Rebajas de invierno on line en La Redoute

rebajas de invierno la redoute

Descubrí La Redoute poco antes de mi cumpleaños y desde entonces no hay compra que necesite en la que no pase por su web. Pero encima he tenido la suerte de compartir uno de mis outfit en Instagram y ganar 100 euros para compritas. ¡Todo felicidad y buena suerte! No sabéis lo que pueden cundir 100 euros en La Redoute, en época de rebajas con descuentos de hasta el 70%. Y si no, echad un vistazo a mis compras de rebajas de invierno on line y veréis que me me he traído a casa un cargamento de cositas útiles de todo tipo. Porque cuando recibí el premio no tenía muy claro lo que necesitaba y en qué gastarlo, pero en 10 minutos dando vueltecitas por esos pasillos virtuales repletos de modelitos y estilismos de todo tipo, no fue difícil llenar la cesta y sentarme a esperar unos días a que todo desembarcara en casa. ¡Más cómodo imposible! Y esta vez sí ¡he acertado con todas las tallas a la primera! Ole y ole, que ya le estoy cogiendo el tranquillo a esto del tallaje virtual.

leggings efecto piel la redoute

Lo primero que debo dejar claro es que en 2016 he decidido volverme una moderna. Empecé cambiando mi abriguito clásico por mi biker y ahora me he lanzado al ruedo de cabeza con estos leggings que simulan ser de piel, pero que no lo son. Dice el insecto palo que sí, que estoy muy moderna y con pinta de muy entendida en nuevas tendencias cuando me los pongo con mis botines negros y diferentes prendas molonas en la parte superior. Pero que si en un descuido me lanzo con ellos a la calle en zapatillas y con una sudadera de chándal, voy a parecer una choni poligonera del montón. No sufráis, que eso no va a pasar. Me ha encantado el descubrimiento porque el brillo los hace parecer más arreglados que los leggings normales con la ventaja de que son igual de cómodos y flexibles que estos pantalones de toda la vida. Para ir mona y poder trajinar arriba y abajo con la niña sin estrechuras son de lo mejor que me he topado.

falda de tubo la redoute

Después di un bandazo de vuelta a lo clásico, porque me he dado cuenta bastante tarde (soy una lumbrera, lo sé) de que con la lactancia estoy muy limitada en el tema de los vestidos, porque si no tienen un escote generoso no hay nada que hacer para poder lucirlos. Sin embargo ¿para qué están las faldas? Parezco tonta pero no he sido nunca de usar esta prenda, así es que he elegido este modelo de falda tubo negra muy decente de la Redoute. Oye ¡lo que estiliza! Que parezco una muchacha curvy, seria y profesional. No sé para qué me va a servir esta apariencia, pero nunca está de más saber que si necesito parecer una mujer responsable tengo una falda en el armario con la que lo voy a conseguir.

blazer negro la redoute

Y a conjunto con la falda, y para otros pantalones de vestir, tejanos y demás prendas combinables, me he traído a casa otra chaqueta americana negra. Ya tenía una, pero este tejido es más atemporal mientras que el otro da la sensación de ser más de invierno, así es que ya tengo las necesidades de todas las estaciones del año cubiertas. Me cuesta verme con un blazer negro, porque lo mío son los colores alegres, pero soy consciente de que es un básico sin el que no podía vivir. Así es que aquí lo tengo para cualquier emergencia.

blusa blanca la redoute

Siguiendo mi propósito de dejar un poco de lado los tops y camisetas, he coleccionado otra blusa más. De color blanco para parecer una oficinista cuando me la ponga con la falda de tubo y la americana. Es sencilla y no abriga nada de nada, pero al menos tiene una gracia en la zona del cuello, donde está rematada con una franja transparente que luce mucho. ¿Quién puede existir sin una blusa blanca en su armario? Pues yo misma hasta hace un par de semanas. ¿Que luego no tenía nunca nada que ponerme ni cositas que pudiera decir que me combinaran con todo? Es verdad, pero vamos, que se puede sobrevivir y seguir adelante.

combinación reductora la redoute

Y para acabar la compra en La Redoute ¡a cuidar de mis interiores! Estaba encantada con una braga faja en forma de pantalón de cintura alta y me he animado a comprar esta combinación remodeladora. ¡comodísima! Puesta queda más mona que el pantalón, aprieta sin molestar y da uniformidad a todo el curvy cuerpo, desde debajo del pecho hasta debajo de las caderas. Además, necesitaba este color natural, porque la otra es de color negro y hay vestidos con los que no la puedo lucir.

Ahora tengo que hacerme más fotitos con mis nuevas compras para ver si gano más premios de La Redoute. A lo tonto, a lo tonto, me voy a lanzar al estrellato a mis años y como modelo plus size.

Mamá curvy

Siempre he sido una chica de talla grande pero la maternidad me hizo ser consciente de que ahora sí que no hay vuelta atrás. Por eso creo que la felicidad no se mide en kilos de peso, sino en curvas sinuosas. Si piensas que ser madre y sentirte mujer no son rasgos definitorios incompatibles ¡este es tu lugar!

6 comentarios:

  1. Uy te has pasado al lado oscuro de las prendas elegantes jaja! A mi me cuesta mucho salir de los vaqueros y las camisetas, pero a nuestra edad es bueno que tengamos prendas monas para cuando hace falta. Ahora a ver si vas poniendo fotos de estas prendas en IG, pero contigo dentro! 😉

    • ¡Jajaja! Es que me parece buena idea tener algo en la recámara, para esas veces (pocas) en las que puedo salir vestida sin tener que ir con un escote de madre y la niña pegada a la teta. Lo mío también son los vaqueros ¡tengo de todos los colores! Pro me he lanzado a abrir el horizonte en mi armario, y a ver si finalmente me pongo todo esto, no vaya a ser que al final se me quede sin usar. Para ir al parque ya te digo yo que no me va a valer casi nada.

  2. Madre mía, menuda compra buena que te has hecho!! Sueño con el día en el que vuelva a usar mis blusas, zapatos, blazer y demás prendas más arregladitas que los vaqueros y camisetas y sudaderas…
    Mi marido se ríe porque los fines de semana paso de chandals y me arreglo un poco más y a la enana igual ????

    • Yo es que he ido en vaqueros a os sitios más dispares, y sin preocuparme por si iba poco arreglada, pero reconozco que algo de ropa de otro estilo y otro tejido nunca viene mal. Además, todo esto parece bastante punible y atemporal por eso espero que me dure mucho tiempo ¡porque he comprado muchas cosas!

  3. Si que son elegantes, si… Yo sigo fiel al chandal, el vaquero y la sudadera/chaqueta amplia/poncho. Estoy de contenta yo este año con eso de que se hayan llevado los ponchos…

    Un abrazo 🙂

    • ¡Jajaja! Es que aunque yo soy muy anti ponchos (aunque ahora me estoy replanteando mi postura radical) para el embarazo es todo un acierto. A ver cuándo encuentro oportunidad para estrenar todo esto más de vestir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.