Set de manos Satin Hands de Mary Kay ¡curvy con piel de seda!

set manos satin hands de mary kay

Ay, la maternidad me deja sin tiempo para nada ¡menos para mis potingues! Oye, se me puede pasar hasta la hora de comer y luego darme esos atracones de chocolate demoníacos que me hacen coger kilos demás mientras yo acuso a la lactancia del exceso de peso. Pero mis cremitas ¡son sagradas! Igual no tengo el orden de prioridades claro en lo que respecta a mi persona, pero por si no fuera suficiente con todos los tratamientos faciales y corporales que uso ¡ahora me he hecho adicta al set de manos Satin Hands de Mary Kay Té Blanco & Cítricos! Ole yo. Si hubiera podido probarlo en pleno invierno, cuando la sequedad en las manos era aún mayor, seguro que los efectos hubieran sido más espectaculares. Pero incluso siendo primavera, y con la piel tan agradecida que yo tengo, desde el primer uso he notado mejoría. Os cuento lo que me ha parecido cada uno de estos 3 productos, por si os puede servir de ayuda a la hora de iniciar vuestro propio tratamiento de manos. Os digo ya que de lo bien que me ha funcionado ¡he empezado a desear que existiese uno igual pero para pies! Porque en nada me veo sacando los talones al aire con las sandalias y esa zona la tengo infinitamente menos vistosa que las manos.

satin hands de mary kay

Tratamiento Suavizante de Manos Satin Hands. Fue el primer producto que utilicé sin leer las instrucciones de uso del set de manos Satin Hands de Mary Kay Té Blanco & Cítricos. Y me pareció tan hidratante que pensé que había empezado el tratamiento por el final, por lo que esa noche ya no utilicé el resto de productos. Es una crema curiosa, porque necesitas muy poca cantidad, del tamaño de un guisante, para abarcar ambas manos. Al principio, te parecerá que es muy espesa, que no se extiende fácilmente y que necesitas una dosis mayor. Pero tú frota a conciencia por toda la mano, entre los dedos, el dorso, la palma y everywhere, y verás cómo se va fundiendo y con poquísima crema lo abarcas todo y se te queda la piel de un suave de impresión. Vamos, tanto me impresionó esa primera vez que me estanqué en este paso. El olor no me resulta particularmente agradable (me da la sensación de que huela como a pepino, y yo no soy muy de verduras), pero ahora que sé que este es sólo el primer paso del tratamiento no me molesta. Después de aplicar este tratamiento suavizante, espero unos minutos (muchos normalmente, porque me pongo a costar niños, recoger el salón y demás quehaceres y cuando me doy cuenta la crema ya ha penetrado casi por completo) y después ¡hay que pasar a la siguiente etapa!

Exfoliante de Manos de Karité Satin Hands. Es un exfoliante muy suave, con pequeños gránulos que puede usarse a diario sin ningún tipo de miedo a morir desollada. El olor es genial, la textura muy ligera y mientras lo vas aplicando por las manos, con tanto refrote acaba por absorberse completamente y desaparece. Sabes que el gel sigue ahí porque tienes una leve sensación pringosa en la piel, así es que lo aclaras con agua y ¡oh, milagro! Si con el primer paso del set de manos Satin Hands de Mary Kay Té Blanco & Cítricos ya creíste que estaba todo hecho, tras la exfoliación quedarás aún más contenta con los resultados. Y desde el primer uso. Es una cosa impresionante.

Crema de Manos de Karité Satin Hands. El aroma es de 10, si bien los resultados no me han impresionado tanto como los de los anteriores productos. Y no creo que sea culpa de la crema de manos, sino de que los anteriores pasos del tratamiento ya me las han dejado tan suaves que no puedo aspirar a un nivel de sedosidad mayor. Lo que sí he notado es que desde que uso esta crema de Mary Kay, las manos se me irritan menos. La aplicación es fácil y un gustazo. Muy suave, no es pringosa ¡todo ventajas!

Los resultados los noté desde la primera aplicación ¡pero no son eternos! Si un día me salto mi sesión de cuidado de manos, me vuelve la sequedad poco a poco, pero si la hago a conciencia cada noche, sí que se mantiene la hidratación perfectamente de un día para otro. El set de manos Satin Hands de Mary Kay Té Blanco & Cítricos tiene un precio de 50 euros para los 3 productos. No es que sea del todo low cost, pero con los resultados tan buenos que me ha dado, no me dolería volver a invertir en ellos.

desmaquillador mary kay

Además, he probado un lápiz de labios gel semi-mate y semipermanente, un invento que no conocía hasta ahora, que pinta divinamente y aguanta mucho trote sin dejarte el morro acartonado como suelen hacer los labiales permanentes del todo. El color es una mijita festivo para mí, que soy de gloss casi imperceptible, pero oye, un toque original de vez en cuando no viene mal, y salgo a la calle de un festivo… Y también un desmaquillador de ojos líquido de Mary Kay, pero como yo soy muy de cremas pero poco de chapa y pintura, sólo lo he utilizado puntualmente para eliminar los restos de la BB Cream y el lápiz de ojos y oye ¡es lo más de lo bien que funciona! No hay que ponerse a frotar como si no hubiera un mañana porque de una pasada arrasa con todo. Eso sí, ya veis que mi maquillaje tampoco es que sea muy difícil de hacer desaparecer.

En definitiva, este ha sido mi primer curvy acercamiento a los productos de Mary Kay y estoy súper contenta con lo que me he encontrado. Igual un día de estos me armo de valor, reúno a un grupo de interesadas y me lanzo a buscar a una de sus consultoras para que nos enseñen más cosas de pinturitas y cremas. Pues a esto dedico mis minutitos libres de cada noche antes de acostarme. ¿Conocéis los tratamientos de belleza de Mary Kay? ¿Cuál es vuestro favorito?




Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.