más o menos mes y medio que la compré y esta es mi experiencia con ella.

Súper sencilla de utilizar. Cuenta con 2 velocidades, una más lenta y otra más rápida y posición de apagado. Funciona exclusivamente conectada a la corriente eléctrica, aunque hay otros modelos inalámbricos para ser usados en la ducha. Esta se puede mojar completamente para limpiar los cabezales a conciencia, que se desencajan muy bien y se limpian estupendamente, sin recovecos que acumulen suciedad. También incorpora una luz potente, a modo de linterna, no para depilarse en la oscuridad, sino para iluminar mejor la zona por la que vamos a pasar la Silk Épil, a fin de no dejarnos ni un pelito olvidado. Más o menos dedico unos 10 minutos a cada pierna, de la rodilla al tobillo, porque más arriba…

Duele. Mucha gente dice que la gran ventaja de estas depiladoras eléctricas modernas, respecto a mi antigüedad de hace 20 años, es que las nuevas son prácticamente indoloras… ¡Pues no sé para quién! Es cierto que cuanto más la usas menos te duele. El vello parece que nace más fino, y además no crece todo al mismo tiempo, de forma que si repasas los resultados cada 2 o 3 semanas, no tendrás toda la pelambrera completa, sino sólo unos cuantos pelos sueltos. De ahí que la sensación de dolor sea mucho menor, pero sólo porque hay menos pelos que arrancar. Sinceramente, yo soy incapaz de soportarla de la rodilla hacia la ingle. Por suerte, el crecimiento de mis pelos es tan desigual que en el muslo nace mucho más suave, menos abundante y más lentamente que en el resto de la pierna, por lo que ahí sigo con la Venus de Gillettet, tan indolora ella.

Accesorios. Sólo quería la Silk Èpil pelada y mondada, sin más florituras y al precio más bajo posible. Además de la bolsita para guardarla y un cepillo que ayuda a limpiar los pelos que quedan entre las pinzas, el modelo más sencillo que encontré es este, con un guante de gel frío, que conviene utilizar para relajar la piel antes de la depilación y que sea más indolora, pero que yo no he probado por falta de tiempo ¡y de sitio en el congelador! Cuando por fin encuentro un hueco para depilarme no he recordado meter el guante en la nevera, así es que no sé si será efectivo o no. Lo que sí me tiene entusiasmada es el cepillo exfoliante facial. Pensé que sería una tontería de cacharro y que no le daría ningún uso ¡pero me encanta! Tiene unas cerdas muy suaves y si le pones tu gel exfoliante habitual encima antes de usarlo en la ducha, el masaje que recibes es genial y la exfoliación una maravilla. Lo uso sólo un día a la semana, y no sé cada cuánto tiempo tendré que renovar el cabezal, pero por ahora me tiene enamorada. Funciona con pilas y se puede sumergir en agua sin problemas.

Resumiendo, me gusta este nuevo modelo de Silk Èpil 5 aunque duela y aunque a mí esos resultados perfectos no me duren 4 semanas ni por casualidad. Pero el precio es muy competitivo, arranca hasta el vello más ridículamente corto y no abulta nada, ni pesa, por si la queremos llevar de vacaciones con nosotras. ¿Qué me decís chicas curvy? ¿Qué método de depilación es vuestro preferido? ¿Conocéis otras depiladoras eléctricas que os hayan dado buen resultado?

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

2 comentarios:

  1. Yo tengo la 7 y estoy encantada! En las piernas una pasada cada mes/mes y medio y perfecto! Y eso que soy un oso!!! En verano en las axilas una pasada a comienzo del verano y luego un repaso y muy bien! Seguro si fuera más constante en las axilas sería mucho más rápido y fácil, pero suelo relegarlo bastante y termino tirando de cuchilla. Y la línea de bikini, pues igual que la axila… En mis veranos sin hijo con tiempo pues perfecto estaba! Y lo mantenía todo el año con una vez al mes/mes y medio! Pero ahora se me hace imposible tirarme dos horas al mes seguidas arreglando mi cuerpo! Así que me hago las piernas porque es lo más rápido! Pero encantada estoy! Y si duele! Pero ya veras que poco a poco si eres constante crecerá más débil y dolerá menos. Yo en las piernas ni la siento! Y te juro que era un oso! De verdad! Me he pensado hacer la depilación definitiva, pero no termino de encontrar un sitio que me cierre… Así que mientras tanto encantada con mi braun! Antes usaba de otra marca pero solo para las piernas, esta es la razón por la que tengo el pelo mucho más débil!

    • Yo no consigo aguantar tanto tiempo porque cada pelo me crece a un ritmo distinto. ¡Mes y medio es genial! Creo que puedes tener razón en lo de que cuanto más se usa más suave crece el pelo, pero aún no he podido comprobarlo en mis carnes. Antes de tener este modelo, alternaba la depilación con Silk èpil y la cuchilla, por lo que lo que una reblandecía la otra lo endurecía y al final siempre me dolía más o menos lo mismo. Este verano voy a tratar de ser siempre constante con la depiladora eléctrica, y a ver si con repasos menos frecuentes el resto del año consigo apaciguar los tirones, porque de momento ¡me duele! ¡Y bastante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.